Mundo

ONU: Marruecos debe liberar inmediatamente a Yahya Mohamed Elhafed Iaazza

La familia del defensor de los derechos humanos saharaui Yahya Mohamed Elhafed Iaazza, recluido desde hace 14 años en una prisión marroquí, exige su inmediata libertad después de que el Grupo de Trabajo de la ONU sobre la Detención Arbitraria concluyera que fue detenido y juzgado por Marruecos por su activismo, obligado a confesar bajo tortura y privado del derecho a un abogado defensor.

En una mordaz reprimenda a las prácticas de derechos humanos de Marruecos, el Grupo de Trabajo de la ONU sobre la Detención Arbitraria (GTDA) ha instado a las autoridades marroquíes a liberar inmediatamente a Yahya Mohamed Elhafed Iaazza, el preso político más antiguo del Sáhara Occidental, tras constatar que había sido objeto de un ataque únicamente por su identidad saharaui y sus actividades políticas y de derechos humanos, y que nunca debería haber sido detenido, juzgado ni encarcelado. La decisión se inscribe en una larga cadena de decisiones emitidas por el Grupo de Trabajo de la ONU, que documentan el uso sistemático de la detención arbitraria y las penas de prisión de larga duración utilizadas para silenciar a los defensores de los derechos humanos saharauis.

Las 307 organizaciones miembros del Grupo de Apoyo de Ginebra para la Protección y Promoción de los Derechos Humanos en el Sáhara Occidental se unen al llamamiento para la liberación inmediata de Elhafed Iaazza y de todos los demás defensores de los derechos humanos saharauis encarcelados.

Los miembros del Grupo de Apoyo de Ginebra acogen con satisfacción la decisión del GTAD y piden a todos los Estados que garanticen su aplicación efectiva por parte del Reino de Marruecos. También hacen un llamamiento a la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, para que revele públicamente las sistemáticas y graves violaciones del derecho internacional humanitario y de los derechos humanos documentadas por su oficina y para que garantice una pronta visita a la región y a todos los defensores de los derechos humanos saharauis encarcelados.

En su dictamen, el Grupo de Trabajo de la ONU concluye que Elhafed Iaaza, de 55 años y padre de tres hijos, fue detenido arbitrariamente en 2008 en la ciudad marroquí de Tan Tan por su origen saharaui y por ser un influyente activista saharaui con un rol prominente en el movimiento por la independencia del Sahara Occidental.

Advertisement

En el momento de su arresto, Elhafed Iaaza era presidente de la rama de Tan Tan de CODESA, una organización saharaui de derechos humanos, en la que defendía a las víctimas saharauis de la tortura y a los presos políticos. Elhafed Iaaza fue acusado de organizar una protesta el 27 de febrero de 2008 que provocó la muerte de un agente de policía marroquí y a la que nunca asistió: el Grupo de Trabajo de la ONU no ha encontrado motivos para esta acusación. Citando numerosas irregularidades en el juicio de Elhafed Iaazza, en 2009 Amnistía Internacional pidió su liberación[1].

 

La familia de Elhafed Iaaza, preocupada porque el tiempo se le acaba debido a su mala salud y a las condiciones inhumanas a las que se ha enfrentado en las cárceles marroquíes, acogió con satisfacción el dictamen del GTAD. “Exigimos que el Reino de Marruecos haga lo que la ONU ha instado y libere inmediatamente a mi padre, cuya salud se ha deteriorado gravemente debido a las lamentables condiciones de su detención, a los malos tratos que sufre a manos de sus carceleros y a su falta de acceso a la atención y a la medicación”, ha declarado su hija Fatou Elhafed Iaazza, que ha trabajado incansablemente para conseguir justicia para su padre desde que se lo llevaron cuando ella tenía sólo diez años. “Mi padre nunca debería haber pisado la cárcel. Debe estar en casa con su familia”.

Además de concluir que Elhafed Iaazza fue perseguido políticamente, el GTAD enumeró múltiples violaciones de derechos humanos cometidas por las autoridades marroquíes contra él. Fue detenido sin orden judicial, se le negó un abogado defensor y el derecho a defenderse y se le obligó a firmar una confesión bajo tortura que posteriormente se utilizó como prueba en su contra en el juicio, por lo que también se le negó el debido proceso. Concluyendo que el tribunal marroquí que juzgó a Elhafed Iaaza carecía de independencia, el Grupo de Trabajo de la ONU ha remitido el caso al Relator Especial de la ONU para la Independencia de Jueces y Abogados.

“La cuestión está clara: ¿por qué Marruecos mantiene en prisión a un hombre inocente?”, dijo el jurista Tone Soerfonn Moe, representante internacional de Elhafed Iaaza en Oslo. “Llevamos años haciéndonos esta pregunta, desde que Yahya Mohamed fue detenido, y ahora, el Grupo de Trabajo de la ONU ha sumado su voz. Yahya Mohamed fue discriminado racialmente y encarcelado injustamente por su identidad como saharaui, sus actividades en pro de los derechos humanos y su incansable defensa del derecho de su pueblo a un referéndum de autodeterminación, que el Consejo de Seguridad de la ONU prometió en 1991. Este sigue siendo el único motivo de su encarcelamiento y debe ser liberado inmediatamente”.

Advertisement

Elhafed Iaazza es conocido como el “padre” de los presos políticos saharauis, muchos de los cuales son activistas y estudiantes muy jóvenes que están aterrorizados cuando llegan por primera vez al conocido sistema penitenciario de Marruecos. “A mi padre no se le ha permitido ser un padre para nosotros desde su detención, pero tomó a muchos jóvenes presos saharauis bajo su ala, los consoló y les enseñó a sobrevivir a su calvario física y mentalmente”, dijo su hija Fatou Elhafed Iaazza. “Así es él: un hombre grande, amable y cariñoso. Necesitamos que vuelva”.

Además de estar privado de libertad, Elhafed Iaazza ha sufrido torturas atroces, malos tratos y aislamiento prolongado durante sus 14 años de detención. Padece asma, reumatismo y los efectos de largas huelgas de hambre, incluida una que duró 62 días en protesta por su detención arbitraria y sus torturas, así como por el trato inhumano y la discriminación racial sistemática que sufren él y otros presos políticos saharauis. En noviembre de 2020, Elhafed Iaazza estuvo expuesto al Covid-19 cuando un preso infectado fue colocado en su celda y posteriormente fue desaparecido por la prisión durante un total de 8 semanas; una violación que fue documentada y denunciada de forma contundente en una comunicación conjunta del 7 de enero de 2021[2] por un grupo de relatores especiales independientes de la ONU y de la que se hizo eco Front Line Defender en su actual campaña por la liberación de Elhafed Iaazza[3].

 

Contexto

Elhafed Iaazza es uno de los muchos saharauis que son objeto de detención arbitraria y acoso judicial por parte de Marruecos por su activismo en el Sáhara Occidental, un territorio no autónomo reconocido por la ONU al sur de Marruecos y al norte de Mauritania que el Reino de Marruecos invadió en 1975 y posteriormente ocupó y anexionó parcialmente. El último informe publicado hace referencia a que actualmente hay 40 defensores de los derechos humanos saharauis encarcelados en las cárceles marroquíes, 30 de los cuales han sido condenados a largas penas de prisión[4].

La situación de los derechos humanos de los presos políticos saharauis, los defensores de los derechos humanos y los periodistas bajo ocupación se ha deteriorado desde los acontecimientos del 13 de noviembre de 2020, cuando se rompió el alto el fuego de 29 años entre el Reino de Marruecos y el Frente Polisario y se reanudaron los combates, lanzando una represión masiva en los territorios ocupados y contra los activistas saharauis encarcelados que continúa hasta hoy.

Advertisement

En respuesta a la represión y el 1 de julio de 2021, la Relatora Especial de la ONU sobre la situación de los defensores de los derechos humanos, Ms. Mary Lawlor, emitió una declaración en la que condenaba a Marruecos por atacar “sistemática e implacablemente” a los defensores de los derechos humanos y a los periodistas saharauis en represalia por ejercer sus derechos a la libertad de asociación y de expresión para promover los derechos humanos en el Sáhara Occidental, al tiempo que denunciaba la represión de los defensores de los derechos humanos saharauis encarcelados y su prolongado encarcelamiento enmarcado en graves acusaciones de tortura no investigadas[5].

Los defensores de los derechos humanos saharauis que abogan por la justicia social y los activistas que exigen la celebración de un referéndum de autodeterminación para el Sáhara Occidental, prometido desde hace tiempo por la ONU, suelen ser acusados de delitos violentos, torturados para que firmen confesiones y condenados a largas penas de prisión, lo que pone fin o limita gravemente su labor de defensa. La detención arbitraria de los defensores de los derechos humanos saharauis ha sido ampliamente documentada por el Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria de la ONU, que ha constatado que los saharauis que abogan por la autodeterminación son sometidos a prácticas discriminatorias que vulneran la igualdad de los derechos humanos y condenados a largas penas de prisión como castigo por su activismo en favor de los derechos humanos[6].

 

 

Por Elena Rusca

Advertisement

Fuente: Grupo de Apoyo de Ginebra para la Protección y la Promoción de los Derechos Humanos en el Sahara Occidental

[1] Amnesty International, Morocco/Western Sahara: Investigate allegations of torture of Saharawi human rights defender, 12 May 2009, https://www.amnesty.org/download/Documents/48000/mde290042009en.pdf

[2] UN Special Procedures, Joint Communication of 7 January 2021,

https://spcommreports.ohchr.org/TMResultsBase/DownLoadPublicCommunicationFile?gId=25731

[3] Joint response, The occupied territories of Western Sahara and long term detention of Saharawi human rights defenders, March 2021, https://www.ohchr.org/Documents/Issues/Defenders/longtermdetentiondefenders/Submissions/CSOs/36_nscwsaajlpsppcsoenmoroccoy.pdf

Advertisement

[4] Joint response, The occupied territories of Western Sahara and long term detention of Saharawi human rights defenders, March 2021, https://www.ohchr.org/Documents/Issues/Defenders/longtermdetentiondefenders/Submissions/CSOs/36_nscwsaajlpsppcsoenmoroccoy.pdf

[5] OHCHR, Morocco: UN human rights expert decries “clampdown” on human rights defenders, 1 July 2021, https://www.ohchr.org/EN/NewsEvents/Pages/DisplayNews.aspx?NewsID=27244&LangID=E

[6] Reference is made to UN Working Group on Arbitrary Detention Opinion No. 39/1996, Opinion No. 4/1996, in

Opinion no. 11/2017 concerning Salah Eddin Bassir, in Opinion No. 31/2018 concerning Mohamed Al-Bambary, in Opinion No. 58/2018 concerning Ahmed Aliouat, in Opinion No. 60/2018 concerning Mbarek Daoudi, Opinion No. 23/2019 concerning Laaroussi Ndour, in Opinion No. 67/2019 concerning the Student Group (14 victims), in Opinion No. 52/2020 concerning Ali Saadouni and Opinion No. 68/2020 concerning Walid Salek El Batal. See database:

https://www.ohchr.org/en/issues/detention/pages/opinionsadoptedbythewgad.aspx

Advertisement
Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Corresponsal

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software