Política

La debilidad del gobierno de Boric y la Convención constituyente

El gobierno se ha encharcado y no ha sido capaz de fortalecerse; por el contrario, ha demostrado no estar a la altura de las expectativas. A poco de andar sigue la misma trayectoria de gobiernos anteriores. Los movimientos sociales, en los cuales debía apoyarse, han sido desmovilizados, cuando no reprimidos. De tal manera que el partido del orden se recompone.
La periodista Francisca Sandoval, baleada por grupos que actúan en connivencia con las fuerzas policiales cuando cubría las marchas del 1º de mayo para el canal comunitario Señal 3 La Victoria, ha muerto, tras 11 días de agonía. Mientras tanto, el presidente Gabriel Boric ratifica a Ricardo Yáñez como general director de Carabineros. Su pasado represor no es obstáculo para su nombramiento. Asimismo, la negativa a retirar las fuerzas armadas del Wallmapu, territorio Mapuche, transmite un mensaje de apoyo a las compañías madereras, terratenientes y trasnacionales. Bajo el eufemismo estado intermedio, las fuerzas armadas mantendrán su presencia en las regiones de Biobío y La Araucanía para garantizar el orden y la seguridad de la población, declaró el subsecretario de interior, Manuel Monsalve.

Gabriel Boric, el presidente más joven en la historia de Chile, tomo posición el 11 de marzo en medio de la algarabía general y cientos de invitados internacionales. Dos meses antes, sorprendía a propios y extraños designando a sus ministros. Algunos pertenecían a los partidos que gobernaron Chile desde el progresismo. Algo inexplicable, si se considera que el estallido social de octubre de 2019 agitó como bandera su rechazo. Sin embargo, el presidente Boric no tuvo remilgos. Personajes que han contribuido al mantenimiento del neoliberalismo, apuntalado sus reformas, y bajo acusaciones de prácticas clientelares, forman parte de su gobierno. ¿Por qué esta decisión?

Sin duda, debió ser meditada con sus asesores. ¿Se trataba de enviar un guiño hacia quienes vaticinaban un gobierno rupturista? ¿Era una manera de conseguir apoyos en territorio enemigo? Añadir interrogantes es fácil. Sin embargo, creo que se debe más a una estrategia de coyuntura y una debilidad estructural. Se trataría de fortalecer la Convención Constitucional y de esa manera al gobierno, evitando roces con socialistas, democratacristianos e independientes neutrales, cuyas decisiones pueden contribuir a redactar una nueva constitución progresista. De lograrlo, Gabriel Boric pasaría a la historia como enterrador del pinochetismo constitucional. Su visita a los convencionales nada más tomar posesión del cargo contrasta con el boicot de Sebastián Piñera y supone un aval, más allá del resultado final.

Sin mayoría en el parlamento, sus decisiones están permeadas por el resultado del plebiscito constitucional, a celebrarse el próximo 4 de septiembre. La necesidad de aprobar la nueva Carta Magna es un objetivo prioritario. Su rechazo provocaría una hecatombe. La derecha lo sabe y ha puesto toda su actividad en demostrar que la propuesta de Carta Magna sobrepasa todas las líneas rojas. Por consiguiente, es poco representativa del país. Presa del estallido social, está sesgada por miembros que la han secuestrado, avivando viejos odios políticos que alteran la paz y el buen orden. Por otro lado, dirán, los convencionales progresistas son incompetentes y frívolos.

Para contrarrestar este dislate, la derecha moviliza fuerzas en campo propio y ajeno. Ex dirigentes de la concertación, premios nacionales, senadores, diputados, ex rectores de universidad, ex ministros, se adhieren al movimiento Amarillos por Chile, cuyo ideario puede sintetizarse en el eslogan Una constitución sin ideologías. Ni de derechas ni de izquierdas. Fulvio Rossi, ex senador socialista y amarillista, se despacha tildando a los convencionales de redactar una Constitución totalitaria, sin respeto a la propiedad privada. En contraposición, la actual Carta Magna, tras las reformas introducidas por Ricardo Lagos, sería un ejemplo de consenso, democracia y armonía social. Con este argumentario, compartido por los miembros de Amarillos por Chile, el fantasma del rechazo se vuelve una alternativa a proponer como opción. De esa manera, la constitución pinochetista seguiría vigente.

Una derrota sería difícil de encajar por el gobierno de Gabriel Boric. Su fuerza depende del resultado en el plebiscito. Un triunfo podría incluso ser interpretado como un éxito personal. Pero el gobierno se ha encharcado y no ha sido capaz de fortalecerse; por el contrario, ha demostrado no estar a la altura de las expectativas. A poco de andar sigue la misma trayectoria de gobiernos anteriores. Los movimientos sociales, en los cuales debía apoyarse, han sido desmovilizados, cuando no reprimidos. De tal manera que el partido del orden se recompone. Cuarenta años de transacciones, corruptelas, favores, enriquecimiento fraudulento y pactos espurios genera redes, y visto que el gobierno no los ataca, se siente con renovadas fuerzas. Su poder se encuentra en las instituciones: fuerzas armadas, jueces, empresarios, curia, banqueros. Representan un poder fáctico. Así, más allá de los brindis al sol, la realidad sugiere que el dique para avalar una acción de gobierno en el medio plazo, una nueva constitución progresista, se esfuma entre decisiones controvertidas, prácticas clientelares y errores de principiante. La arrogancia de quienes pensaron que gobernar un país era similar a tener el mando de un sindicato estudiantil, se topan con viejos lobos con años de experiencia. Soberbios y sin humildad, están siendo engullidos por tiburones de la política. Se cuenta que al presidente Salvador Allende, en marzo de 1973, época de las elecciones legislativas, le informaron la intención de un pariente deseoso de postularse al Senado, su respuesta fue demoledora: Sin experiencia se lo van a comer vivo. Allí no tendrá ninguna opción de sobrevivir. Mejor que se olvide y se presente a diputado. Saque usted las conclusiones.

Advertisement

 

Por Marcos Roitman Rosenmann

 

Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Profesor titular de Sociología en la Universidad Complutense de Madrid y profesor e investigador invitado en la Universidad Nacional Autónoma de México así como docente en diferentes centros de América Latina. Columnista del periódico La Jornada de México y Clarín digital de Chile

Related Posts

  1. cucho zorricueta says:

    La ultraderecha le tomó el peso a Boric y concluyó que es livianito. Curiosamente asaltaron la casa de la ministra de defensa y , también un escolta del presidente fue violentado. Parece ser que la orden del día es generar el mayor CAOS posible de tal forma tener el motivo para llamar a un golpe. Ahora apareció un tal “Ovalle” ( abogado ) presentando una demanda en contra la C. Constitucional para declararla nula, porque según la ultraderecha el tema de los cupos reservados para los Mapuches es una aprobación antijurídica. Otro argumento la ultraderecha es que el Apruebo y el Rechazo son malos y que la solución pasa porque un comité de expertos redacte una nueva Constitución ( pasándose al pueblo por el hoyo ). Muchos dicen que el PC no puede seguir en el gobierno avalando la inoperancia y la tibieza de Boric.

  2. Germán F. Westphal says:

    El tránsito oportunista de Boric hacia la derecha concertacionista se inició con los cambios que le introdujo a su programa de gobierno en cuanto pasó al balotaje. Si logró pasar al balotaje, fue única y exclusivamente porque en primera vuelta obtuvo una mayoría de votos entre los demás candidatos tan inviables como él. Una vez en el balotaje, lo ganó gracias a los votos emitidos mayoritariamente contra Kast, no gracias a votos propios. En estas circunstancias, no es que haya desmovilizado ningún movimiento social sino que realmente nunca ha contado con ninguno que lo apoyara de ninguna manera masiva. En los hechos, los movimientos sociales que emergieron espontáneamente en octubre del 2019 fueron inicialmente desmovilizados por el Acuerdo por La Paz Social y la Nueva Constitución del 15/N en el cual Boric participó a título personal y posteriormente, a partir de marzo del 2020, por la pandemia. El gobierno de Boric es de minoría y depende del apoyo que pueda obtener del concertacionismo, lo que explica todo lo que menciona el artículo en comento.

  3. Gino Vallega says:

    En el balotaje, el 44% de los votantes apoyó a KKKast, que es neofascista; el resto de los votos fue para Boric ( muchos contra Kast ) de un grupo político pequeño sin posible mayoría en las cámaras : solución….”si no puedes vencerlos, únete a ellos”, dice el refrán popular y así parece que va yendo el joven Boric y su patrulla juvenil, repitiendo los gobiernos concertas anteriores y con la misma gente; no está Aleuy, pero si sus lugartenientes y el PS, tan venido a menos, como baluarte del gobierno que se aleja del pueblo y no se atreve a llamarlo en su ayuda. Si la derecha y los amarillos convencen a los votantes de rechazar la nueva constitución, estaremos a las puertas de otro golpe, si no militar directamente, del Senado y las leguleyadas amorfas que se han aplicado en muchos países en los últimos años. Tal vez el pueblo sigue pensando en el APRUEBO y ganará el país todo.

  4. Felipe+Portales says:

    Concuerdo con Germán en el sentido de que Boric -en un acto político casi increíble, incluso para nuestros estándares históricos de oportunismo- hizo su opción de futuro con su gratuita e “innecesaria” adhesión personal al acuerdo forjado por las dos derechas el 15 de noviembre de 2019. Con ello ganó amplias entrevistas en “El Mercurio” y la aquiescencia de la derecha económica. Por ello no le causó ningún temor efectivo su muy probable triunfo presidencial, configurado claramente en las encuestas desde antes de la primera vuelta presidencial. Si realmente le hubiesen tenido miedo, habrían apoyado en primera vuelta a Yasna Provoste, con todo su poder económico y comunicacional, dejando completamente al margen al extremista de Kast; con lo que la segunda vuelta hubiese sido entre Provoste y Boric, con todo el apoyo de la derecha a la primera y su previsible triunfo.

  5. Serafín Rodríguez says:

    Si el 4 de septiembre el soberano aprueba la propuesta de nueva Constitución cocinada en la seno de la CC, se habrá puesto la soga al cuello, aunque sea de seda y por bonita que luzca en apariencias. Sin la independencia económica que el país se había dado el año 1971, todo va a seguir igual pues el problema de fondo es el modelo económico impuesto por la dictadura, perfeccionado por los gobiernos de postdictadura y ahora oleado y sacramentado con el rechazo de la CC al control estatal real y efectivo de los recursos minerales del país. Por el contrario, si se rechaza la propuesta de la CC, será porque no es satisfactoria, no porque se quiera mantener la Constitución actual. En estas circunstancias, siempre será posible seguir pataleando para liberar al país de la explotación privada de sus recursos naturales no renovables a fin de dar financiamieto a la salud, educación, trasporte, seguridad social y demás servicios que requiere y demanda la gran mayoría de chilenos y chilenas, un pataleo de otra manera sin mayores resultados porque una vez aprobada la propuesta de la CC que en todo lo económico favorece a la derecha política-impresarial, se invocará que tal aprobación ha sido la voluntad soberana del pueblo de Chile! La soga de seda con que se habrá ahorcado!

    • Serafín Rodríguez says:

      No por nada la CC rechazó el fortalecimiento de la propiedad estatal de los minerales y electrocarburos del país ayer sábado 14 de mayo en la tarde, al cierre de las votaciones, cuando ya no había pito que tocar!

  6. Gloria Clavero Aranda says:

    Leyendo el artículo y las opiniones de los comentaristas, lo que me llega es que ya hundieron el barco del presidente Boric, ya se lo están zampando los tiburones. Ya se montó la parafernalia, el CAOS, está listo, no hay nada que hacer, lo que sigue es un nuevo GOLPE DE ESTADO….¡ vaya por Dios!, y yo que creía que estabamos en el siglo XXI.
    ¿Será posible que NADIE, vea que este país, si está en un real proceso de cambio, iniciado un poquito antes del estallido de octubre de 2019?….¿ Será posible que NADIE(al menos de los que escriben…)tenga en cuenta que “cambiar” la porquería que han dejado todos los gobiernos, desde 1973 en adelante, requiere, Tiempo, Paciencia, Capacidad Política, y JUVENTUD para atreverse a desafiar a los DINOSAUROS que no hay manera de que suelten la teta?. Una Juventud que “no tiene experiencia de gobierno del Estado”, y quizás por esa razón, se equivoca, por esa razón, no conoce las trampas que siempre se adelantan a la legislación: El antiguo refrán decía: hecha la ley, hecha la trampa. Pues yo creo que es totalmente al revés: Hecha la trampa, ahora hagamos las leyes, a nuestra imagen dinosaúrica, para que nos convengan a nosotros, que estamos en peligro de extinción, si no acallamos a las masas, y ahogamos a Boric y su equipo de jóvenes que no tiene idea de trampas, que no les interesa el PODER, y que nos desafía, ¿a nosotros? que somos los legítimos herederos de la CASTA. Nosotros, las poquísimas familias que hemos gobernado manipulando a diestra y siniestra(A izquierdas y derechas tibias…?). Pobre Boric, ya está hundido…y nosotros, a seguir chupando del bote…. ¿Están seguros chupadores de sangre ? ¿ Y el Parlamento de la Calle? ¿Lo olvidaron?…. Estoy convencida que el presidente Boric, tiene “autoridad” y espaldas, más que Poder, para soportar la estupidez y la ignorancia, que son los peores males de este siglo. El joven Boric sabe que las transformaciones sustantivas, siempre vienen del pueblo, no de los políticos…Y si por ahora, él ha suscrito acuerdos con ciertos concertacionistas, es porque sabe que una Revolución, se construye con años de trabajo. Por ahora, toca pactar, y aguantar, pactar, y aguantar….pero, ¡ojo al charqui!…. la operación bumerang sigue su curso… Y, los Poderosos, tanto de la CASTA, como de su servidora, la Clase Política, le tienen terror; al presidente Boric, a la Constituyente….y al PUEBLO SIMPLE, que es el que siempre incia los CAMBIOs, y no se rinde….

    • Serafín Rodríguez says:

      No se preocupe, Gloria! Aunque políticamente Boric pesa menos que una bolsita de pochoclos, como llaman en su tierra a las cabritas o palomitas de maiz, y como él mismo dijo que no estaba preparado para ejercer la Presidencia de la República, va a sobrevivir con la ayuda experta del concertacionismo! Tranquila! No se asuste! Todo va a seguir igual con o sin nueva Constitución! De que habrá algunas mejoras, claro que las habrá. Eso siempre es y ha sido así con el pasar del tiempo! No desespere! Tranquila! Sonría!

  7. Gloria Clavero Aranda says:

    Me hace gracia que un hombre, quizás más joven que yo, intente consolarme, tranquilizarme, ¿de lo que vendrá?. Hace años que me curé de los espantos de la peor dictadura habida en la América Morena, después de esa barbarie, nunca más volví a sentir miedo. La verdad Serafín, apareces como todo un caballero, un sabio hijo del modelo de los hombres protectores. La verdad, te lo agradezco, pero, no necesito a nadie que me tranquilice, porque no estoy para nada intranquila… No te preocupes por mi. A mis casi 80 años, estoy más viva y más tranquila que nunca…La Vida sigue, y seguirá, con sus pro y sus contra, más allá de los agoreros… y lo cierto, es que me da mucha risa la batalla de discursos anunciando lo que viene. Hay para todos los gustos… justamente lo livianito del presidente, lo hace “confiable” a los ojos de los Poderosos…ya vendrán tiempos peores, para ellos… una cosa son las expectativas, y otra, muy diferente, son las esperanzas…En todo caso, siempre tenemos la calle y la creatividad de la gente simple…

  8. Renato+Alvarado+Vidal says:

    No creo que se trate de ser agorero ni intolerante con la juventud, no creo que sean deslices de inexperiencia poner un connotado neoliberal como Ministro de Hacienda, o que a sólo dos meses de administración, Boric ya haya cambiado su grupo político de apoyo, porque esto y no otra cosa significa ver en estos días a los PS y PPD llamando – como partidos de gobierno – al PC y al Frente Amplio a apoyar la estrategia para la Araucanía ¿No se suponía que estos últimos “eran” el gobierno y los otros los invitados? En mi opinión estas son tomas de posición de clase y no de edad.
    En cuanto a ser agorero, bueno, a principios de los 70s yo veía que el camión se nos podía ir al barranco, pero mis amigos afirmaban que lo de Chile era “un proceso irreversible”. El 73 aprendí a confiar más en mis propios ojos y más en los hechos que en los buenos deseos. Lo que veo hoy es una derecha lanzada en una ofensiva contra el cambio constitucional, una ofensiva como las que ellos saben hacer, sin escatimar violencia ni sufrimiento para la gente; considerando éste el objetivo político de la campaña, el ataque al Gobierno es un recurso táctico, un medio para un fin.
    La gran diferencia que veo con lo ocurrido el siglo pasado, es que la UP tenía una tremenda base social, la que le permitió sortear, tanto con trabajo voluntario como con tecnología de punta, el paro patronal de octubre de 1972; el actual gobierno carece por completo de esa base, la imagen de la Plaza de la Dignidad vacía y silenciosa en la noche en que Boric ganó la primaria, era tan ilustrativa como estremecedora.

    • Serafín Rodríguez says:

      Yo le estoy encontrando razón a la señora Gloria de que “el presidente Boric, tiene “autoridad” y espaldas” para ejercer su cargo pues así lo está demostrando en lo inmediato con eso de meter a los milicos a la macrozona sur! Hay que tener cojones para eso con buene parte de su coalición en contra! Gracias señora Gloria por abrirme los ojos!

      • Serafín Rodríguez says:

        Es interesante destacar que si la propuesta de nueva Constitución estuviera vigente, “sólo se podrá suspender o limitar el ejercicio de los derechos y garantías que la Constitución asegura a todas las personas bajo las siguientes situaciones de excepción: conflicto armado internacional, conflicto armado interno según establece el derecho internacional o calamidad pública”. En otros términos, Boric no podría hacer en la macrozona sur lo mismo que hizo Piñera según la Constitución de Pinochet lo que le da razón a la señora Gloria que tiene la autoridad y espaldas necesarias!

  9. Felipe+Portales says:

    Como dicen Renato y Serafín, desgraciadamente (aunque no sorprendentemente, al menos para mí; después de su gratuita, soberbia y oportunista
    subordinación a las dos derechas el 15 de noviembre de 2019; la que incluso ¡llevó a quebrar su propio partido político!) Boric ha dado claros pasos en dirección a la derecha en el ámbito económico, internacional y en el plano de las reivindicaciones mapuches. ¡No ha planteado ninguna propuesta condigna de restitución y reparación del genocidio y expoliación efectuado por el Estado chileno en contra de ellos! Partiendo por una propuesta de Reforma Agraria que signifique la expropiación de la gran propiedad agrícola de la que se despojó a los mapuches. ¡No!, solo está pensando en una política más o menos continuista de la desarrollada por las dos derechas: aplicación de leyes o de estados de excepción más o menos represivos y compras a precios exorbitantes de algunos predios para entregárselos, sin ningún plan global de apoyo (tipo CORA, Indap) a comunidades mapuches.

  10. Gloria Clavero Aranda says:

    Gracias a Marcos Roitman, y a todos los comentaristas, por su capacidad de participar, dando lugar al otro, a la otra. Más allá de las diferencias de ver y percibir nuestra realidad, la diversidad enriquece, y siempre es necesaria para articular un diálogo que nos enseñe. Mientras hay debate, es que hay pensamiento, análisis, y opiniones diversas sobre la realidad y lo que está por venir(aunque creo que ya está aquí…). Para una vieja como yo, mientras sigamos pensando por nosotras/nosotros mismos, sin influencias amarillentas, significa que no todo está perdido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software