Nacional Opinión política Portada

Abrimos o cerramos las ventanas

Advertisement

Este asunto del cierre de la fundición Ventanas es muy polémico y sería bueno que los ingenieros, los químicos, los entendidos en la materia y los funcionarios públicos y entre estos los de Codelco, lo abordaran con rigor y seriedad.

Yo, como simple abogada, voy a decir algo porque me he puesto a estudiar y reunir material de lo que hay al respecto. Y porque creo que la gente común y corriente y la que no vive en la “zona de sacrificio” de Quintero y Puchuncaví, puede y debe entender el asunto y formarse una opinión  propia.

En primer lugar, para cualquiera que esté afuera o que no sea chileno -porque lo que pasa en Chile le interesa a todo el mundo- lo de “zona de sacrificio” es una denominación terrible, porque parece que con el consentimiento de todo el país, fuera una especie de entrega al martirio como a veces hacía alguna gente por razones religiosas en la antigüedad o perseguidos por la Inquisición.

Advertisement

En segundo lugar, hay que tener presente que Chile es un país minero y lo seguirá siendo, porque tiene la suerte de que en su territorio se encuentren las minas de cobre más importantes del mundo, de modo que Chile es el mayor productor de cobre mundial.

Advertisement

Y como decía nuestro presidente mártir, el compañero Salvador Allende, “El cobre es el sueldo de Chile”.

Advertisement

Y ahora se ha descubierto litio, que es el mineral del futuro.

Advertisement

Es cierto que la minería a menudo se contrapone con la ecología, las minas son contaminantes, les quitan el agua a los agricultores y tienen montones de inconvenientes. Pero los minerales y los metales no pueden eliminarse de la vida de los seres humanos, piensen como sería eso. Por lo tanto, hay que buscar y encontrar soluciones para esta contradicción. Ahora la ciencia ha avanzado tanto, que todo es posible. Si el hombre ya puede ir a la luna, a Marte y a otros mundos lejanos, debe poder resolver los problemas de este hermoso mundo nuestro.

Como ya he dicho, el complejo industrial Ventanas se encuentra en las comunas de Quintero y Puchuncaví,  provincia de Valparaíso, V Región, que es una de las principales áreas industriales del país.

Advertisement

Chile tiene siete fundiciones: Chuquicamata, Caletones, Altonorte, Potrerillos, Chagres, Hernán Videla Lira y Ventanas. De ellas, Chuquicamata, Potrerillos y Ventanas tienen también una refinería. 

Advertisement

Cinco fundiciones están bajo el control de la cuprera estatal Codelco y la compañía nacional Enami.  Mientras que Altonorte y Chagres pertenecen a la firma suiza Glencore y a la londinense Anglo American, respectivamente.

Advertisement

El proceso de fundición consiste en llevar el concentrado de cobre a un estado de alta pureza. 

 

Advertisement
Advertisement

Se darán ustedes cuenta de que todo lo  que tiene que ver con el cobre no sólo interesa a los directamente implicados, como a los obreros del cobre,  sino a todo el país. 

 

Por lo tanto, a nadie debe dejar indiferente el cierre de la fundición Ventanas, y todos tenemos que formarnos una opinión clara y bien fundada sobre el particular.

Advertisement
Advertisement

Desde luego, parece haber razones muy fuertes para cerrar Ventanas: la contaminación de múltiples gases nocivos en la zona de Quintero y Puchuncaví es criminal. Se cierran escuelas, se multiplican las enfermedades respiratorias y otras más graves, en personas adultas y especialmente en los niños.

Advertisement

Esta es una zona ampliamente estudiada desde la década del 80, en la cual se ha detectado una larga lista de denuncias: se dice que desde la instalación del Complejo Industrial Ventanas, un envenenamiento constante afecta a la población y se mantiene vigente.

Ahora bien, la fundición Ventanas no es la única empresa en la zona, que puede ser causante de contaminación. Las empresas que actualmente operan allí, incluyendo a la Refinería Codelco, División Ventanas,  son las siguientes:

Advertisement

1. Refinería Codelco División Ventanas. La fundición y refinería Ventanas de la estatal Codelco –la mayor productora mundial de cobre– procesan 820.000 toneladas de concentrado de cobre al año y 360.000 de ácido sulfúrico, la mitad extraído por pequeños y medianos mineros.

2. AES Gener, GNL Quintero S.A.

Advertisement
Advertisement

3. Puerto Ventanas, una empresa proveedora de instalaciones y servicios portuarios.

Advertisement

4. Planta de Lubricantes COPEC.

5. Planta de Resinas Oxiquim. La planta de polímeros Oxiquim opera el terminal marítimo Oxiquim, que es el terminal de acopio de combustibles y asfalto PACSA.

6. Cemento Melón, es una empresa de materiales de construcción con actividad en cemento, agregado de concreto y morteros.

Advertisement
Advertisement

7. El terminal GASMAR, que es una compañía dedicada al mercado de gas licuado.

Advertisement

8. La minera Montecarmelo-Tocopilla. Esta es una planta de tratamiento de residuos industriales.

9. Catamutún. Esta empresa importa y vende carbón, y su división de vapor maneja sistemas industriales de vapor con combustión de carbón.

Advertisement

10. Panimex Química S.A. produce plástico y ácido fumárico.

Advertisement

11. Cordex es una fábrica de producción de asfalto y también un terminal de combustible.

¿Qué DICEN LOS TÉCNICOS  SOBRE ESTO?

Advertisement
Advertisement

Hay opiniones muy diversas sobre este caso, pero todos dicen que la contaminación es enorme y absolutamente nociva. No he encontrado a nadie que lo niegue.

Hay quienes critican la carencia de redes de monitoreo con información transparente y en tiempo real para poder focalizar el origen de estas emanaciones agudas. Se citan casos paradigmáticos: que se vertieron 38.700 litros de petróleo en la bahía de Quintero en septiembre de 2014, y que el 21 de agosto de 2019 una nube tóxica se propagó en la intercomuna afectando numerosas  personas que resultaron intoxicadas.

Advertisement

El encargado de la comisión de Medio Ambiente del Colegio Médico de Chile, Andrei Tchernitchin, se refirió a los elementos nocivos para la salud humana que están presentes en el aire de Quintero y Puchuncaví, y que la contaminación del suelo resulta en un impacto indirecto a humanos desde las redes alimentarias a través del consumo de vegetales.

Advertisement

No voy a seguir abundando sobre este punto, porque nadie pone en duda que sea algo gravísimo.

LOS HECHOS QUE IMPORTAN

Advertisement

Ahora, creo que los hechos que importan y deberían ser esclarecidos por el gobierno, por Codelco, por los organismos responsables de la salud y por los propios mineros del cobre son los siguientes. 1. Cuál o cuáles son las empresas que están contaminando aire y agua en la zona de Quintero y Puchuncaví. 2. Si existen medidas que se pudieran tomar para eliminar esta contaminación, sin  necesidad de cerrar Ventanas ni otras empresas.

Advertisement
Advertisement

QUIENES CONTAMINAN O QUIENES NO CONTAMINAN

El vicepresidente de ENAP declaró que «Esos gases nunca han sido manipulados ni emitidos al medio ambiente por ENAP, nosotros no trabajamos con esos gases».

En algún momento, Andrea Cruces, presidenta del Sindicato 1 de Ventanas, criticó la medida de cierre, al señalar que “no existen pruebas científicas” que digan que la empresa en la que trabaja sea la responsable de la contaminación del cordón industrial.

Advertisement

Importantes e insospechados investigadores generaron mapas de la distribución continua de cobre y pH en los suelos. La distribución de estas variables está relacionada con la distancia desde el complejo industrial y la dirección de los vientos.

Advertisement
Advertisement

El estudio destacó que al establecer una comparación con valores promedio de arsénico en suelos alrededor de la fundición de Codelco, los valores locales son significativamente más altos que otras cifras reportadas alrededor de fundiciones tales como Nkana en Zambia, y Port Kembla en Australia. Este efecto es observado para todas las locaciones (La Greda, Los Maitenes, Puchuncaví, y Valle Alegre, incluso Maitencillo).

Acerca de las referencias en las plantas termoeléctricas de carbón, al compararlas con las plantas Huainan en China y Afsin-Elbistan en Turquía, las concentraciones de As, Pb, Hg, V, Mn, Zn y Cu en todas las muestras del estudio resultaron más altas que las reportadas en las termoeléctricas señaladas.

Advertisement

La refinería de cobre y el complejo termoeléctrico de carbón han sido identificados como la mayor fuente contaminante por el análisis estadístico.

¿Qué conclusión se podría sacar de esto? Que la minería en Chile es más contaminante que en otros países y que esto se debe a la permisividad que han tenido los diversos gobiernos, que no han tomado las medidas adecuadas  para proteger a los seres humanos que viven o trabajan  en las zonas mineras.

Advertisement

GENERALIDADES EN TODA AMERICA LATINA

Advertisement
Advertisement

La producción industrial y especialmente la minera, han disparado los problemas ambientales que inciden negativamente en la población. Es que la minería se ha desarrollado desde la conquista de América, sin que nunca se tomaran precauciones que protegieran la salud de los habitantes. Los movimientos sociales que empiezan a adquirir conciencia del problema, deben exigir e idear medidas y planes paliativos y especialmente de descontaminación.

El asunto no es simple porque es muy caro, y peor si la minería es desarrollada por empresas extranjeras que no quieren enfrentar esos gastos. Por eso, una de las razones para proponer la re-nacionalización del cobre, es la posibilidad de que las empresas nacionales cuiden la salud de las personas y además vendan cobre refinado y no sólo concentrado.

LA HUELGA DE LOS MINEROS DEL COBRE

Advertisement
Advertisement

Que los obreros del cobre estén en huelga no debe impresionar a nadie. Si hasta al presidente Allende le hicieron paros. No se ha visto que protesten mucho por la contaminación ni por los niños envenenados. Protestan porque temen por sus pegas, cuando se les ha prometido que nadie quedará sin trabajo. ¿Qué más quieren?

LO QUE DICE JORGE LAVANDERO

Advertisement

“Debemos señalar que para que la fundición Ventanas  no contamine, se han invertido ingentes recursos tecnológicos que reducen la emisión de contaminantes en un 99% al instalar una doble campana, y para capturar los gases terciarios fugitivos, se necesita que se apruebe el proyecto en manos de Codelco, con un costo de 54 millones de dólares. Lo curioso es que ya está desarrollado el proyecto y validado, son 54 millones de dólares con los que se encapsulan en la nave de conversión y así se evita, cualquier emanación de gases, a los que se llaman gases fugitivos terciarios.”

Advertisement

“La planta Ventanas de CODELCO está cerrada desde hace una semana y en este tiempo se han producido más de 50 incidencias de contaminación, por lo tanto, Ventanas no es la que produce esta contaminación, ya que existen más de 15 empresas que se encuentran en la zona. En vez de invertir con tecnología, para dejarla con contaminación cero, se prefiere cerrar Ventanas”.

Advertisement

“Sin embargo, las otras 15 transnacionales que contaminan, lo siguen haciendo con manifiesta impunidad, a ellas no se les pide cerrar las empresas, se les pide que se adecuen tecnológicamente. El doble estándar es que no se invierte en Ventanas los 54 millones de dólares y se opta por cerrarla, pero a las 15 empresas privadas que contaminan, se les permite continuar”.

“Algo se trama detrás del cierre de Ventanas que trata concentrados de cobre. Esto es importante repetirlo, de acuerdo a estudios internacionales irrefutables, en los concentrados de cobre van productos metálicos mucho más valiosos que el cobre, que los denominan impurezas y salen de contrabando”.

Advertisement

CONCLUSION:

Advertisement

No voy a sacar conclusiones. Sólo doy algunos antecedentes que he encontrado, para que las saque cada uno de ustedes.

Advertisement

Pero sí voy a decir esto: que toda la política del cobre y de la minería en Chile está en juego aquí y ahora.

Advertisement

 

Por Margarita Labarca Goddard

Advertisement

Advertisement
Advertisement
Advertisement

Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

  1. Felipe+Portales says:

    Hay demasiadas cosas oscuras en todo este proceso:
    1° Llama poderosamente la atención que ha habido una total irresponsabilidad de todos los gobiernos -incluyendo este- en NO MEDIR siquiera lo más exhaustivamente posible los contaminantes de TODAS las empresas de la eufemística “zona de sacrificio”.
    2° En que ¡no fue el Gobierno quien ordenó cerrar Ventanas! sino el directorio de Codelco (¡y por estrecha mayoría!), SORPRENDIENDO INCLUSO AL GOBIERNO, el que a través de su ministra de Minería, Marcela Hernando -en la misma semana- estaba acordando con los trabajadores una inminente inversión descontaminante de 54 millones de dólares.
    3° Ha habido de todos los gobiernos anteriores (y con este no podemos saber en que voltereta está…) una inexistente política nacional del cobre que ha favorecido de modo impresionante los intereses económicos de las grandes empresas privadas nacionales y transnacionales de la gran minería del cobre.
    4° El gobierno actual ha designado quizás al peor vicepresidente posible de Codelco, si es que se quería iniciar una política nacional del cobre con independencia de las grandes empresas privadas nacionales y transnacionales. Máximo Pacheco -además de sus convicciones neoliberales- ha tenido una dilatada trayectoria como alto ejecutivo de grandes empresas transnacionales extractivistas (petróleo y forestales) y de grandes bancos, empresas y AFP chilenas.
    5° No ha quedado para nada claro si la mesa instalada es sólo de diálogo o de negociación; y si en ella están debidamente representados los intereses de los trabajadores subcontratados, de los pequeños mineros y pirquineros del valle del Aconcagua, de los demás pequeños productores, comerciantes y transportistas de la región e incluso de LOS MISMOS VECINOS de la zona.
    Hay, por cierto, muchos otros temas oscuros tanto respecto al futuro de nuestra política del cobre como respecto a la situación crítica de los vecinos que, entre otras cosas, tienen derecho a reparaciones e indemnizaciones por parte del Estado chileno por su histórica negligencia criminal en contra de su salud.

  2. Serafín Rodríguez says:

    Por ahí me acabo de enterar que las reservas del cobte ascienden a 190 millones de toneladas métricas y que al actual ritmo de extracción, en treinta años no nos quedará más que un tremendo hoyo. Lo más posible que incluso antes si se aprueba el proyecto de nueva Constitución de la CC que entrega “el sueldo de Chile” a los bolsillos de las empresas privadas nacionales y extranjeras. Esta es una cuestión de vida o muerte para el país pero nadie parece entender que esta cuestión no es una de izquierda vs. derecha sino que de interés nacional. Malditos sean los traidores y los vendepatrias!

  3. Renato+Alvarado+Vidal says:

    Este Gobierno ha sido claro en que NO pretende terminar con el neoliberalismo, es decir, pretende mantenerlo, y en su programa no está contemplada nacionalización alguna de recursos naturales, por lo que una nueva privatización encubierta no es sorpresa. Ya antes hemos visto instalar políticas privatizadoras amparándose en necesidades reales y demandas sentidas por la población, torciendo mañosamente el proceso para llevar agua a sus propios molinos, así lo hemos visto en salud, educación, vivienda y pensiones. Un ejemplo notable fue cuando en el marco de la lucha por la gratuidad de la educación universitaria estatal, la DC logró meter la cuchufleta de que el estado les pagase también la educación en sus propias y muy privadas universidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software