Cultura Latinoamérica

Murió en Cuautla, México, el investigador y escritor Mario Casasús

Advertisement

El investigador y escritor Mario Casasús falleció este jueves en Cuautla, a consecuencia de un mal renal que padecía desde hace tiempo.

El sábado pasado presentó su libro José Agustín en Morelos, acto que adquirió el sentido de un cariñoso homenaje a su maestro, el escritor nacido en Acapulco.

El escritor, editor y catedrático Hernán Lara Zavala lamentó la sorpresiva partida de Mario Casasús, aunque consideró que éste murió feliz. “Lo vi por última vez el pasado fin de semana durante el encuentro amoroso que recibió José Agustín. Sin embargo, ahora creo que se trató de un triple homenaje: al autor de la novela La tumba, a la ciudad de Cuautla y a Carlos Barreto, quien también compartía esa pasión triple y vena literaria de Mario Casasús”, explicó el autor en charla telefónica con La Jornada.

Lara Zavala rememoró que el primer contacto que tuvo con Casasús fue cuando este último se mostró muy interesado en los encuentros literarios y narrativos que se hacían en Cuautla, que eran impulsados precisamente por José Agustín y Carlos Barreto, pero, además, tenía la intención de hacer un libro al respecto (proyecto que sí concretó).

Advertisement

“Creo que Mario murió feliz porque logró cumplir el cometido de su vida: rescatar la presencia de José Agustín, entre otros escritores que hemos vivido en la zona de Morelos, pero también la figura cultural de la ciudad de Cuautla.

Advertisement

El pasado fin de semana lo vi contento, amable y muy lúcido. Jamás lo noté enfermo. Lamento mucho su deceso, pero creo que murió feliz porque logró cumplir sus objetivos. Eso justifica su paso por la vida.

Casasús (Cuautla, 1980), tataranieto de Ignacio Manuel Altamirano, propuso la donación de su colección de cartas, libros, cubiertos de plata y fotos inéditas de Joaquín D. Casasús y su suegro, Altamirano.

El también periodista es autor de textos sobre la estancia de Jesús Sotelo Inclán, Ignacio Manuel Altamirano, Pablo Neruda y José Agustín en Morelos.

Advertisement

Al terminar el homenaje a José Agustín se congratuló de haber conseguido que el narrador fuera nombrado ciudadano distinguido de Cuautla por el ayuntamiento e impulsaba que la Universidad Autónoma del Estado de Morelos le otorgara un doctorado honoris causa.

Casasús colaboró en medios como El Clarín y La Jornada Morelos. La agencia informativa Fotogrammas (en la que colaboró Mario Casasús) lamentó el deceso de su entrañable amigo.

Advertisement

“Sus colegas, amigos y compañeros periodistas lamentamos la partida de un gran historiador de grandes personajes de la vida cultural de México, sobre todo relacionados con el estado de Morelos. Tuvimos la oportunidad de verlo hace cinco días en la presentación de su libro José Agustín en Morelos (2020). Descanse en paz Mario Casasús, colaborador generoso de este medio. Compartimos su bibliografía para mantener vivo su legado.”

Fuente: La Jornada

Advertisement
Advertisement

Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

  1. Margarita Labarca Goddard says:

    MARIO CASASÚS Y CHILE
    Mario Casasús, además de escritor e investigador, era un gran periodista, y tenía una relación muy estrecha con Chile. Sobre todo con los chilenos que nos hemos quedado en México después del exilio. Me ha golpeado mucho su muerte, porque yo lo veía tan joven, tan joven, qué pena más grande.
    Esa relación con Chile se basaba principalmente en su admiración por Pablo Neruda. Él estaba espantado y enojado porque la Fundación Neruda, después de la muere de Matilde, había caído en manos de casi pura gente de derecha que de ahí sacaba mucho dinero: derechos de autor, pago por visitar las casas de Pablo, etc. Su director vitalicio era Juan Agustín Figueroa, un hombre ya fallecido, militante del partido Radical en Chile, pero que tiraba más para la derecha. Mario Casasús lo encontraba detestable. Yo también lo conocí en la Universidad y lo encontraba bastante simpático.
    Mario me contó una vez que él con otros amigos en Chile, habían ido a la Fudación y habían quemado un libro de Neruda que la fundación acababa de editar, sin ningún derecho, según él. Yo le dije ¿Pero Mario, cómo van a estar quemando libros? Eso no se puede hacer y menos en Chile , que ha sido escena de quemas de libros por la dictadura”. Pero Mario se reía y le encantaba haber quemado el libro en el mismo local de la Fundación, porque consideraba un abuso, una frescura que ellos lo hubieran publicado. Cuando hicieron eso, Mario debe haber sido muy jovencito.
    Todo lo de Chile le interesaba. Una vez me hizo una entrevista, especialmente a propósito del libro póstumo de mi padre, Miguel Labarca, llamado “Allende en persona”.
    También me preguntó por la visita de Ricardo Claro a México, en la comitiva de Michelle Bachelet cuando ésta, que era presidenta, vino para acá. A mí me parecía absurdo que un tipo que había sido parte importante de la dictadura, que había prestado los barcos de su empresa, la Compañía Sudamericana de Vapores, a para que allí se torturara, recibiera semejante espaldarazo del gobierno de Chile.
    Y así hablaba Mario:
    “Margarita Labarca Goddard fue la única voz del exilio chileno que denunció la cínica invitación al principal asesor del canciller de Pinochet; Ricardo Claro. Desde 2002 hasta su muerte fue albacea de la Fundación Neruda. Margarita lo conoció, incluso compartió cursos en la Facultad de Derecho con el joven y poco Claro “delator de estudiantes comunistas”.
    Perdón, pero yo repito sus palabras. Es verdad que Ricardo Claro nos delató cuando vendíamos el Siglo en la escuela de derecho, estando vigente la famosa Ley Maldita, que mandaba a campos de concentración a los comunistas.
    En fin, muchas otras cosas podría contar de Mario Casasús, un hombre muy ligado a Chile, a Neruda y a la izquierda chilena toda.
    Por este conducto les mando un gran abrazo solidario a su familia y amigos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software