Mundo

ONU: Exposición a sustancias tóxicas una forma de violencia ambiental contra los pueblos indígenas

Advertisement

Los pueblos indígenas expuestos a sustancias peligrosas están sufriendo una forma de violencia ambiental que ha causado muertes y ha puesto en peligro vidas a través de la pérdida de fuentes de alimentos y plantas medicinales, desplazamiento forzado, defectos de nacimiento y cáncer.

 

“Para satisfacer la expansión de una economía global adicta al extractivismo, Estados y empresas continúan pisando regiones cada vez más remotas, en busca de metales, minerales y combustibles fósiles, dejando un legado de contaminación y vertimiento de sustancias peligrosas”, dijo Marcos Orellana, Relator Especial de la ONU sobre tóxicos y derechos humanos, en un informe presentado hoy a la Asamblea General de la ONU.

Advertisement

El informe del Relator Especial aborda la variedad de violaciones y abusos de los derechos humanos que sufren los pueblos indígenas debido a la expansión industrial, las industrias extractivas, los pesticidas peligrosos, las actividades militares, el vertido de desechos y la exposición a sustancias y desechos peligrosos.

Advertisement
Advertisement

Orellana expresó su gran preocupación por el hecho de que entre el 50 y el 80 por ciento de todos los recursos minerales destinados a la extracción por parte de las empresas mineras se encuentran en las tierras y territorios de los pueblos indígenas.

Advertisement

Las compañías de petróleo y gas continúan explorando y explotando depósitos de hidrocarburos incluso cuando el planeta enfrenta una emergencia climática. Invariablemente, esto se debe a que los Estados promueven las industrias de combustibles fósiles, a menudo en las tierras y territorios de los pueblos indígenas.

Advertisement

“En varios países, los agronegocios están invadiendo las tierras de los pueblos indígenas, exponiéndolos a los peligrosos pesticidas utilizados en los monocultivos. La fumigación aérea esparce indiscriminadamente sustancias tóxicas que se desplazan sobre cultivos y aguas de las que dependen los pueblos indígenas para su sustento material y espiritual”, dijo Orellana.

El vertido de desechos peligrosos, incluso en instalaciones militares abandonadas, deja a los pueblos indígenas con traumas psicológicos y de salud que duran décadas. “A veces esos vertidos vuelven sus territorios inhabitables. El desplazamiento forzado resultante de la contaminación tóxica amenaza la existencia misma de los pueblos indígenas”, dijo el experto.

Advertisement

El Relator Especial también lamentó profundamente que, debido a la discriminación racial, las voces de los pueblos indígenas se silencien con demasiada frecuencia en los procesos de toma de decisiones relacionados con productos químicos y desechos, lo que agrava el daño desproporcionado que sufren los pueblos indígenas a causa de la contaminación tóxica.

Advertisement

“El acceso a la justicia por parte de los pueblos indígenas que buscan remedios por los efectos adversos de los tóxicos es limitado. La discriminación estatal, la corrupción y la falta de leyes protectoras cimentan su continua marginación”, dijo Orellana.

Advertisement

El Relator Especial presentó recomendaciones a los Estados, incluida la identificación de actividades e industrias que causan efectos tóxicos en los pueblos indígenas y la adopción de medidas inmediatas para detener la afluencia a los territorios indígenas de productos químicos industriales tóxicos, pesticidas y desechos peligrosos.

El Relator Especial también recomendó que los Estados deberían poner fin al doble rasero de permitir la producción y exportación de plaguicidas altamente peligrosos cuyo uso está prohibido en sus propios territorios. Esta es una forma de explotación que externaliza los impactos ambientales y de salud de los pesticidas tóxicos en los más vulnerables.

Advertisement
Advertisement

También instó a las empresas comerciales a buscar y obtener el consentimiento libre, previo e informado de los pueblos indígenas cuyos derechos, tierras y medios de subsistencia se verían afectados por sus actividades.

“El goce efectivo de los derechos reconocidos por la Declaración de la ONU sobre los derechos de los pueblos indígenas descansa en el respeto al derecho a vivir en un ambiente no tóxico”, concluyó Orellana.

 

Advertisement
Advertisement

Los Relatores Especiales

Advertisement

Los Relatores Especiales forman parte de lo que se conoce como los Procedimientos Especiales del Consejo de Derechos Humanos. Los Procedimientos Especiales, el organismo más grande de expertos independientes en el sistema de derechos humanos de la ONU, es el nombre general de los mecanismos independientes de investigación y monitoreo del Consejo que se ocupan de situaciones específicas de países o problemas temáticos en todas partes del mundo. Los expertos en Procedimientos Especiales trabajan de forma voluntaria; no son personal de la ONU y no reciben un salario por su trabajo. Son independientes de cualquier gobierno u organización y sirven a título individual.

 

Advertisement

Elena Rusca, Ginebra, 26.10.2022

Advertisement
Advertisement

Advertisement
Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Corresponsal en Ginebra

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software