Opinión política

Hasta hace poco provocaban indignación, molestia y rabia; hoy, dan lástima, pena y vergüenza ajena

Hemos llegado a tal nivel de inopia, pobreza, indigencia y miseria intelectual de la casta política que, aunque la nueva formación que lleva el nombre de Unidad Social, y que agrupa a un gran número de organizaciones de la sociedad civil, exprese en la primera línea de su manifiesto-convocatoria,  que “un sentimiento de indignación, molestia y rabia recorre el país”, no podemos soslayar que estamos ante un problema gravísimo, incluso peor que ese sentimiento, que  es la incapacidad intelectual de todo el espectro político, con contadísimas excepciones. Es con esta casta con la que habrá de enfrentarse para tratar de lograr algún avance en materias sociales, políticas, en resumen, democráticas.

 

En esta nota me referiré, sin embargo y especialmente, al desempeño político de los personeros de los partidos auto llamados progresistas o de centroizquierda. Quiero partir con lo más actual y que ojalá les sirva de ejemplo a algunos de estos personajillos de cómo se explica una idea, con claridad, de forma concisa y precisa,  sin creerse poseedor de la verdad absoluta, tratar de embolinar la perdiz y que, al final, no se ha expresado más que una sarta de estupideces. Esto dice un niño de unos 10 años de edad:

Advertisement

 

 Durante el programa “Pasapalabra Kids”, un menor se robó todas las miradas. Al ser consultado por las clases de historia, las que dejarán de ser obligatorias en tercero y cuarto medio, el pequeño aseguró que “si nos quitan historia nos cortan nuestras raíces, por lo tanto nuestro conocimiento, va a caer en ignorancia. Lo que yo personalmente creo, es que los de la derecha, los de arriba, quieren sacar la historia para ocultar las cosas malas que hicieron en el pasado para estar donde están”. (Tomado de El Mostrador)

 

¿Cree usted, estimado lector que algún día podremos elegir una Asamblea Constituyente para tener una verdadera Constitución Política democrática con los partidos políticos que existen actualmente en la Copia Feliz? El Partido por la Democracia (PPD) reconoce que en Chile no hay democracia, pues su propio nombre lo indica. Además, en su denominado, pomposamente,  Congreso Ideológico Estratégico María Maluenda Campos, realizado hace unos meses, se declara como un “Partido Progresista, de Izquierda Democrática y Liberal”. La verdad es que este mejunje parece más una receta de una guarnición o acompañamiento para un plato de fondo: en una licuadora ponga usted un 30% de progresismo, agregue otro 30% de izquierdismo democrático, agregue otro 30% del concepto liberal; el 10% restante puede ser sazonado con una poca de obsecuencia, otra poca de indignidad y por último, el ingrediente que no puede faltar y que le da más espesor a la pócima: abyección a gusto. Como se puede apreciar, es una guarnición que puede acompañar cualquier plato de fondo que se le presente según las circunstancias. “Estos son mis principios, si no les gusta, tengo otros” (Groucho Marx).

Advertisement

 

El Partido “Socialista”, o lo que quede de él, no está en condiciones de tomar iniciativas de este tipo, pues está enfrascado en un lucha interna, además rasca, pobre y sin ningún viso de solución,  sólo está pensando en las próximas elecciones, sin capacidad de presentar un programa más o menos coherente que tenga algo que ver con algún principio con contenido social. Por lo demás, ninguno de sus presidentes ha estado interesado en elegir una Asamblea Constituyente; incluso uno de ellos espetó  que eso era fumar opio.

 

Por su parte, el Frente Amplio sufre del Síndrome PPD, ya que, al igual que esta pócima entrópica, conviven o medio conviven grupos de todas las layas que se pueden encontrar en la fauna de esta larga y angosta faja: Partido Humanista, Partido Liberal de Chile, Partido Ecologista-Verde, Movimiento Político al Socialismo y Libertad (SOL), Movimiento Democrático Progresista, Poder Ciudadano, Izquierda Libertaria, Revolución Democrática, etc. Si bien algunos de estos movimientos se han agrupado en un partido político, esto ha demandado un esfuerzo titánico, pues se tienen  que aunar diversas concepciones ideológicas (¡horror!, que terrible palabra), incluso individualismos, egos, etc. Aquí quiero detenerme un momento; en general, esta convivencia ha sido más o menos concordante cuando se ha tratado de aunar criterios sobre la política contingente nacional. Sin embargo, cada vez que surge alguna referencia al gobierno de Venezuela, las discrepancias hacen que la esencia del Frente Amplio comience a crujir. Esta situación que es bastante compleja para la unidad del conglomerado, no se produce exclusivamente en el seno de esta tienda, sino es recurrente en los demás partidos que se dicen progresistas o de centroizquierda.

Advertisement

 

La  muestra más reciente y palpable de esta situación se dio con el informe sobre Venezuela que presentó (digo presentó y no que elaboró) la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet. Sobre el informe, varios columnistas de este medio, incluido este servidor, han criticado su falta de objetividad, de imparcialidad, no haber incorporado los antecedentes entregados por el gobierno de Venezuela, y, como lo expresó Alfred Maurice de Zayas, relator independiente de la ONU, el informe de Michelle Bachelet es igual a los  que se presentaron  anteriormente sobre Libia e Irán. Además, criticó  que no se consignaran los testimonios de los familiares de las víctimas o de las víctimas que lograron sobrevivir de las guarimbas. Cabe hacer notar,  que estos testimonios fueron presentados personalmente y, además, a petición de la misma comisionada, se le enviaron al  correo de su oficina. Según el mismo Zayas, tampoco se consignó el bloqueo y las agresiones de Estados Unidos contra el pueblo venezolano.

 

Menciono estos antecedentes, porque queda la impresión que los personeros del Frente Amplio que sacaron la voz para aplaudir el citado informe, no lo leyeron, no leyeron los comentarios adversos al informe, o sencillamente su posición anti Maduro (similar a la de la derecha),  su inmadurez política y su desconocimiento  sobre política internacional, los hace caer en esta suerte de afirmaciones sin una construcción argumentativa que avale su opinión.

Advertisement

 

Pero lo que comprueba más fehacientemente la aseveración con que inicio esta nota, en el sentido de la miseria intelectual de la casta política, es la alharaca que causaron los dichos del alcalde Daniel Jadue en la entrevista que concedió al diario La Tercera.  Aquí surge otra pregunta: ¿cómo se informa la casta política del progresismo y de la centro izquierda, qué periódicos impresos leen, qué portales de internet, qué ven en televisión? Esta pregunta es pertinente, porque estoy seguro, amable lector, que si esa misma entrevista se hubiese publicado en un periódico impreso o de un diario digital de izquierda, habría pasado totalmente desapercibida. Veamos qué dijo Jadue realmente:

 

“Bachelet ha sido parte de tres gobiernos que han sido contrarios al proceso bolivariano. Cuando era ministra y se llevó a cabo un golpe de Estado contra el presidente Chávez en el 2002, el Gobierno chileno no sólo nunca lo condenó, sino reconocieron al golpista como gobierno legítimo. Desde ese punto de vista, el informe ya pierde un poco de objetividad; tanto en su primer como segundo Gobierno, los cancilleres de la Presidenta Bachelet atentaron contra la democracia y contra el proceso venezolano. Nada distinto se podía esperar de un informe de la ex Presidenta Bachelet”.

Advertisement

 

Las reacciones de los progresistas o centroizquierdistas:

 

Heraldo Muñoz: “El ataque a la Alta Comisionada Michelle Bachelet es tan virulento que creo que sólo es superable por los ataques que ha proferido Nicolás Maduro. Eso significa que nosotros estamos con Michelle Bachelet y lamentablemente, Jadue y el Partido Comunista están con Maduro, esa es la realidad”.

Advertisement

 

El anticomunismo del señor Heraldo Muñoz le exuda hasta por los poros. Primero, Jadue lo único que hace es decir la verdad y en ningún momento ataca a Bachelet. Acá, señor Muñoz, lo único virulento es su anticomunismo y su obsecuencia ante el imperio. La verdad es que Jadue se quedó corto, pues don Heraldo Muñoz es el creador del Cártel de Lima que agrupa a los más facinerosos,  corruptos y asesinos del continente. Hay que recordar que este grupito, no sólo propiciaba, desde un principio, un golpe de Estado, sino apoyaba el llamado de su líder Juan Guaidó a una intervención militar de los Estados Unidos. Puchas que es virulenta la verdad.

 

Álvaro Elizalde; éste señor que se hace llamar  presidente de ese grupúsculo cuyo nombre de fantasía es Partido Socialista, espetó lo siguiente: “Michelle Bachelet está haciendo un gran trabajo como Alta Comisionada de Naciones Unidas, lo que acredita su irrestricto compromiso con los Derechos Humanos”.

Advertisement

 

Señor Elizalde, le solicito muy encarecidamente que no nos trate  de imbéciles a todos los chilenos. No necesitamos la asignatura de historia para saber que durante los gobiernos de su tan querida presidente Bachelet, se violaron permanentemente los derechos humanos en Chile: asesinato de jóvenes mapuche, violentas represiones de Fuerzas Especiales de Carabineros en cada manifestación de trabajadores y estudiantes, operación Huracán, además de constantes mentiras y engaños hacia la ciudadanía. En estos días, Greenpeace ha demostrado la terrible contaminación que producen las termoeléctricas de carbón ubicadas en Campiche, cuya propietaria es la empresa norteamericana AES Gener. Por su parte la Defensoría de la Niñez ha denunciado el crimen que se está cometiendo contra los niños que viven en esa zona de sacrificio. ¿Es esto violación o no de los derechos humanos, señor Elizalde?,  ¿Quién autorizó el funcionamiento de esas plantas un día 31 de diciembre, pocos meses antes de finalizar su primer mandato?

 

Vlado Mirosevic (Frente Amplio): Las declaraciones fueron destempladas e injustas hacia Bachelet. Es inaceptable que el alcalde Daniel Jadue trate de golpista a la ex presidenta. No es justo”.

Advertisement

 

Don Vlado: lo que dijo el alcalde Daniel Jadue es la pura y santa verdad. Que a usted no le guste, es harina de otro costal. Lea bien y no tergiverse o interprete de una manera torcida el texto de marras.

 

Pablo Vidal (Revolución Democrática- Frente Amplio): “Me sorprende y me decepciona que uno de los principales liderazgos de la izquierda chilena relativice la gravedad de las atrocidades de Maduro, además, atacando a Bachelet.

Advertisement

 

Don Pablo, ¿qué parte me perdí donde Jadue “relativiza las atrocidades de Maduro”? Por otra parte, ¿quién le informó de las atrocidades de Maduro, que no sea el informe que presentó (y que le escribieron) la señora Bachelet?          

 

 “En el momento en que en la izquierda creemos que nuestros gobiernos no pueden ser cuestionados por la gente, tenemos problemas, tenemos problemas graves. Y estos están siendo cuestionados, por ejemplo, de manera clara en Bolivia a partir de toda la polémica por el referéndum que Evo Morales impulsó y que perdió; o los casos de corrupción gravísima que se observaron en Brasil que, por supuesto, no es exclusivo del Partido de los Trabajadores, pero que es una corrupción que, efectivamente ocurrió; o lo que ha pasado en Argentina, en fin. Ha habido un proceso de descomposición del progresismo en Latinoamérica”.

Advertisement

 

Estas palabras corresponden a un extracto de la entrevista que Pablo Vidal concedió al Diario U.de Chile el día 31 de julio recién pasado. Lo curioso es que en ninguna parte de la entrevista y, por lo menos este columnista, jamás le ha escuchado a don Pablo, alguna crítica al presidente de Honduras, que literalmente se robó la elección, ni al señor Duque, presidente de Colombia, país en el que cada día, sí, cada día, asesinan a un o a una líder social o campesina, y, por supuesto, a algún ex guerrillero de las FARC.

 

En necesario recordar, que el señor Pablo Vidal, que se dice de izquierda, es el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados.

Advertisement

 

Demostrado: los progresistas y la “centroizquierda” se informan a través de la prensa canalla nacional  (y si la leen),  internacional.

 

Advertisement

Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

  1. Bueno que más se puede esperar de un verdadero izquierdista. …nunca van a reconocer que la culpa es propia, más que no sea a través de culpar a imperio a otro de sus propios errores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad
Danzai Software