Estudio de la Universidad de Chile y del Colegio Médico, da  cuenta que  factores como el nivel educacional, residencia en comunas con hacinamiento y la pertenencia a Fonasa o Isapre; condicionaría el comportamiento de las personas ante la pandemia. Los datos muestran un escenario preocupante”, señalan desde el equipo coordinador del estudio del que ya han participado 39.885 personas de 321 comunas del país, través de www.movid19.cl.

La investigadora del Centro de Estudios de Conflicto y Cohesión Social, COES, Mónica Gerber, participa en el citado Estudio, explicó que “mirar los casos sospechosos y no solo los confirmados de COVID-19 nos permite controlar las diferencias en el acceso a testeo. Las estadísticas sugieren un aumento oculto de casos COVID-19 en barrios con alto hacinamiento y bajo acceso a testeo.

“Tal vez el dato más preocupante es que las comunas con mayor hacinamiento muestran la mayor cantidad de casos sospechosas”.

Según Gerber, los datos muestran un escenario preocupantes, en tanto revelan significativas diferencias sociales entre distintos grupos de personas, respecto de la posibilidad real de aislar casos sospechosos y realizar cuarentena.

El Informe consigna que las personas con menor nivel educacional tienen menos posibilidades de realizar cuarentenas que las personas con nivel de educación más alto. A su vez, las personas con FONASA tienen menor posibilidad de acceder a una licencia médica que las personas con ISAPRE.

 

SOSPECHOSOS DE COVID-19

El secretario técnico del Departamento Técnico y Estudios del Colegio Médico y académico de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile, Cristóbal Cuadrado, señaló que “identificamos que un porcentaje importante de personas que tienen síntomas sospechosos de Covid-19 siguen saliendo a trabajar, a lo menos, una vez a la semana”..

Para  el académico, ante esta situación resulta extremadamente importante entregar mensajes claros a la “ciudadanía  en cuanto que  cualquier persona  con síntomas o contacto con un caso probable debe aislarse

Advertisement
. En un contexto de alta transmisión viral, cualquier persona con un cuadro sintomático debe ser tratada como una caso probable y debe ser puesto en aislamiento”.

En este contexto, el investigador puntualizó que es fundamental que las personas tengan acceso a licencias médicas. Si bien la autoridad lo ha anunciado, aún no se implementa que las personas que son casos probables reciban licencias médicas sin necesidad de tener un examen PCR confirmado, sobre todo ahora que se han ido alargando los tiempos de espera”, recalcó

Por su parte, la investigadora del Centro de Estudios de Conflicto y Cohesión Social, COES, Mónica Gerber, explicó que “mirar los casos sospechosos y no solo los confirmados de COVID-19 nos permite controlar las diferencias en el acceso a testeo. Las estadísticas sugieren un aumento oculto de casos COVID-19 en barrios con alto hacinamiento y bajo acceso a testeo”.

RECOMENDACIONES

Entre las recomendaciones entregadas en el Informe se incluyen: incrementar la oferta y facilitar el acceso a residencias sanitarias, entregar subsidios directos a los hogares que ven mermados sus ingresos por tener que cumplir con el aislamiento en los casos probables o confirmados, así como las cuarentenas en los contactos estrechos. Además, garantizar el acceso a licencias médicas para casos probables o confirmados, y también para los contactos estrechos.

El Estudio fue presentado ante la Mesa Social COVID-19, por el rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, y la presidenta del Colegio Médico, Izkia Siches. 

 

Por Galy Chávez

 

 

Advertisement
Síguenos:
error1
Tweet 20