Portada

Víctimas de trauma ocular abandonados por el Estado chileno

La Coordinadora de Víctimas de Trauma Ocular redactó esta semana una carta denunciando el completo abandono de las víctimas de traumas oculares por el Estado de Chile. La Comisión Chilena de Derechos Humanos, representada por su presidente Carlos Margotta Trincado, apoyó el documento.

 

La Coordinadora de Víctimas de Trauma Ocular denuncia en la carta la vulneración de los artículos 4, 5, 8 y ss., de la Ley que “Regula los Derechos y Deberes que tienen las personas en relación a las acciones vinculadas a su atención de salud” (Ley 20.584).

 

Advertisement

“Queremos ser enfáticos en transmitir la magnitud del daño generado como consecuencia de la mutilación ocular que hemos sufrido”, denuncia la Coordinadora de Víctimas de Trauma Ocular en la carta. “Esto ha tenido distintas repercusiones, como por ejemplo: Tener miedo a diversidad de situaciones cotidianas como caminar, caer, chocar con objetos, salir a la calle, manejar vehículos, estar en lugares concurridos; además de miedo a perder la visión por completo, a ver limitado el ejercicio de nuestras profesiones y actividades; limitaciones para la vida como impedimentos para sacar determinadas clases de licencia como A y C; preocupaciones por el futuro, incertidumbre sobre la continuidad de los tratamientos y pronóstico del ojo lesionado; dolor físico asociado a la lesión y asociado a otros malestares como visión borrosa, mareos, náuseas, cefalea, entre otros”.

 

“Esta carta tiene por finalidad, la adopción de ciertas medidas, que permitan retomar los tratamientos suspendidos y mejorar la calidad de atención a nuestros asociados, considerando que la falta de atención ha significado una agudización de todos los problemas descritos antes”, sigue la Coordinadora.

 

Advertisement

“La carta está motivada por el completo abandono que ha tenido el Estado de Chile con las víctimas de trauma ocular durante el periodo de pandemia. En esta primera instancia la carta fue entregada en el Ministerio de Salud y al director del hospital El Salvador, entendiendo que el programa de rehabilitación ocular implementado en dicha institución no garantiza el recibimiento de una atención de calidad ni sostenida en el tiempo”, nos cuenta Matías Orellana, víctima de trauma ocular.

“La situación actual es que hay varios casos de muchachos que están perdiendo la visión de su ojo bueno, lo cual es una patología que aparece como consecuencia de la pérdida de la visión de un ojo. Actualmente a los chicos se les está negando la atención, puesto que el programa solo cubre el ojo herido. A esto se le suma que gran cantidad de personas están recibiendo tratamiento psicológico a través de fármacos psicoactivos (drogas). Muchas personas se encuentran cesantes y otros sin pago de sus licencias médicas. Es una situación insostenible que tiene como origen la ineptitud y negligencia del gobierno.” dice.

“Estamos viviendo la real cara del capitalismo. Hay hambre y miedo. Las policías siembran el terror en poblaciones y la represión es peor que nunca. Ahora amparados en el estado de emergencia, si bien es cierto se han visto pequeñas manifestaciones, la represión policial ha sido brutal. Sé que todo el mundo está padeciendo los coletazos de la pandemia en lo social. Creo que es necesario que el mundo sepa lo que pasa en Latinoamérica, así como nosotros necesitamos saber que ocurre en Cuba, Venezuela, África, Europa. El capitalismo está colapsando en todo el globo terráqueo. El problema es que la solución la están proponiendo los mismos idiotas”, concluye Matías Orellana.

Matías Orellana

 

Advertisement

La Carta

El siguiente petitorio está dividido en dos partes. La primera parte, son medidas que consideramos urgentes a tomar, ya que tienen relación con el contexto actual de pandemia que estamos viviendo. La segunda parte, contiene medidas generales que consideramos deben tomarse independiente del contexto actual, ya que surgen de problemáticas observadas desde antes de la pandemia.

PRIMERA PARTE

Estas son medidas que consideramos deben ser resueltas lo más rápido posible, ya que tienen relación con mermas en la atención, producto de la actual pandemia de SARS-COV-2, lo que ha tenido repercusiones directas en la salud física y mental de muchos de nuestros asociados. Solicitamos lo siguiente:

 

Advertisement
  1. Incorporar urgente atención online de profesionales:
    1. La atención psicológica y de terapia ocupacional, debe mantenerse con igual regularidad que antes (semanal o quincenalmente, como fue establecido con cada paciente), a través de videollamadas.
    2. Contar con resolución de consultas online y/o telefónica por parte de profesionales de oftalmología y tecnología médica para casos de urgencia. De esta manera, entregar recetas de medicamentos, licencias médicas, determinar si es necesario una consulta presencial de urgencia, entre otros.

 

  1. Atención presencial, en los siguientes casos:
  2. Urgencia oftalmológica: Según lo evaluado por profesionales de oftalmología y/o tecnología médica. Sugerimos casos de dolor local o cefalea que no cede a la analgesia, cambio de la estructura/anatomía ocular, disminución del rango y/o calidad visual, aumento de la presión intraocular; síntomas de mareo, náuseas, etc. relacionados al trauma ocular.
  3. Confección de somato prótesis: Otorgar horas de atención espaciadas para disminuir el flujo de pacientes y permitir la desinfección de los espacios.
  4. Retiro de medicamentos y licencias médicas: Otorgar horarios diferenciados para disminuir el flujo de pacientes.

 

  1. En caso de atención presencial, tomar todos los resguardos necesarios:
  2. Transparentar protocolo de acción a nivel de la Unidad, en caso de asistencia de caso de SARS-COV-2 positivo en las instalaciones de la UTO.
  3. Otorgar horas de atención individuales espaciadas para disminuir el flujo de pacientes y permitir la desinfección de los espacios, dentro de lo posible, entendiendo que hay urgencias que no pueden esperar.
  4. Que el protocolo contenga al menos la limpieza y desinfección recurrente de superficies en la sala de espera, baños y áreas de uso común. Además, desinfección entre paciente y paciente de box de atención, instrumentos utilizados y todo lo que tenga contacto directo con los pacientes.
  5. Controlar ingreso de pacientes (dejar a una persona de permanencia fija en la entrada), mediante aplicación de encuesta de factores de riesgo, medición de temperatura y revisión de base de datos de pacientes COVID-19 positivo. Además, exigir lavado o higiene de manos con alcohol gel.
  6. Proveer códigos uber para disminuir riesgo de contagio en el transporte público, o en su defecto, proveer de ambulancias o algún medio de transporte seguro.
  7. Asegurar uso de mascarilla por todos los funcionarios y pacientes presentes dentro de las instalaciones de la Unidad. Si algún paciente no lleva mascarilla, proveer una para resguardar la seguridad de todos los presentes.
  8. Facilitar la mantención de la distancia social (de al menos 1 metro), mediante la separación de asientos en sala de espera y habilitación de espacios ventilados y amplios. Si es necesario, instalar carpas fuera de la unidad como salas de espera para asegurar el distanciamiento.

SEGUNDA PARTE

Estas son medidas que creemos son necesarias para la continuidad del programa, de aquí en adelante, para la atención de por vida de los afectados de trauma ocular en el contexto del estallido social.

Advertisement

 

  1. Aumentar profesionales para la atención (psicoterapia, oftalmología, terapia ocupacional, somato prótesis).

Hemos recibido antecedentes de que muchas víctimas de trauma ocular han visto perjudicada su atención, al no tener suficientes horas disponibles para atender a todos los pacientes. Sabemos que los profesionales han tenido que privilegiar a qué pacientes dar prioridad y a otros, dejarlos fuera por falta de recursos humanos. Creemos que un solo profesional por área para atender a las más de 400 víctimas de trauma ocular, es insuficiente. Debe asegurarse una cantidad de profesionales que permita, que todos los afectados se atiendan oportunamente, con la frecuencia correspondiente.

 

  1. Extender atención incluyendo atención de oftalmólogos que puedan realizar evaluación del ojo sano, no solo tratamiento del trauma ocular, además de asumir atención en caso de patología ocular, déficit visual y ceguera permanente por cualquier causa, en cualquier momento de la vida. 

Como el Programa de Reparación Ocular es efectuado en la Unidad de Trauma Ocular, nuestras atenciones se han enfocado en el tratamiento del ojo dañado y se ha dejado de lado la evaluación y seguimiento del ojo sano. Creemos que es importante este punto, considerando el esfuerzo que realiza el ojo sano para suplir la carencia del otro y que es necesario cuidarlo y evaluarlo de forma más frecuente para evitar lesiones o daños que pudieran afectar al único ojo que nos queda. Además, para nosotros es muy importante mantener nuestros ojos en la mejor condición posible, por lo que se hace imperativo tratar, además, cualquier patología, aunque no esté asociada al trauma ocular.

Advertisement

 

  1. Incorporar profesionales psiquiatras al programa.

La salud mental de muchos de nosotros se ha visto afectada, por el impacto psicológico que conlleva perder la visión de una forma traumática, además del cambio en la autoimagen, autoestima, funcionalidad física, etc. Las consecuencias en la salud mental son importantes y por ello consideramos importante que se incorporen psiquiatras que puedan dar resolución a las patologías psiquiátricas asociadas que pueden desarrollarse producto del trauma. Al igual que el punto anterior, es importante que haya una cantidad suficiente para atender a todos quienes lo requieran de forma oportuna y con la frecuencia necesaria para cada caso.

 

  1. Considerar medicamentos de uso psiquiátrico dentro del programa.

Como parte del punto anterior, consideramos que las consecuencias de sufrir un trauma ocular no son solo físicas, si no también psicológicas, por lo que es necesario dar respuesta con los tratamientos correspondientes, entregando medicamentos en caso de ser requeridos.

Advertisement

 

  1. Aumentar el espectro de medicamentos asociados a entrega del programa.

Hemos recibido notificaciones de parte de nuestros miembros, de casos en que en la (UTO) no entregan el medicamento que fue recetado o que el medicamento no se encontraba disponible, debiendo comprarlo de manera particular, lo cual ha generado gastos altísimos, ya que los medicamentos de uso ocular en general, son costosos.

 

  1. Capacitar al personal en trato al usuario.

Hemos sabido de múltiples casos en que nuestros miembros han recibido malos tratos, mayoritariamente de parte de oftalmólogos, personal administrativo y psiquiatra del hospital derivado desde el programa. Hemos solicitado que quienes han sufrido estos malos tratos, hagan el reclamo correspondiente en la OIRS; sin embargo, en muchos casos, no se ha logrado ya que los usuarios han decidido buscar ayuda por otras vías. Creemos que estas situaciones son graves y deben ser corregidas, ya que estos malos tratos generan revictimización y mayor daño a la salud mental de las víctimas.

Advertisement

En forma concreta, hemos sabido de malos tratos de parte del oftalmólogo Rodolfo Manríquez y del psiquiatra “Dr. Bustos”. Sabemos que los casos incluyen a más profesionales, pero no hemos podido dar con más nombres en concreto. Sin perjuicio de lo anterior, queremos aclarar que estos reclamos no incluyen a todos los profesionales, ya que también nos han mencionado muchas veces haber recibido buenas atenciones de parte de la psicóloga, terapeuta ocupacional, tecnólogas, asistente social y protesista.

 

  1. Mejorar sistema de asignación de horas médicas en pos de disminuir tiempo de espera y aglomeración.

Tenemos conocimiento de que muchos de nuestros miembros, han debido esperar en varias ocasiones hasta 6 horas para ser atendidos. Las horas se asignan para varias personas en el mismo horario, lo que implica largas esperas de atención. Muchas de las víctimas de trauma ocular son de región y deben viajar a Santiago, por lo cual se hace aún más urgente, mejorar la distribución de horas y disminuir los tiempos de espera. Creemos que lo más eficaz en la asignación de horas, se ejecute con horas individuales para cada uno, calculando el tiempo de atención requerido, para así evitar aglomeraciones y esperas prolongadas, tal como se realiza en el sistema privado.

 

Advertisement
  1. Adaptar instalaciones para la cantidad de pacientes que asisten

Hemos visto en reiteradas ocasiones, que la cantidad de asientos disponibles en la sala de espera no son suficientes y muchas veces las esperas deben realizarse de pie, sentados en el suelo o fuera de la Unidad. Los asientos son insuficientes y muchos se encuentran en mal estado. Para este punto, es de importancia solucionar el punto anterior, ya que disminuyendo los tiempos de espera se disminuye también, el flujo de personas.

 

  1. Agregar vía formal de contacto en caso de consultas de forma expedita.

La comunicación con la UTO nos ha resultado dificultosa, ya que no hay información clara sobre cómo contactarse en caso de no poder asistir físicamente o requerir información rápidamente. Solicitamos habilitar algún número de contacto que efectivamente se encuentre disponible y que quién conteste ese número, cuente con capacitación para poder entregar la información requerida de forma expedita. De esta manera, esperamos que se eviten idas innecesarias a la unidad para resolver dudas que pueden ser respondidas vía telefónica, como solicitar horas de atención, pedir orientación para saber si acudir en caso de urgencia, etc.

 

Advertisement
  1. Facilitar el traslado de pacientes y su acompañante al centro de salud correspondiente para su atención, sea de región a Santiago o a otras ciudades, junto con su estadía y alimentación.

Si bien sabemos que el traslado y estadía de nuestros miembros no es de directa responsabilidad del hospital, el Gobierno se comprometió a apoyar a las víctimas de trauma ocular a través de un programa integral, el cual es efectuado en la UTO. Sin embargo, este programa deja fuera a todos quienes no viven en Santiago y que se les dificulta la atención en el Hospital del Salvador. Por lo anterior, creemos es importante su apoyo para gestionar estos recursos. Esto debe funcionar de forma expedita y permanente. Se debe entregar las directrices de cómo acceder a esto de forma oportuna.

 

  1. Reembolsar prestaciones efectuadas fuera de la UTO.

En la misma línea del punto anterior, muchos miembros han debido atenderse en otros centros, sea por ubicación geográfica, por la previsión de salud o por la urgencia de la situación. Sin embargo, consideramos injusto que dichas prestaciones deban ser reembolsadas por nuestros miembros cuando existe un compromiso del Gobierno de acarrear con estos gastos.

 

Advertisement
  1. Extender programa de reparación ocular de por vida con atención de los profesionales indicados. Que incluya atención del ojo sano.

No tenemos claridad con respecto a la duración del Programa de Reparación Integral Ocular, pero creemos profundamente que debe ser de por vida para todos los integrantes de éste, ya que el trauma ocular es algo con lo que deberemos lidiar el resto de nuestras vidas.

 

  1. Incluir otro tipo de terapias de rehabilitación emocional, terapia de shock y otros, además de terapias complementarias (acupuntura, flores de bach, biomagnetismo, entre otras).

Para la salud física, psicológica, emocional y espiritual, es conocido el beneficio de terapias complementarias que no son dictadas habitualmente en los centros de salud. Muchos de nosotros, hemos acudido a estas terapias con resultado positivo, pero de manera particular, debiendo acarrear con los costos, por lo que creemos es relevante que sea considerado dentro de nuestra atención otorgando estas prestaciones o reembolsándolas, en caso de efectuarlas de manera particular.

 

Advertisement
  1. Transparentar guía clínica de funcionamiento del programa, con prestaciones y beneficios de éste.

Solicitamos que se entregue información clara del programa, con los respectivos algoritmos a seguir, ya que en reiteradas ocasiones, la información ha sido entregada sólo a algunos miembros y a otros no. Por ejemplo, con respecto a beneficios del programa como códigos Uber, traslados, alojamientos, reembolsos, entre otros. La información no ha sido entregada de forma clara y nos hemos enterado por el “boca a boca” y no por información oficial del centro.

 

  1. Extender apoyo a los familiares de las víctimas, que también han sido afectados por el trauma ocular.

Las víctimas de trauma ocular somos padres, madres, hijos, hermanos, cónyuges, etc. En la mayoría de los casos, nuestros familiares se han visto profundamente afectados por la mutilación que hemos sufrido, generando gran dolor y angustia. Por esto, consideramos que la atención y rehabilitación debe extenderse para ellos de igual manera.

 

Advertisement
  1. Incluir rehabilitación y capacitación laboral

Muchos de nosotros hemos visto perjudicadas nuestras fuentes laborales producto de la pérdida de visión. Muchos de nuestros miembros se dedican a la construcción, transporte, diseño, fotografía, entre otras actividades, que requieren de visión binocular y percepción de profundidad. Es necesario generar rehabilitación en el área laboral para retomar nuestras actividades o empezar nuevas en caso de imposibilitarse la realización de algunas.

 

  1. Cuidar y mantener la infraestructura

Durante las atenciones hemos podido percibir diversos déficits en el cuidado y mantención de la infraestructura como baños sucios, sin papel higiénico, sin jabón y sin toalla para secar las manos; asientos de la sala de espera rotos e inestables, aseo insuficiente y muebles deteriorados.

 

Advertisement
  1. Asignar profesionales de cabecera para evitar recambio de profesionales y mantener la atención de forma continua, con posibilidad de solicitar cambio del médico de cabecera.

Creemos que es importante mantener la continuidad del tratamiento, teniendo profesionales asignados para cada caso y así evitar el recambio de profesionales que implica, además, contar el evento en reiteradas ocasiones, generando revictimización.

 

  1. Proveer lentes ópticos de por vida con todas las características necesarias.

Muchos de nosotros hemos tenido que comprar lentes ópticos para mejorar nuestra visión, que fue perjudicada a raíz del trauma ocular, además de utilizarlos como medio físico de protección ocular.

 

Advertisement

Atendido lo expuesto, le solicitamos muy respetuosamente que adopte las medidas pertinentes, en el marco de sus competencias, previa constatación de los hechos expuestos y sean transmitidas a quién corresponda como encargado del Programa Integral de Reparación Ocular, y se nos notifique de lo resuelto prontamente al siguiente correo electrónico coordvictimastraumaocular@gmail.com

 

Adhiere a esta presentación: Comisión Chilena de Derechos Humanos, representada por su presidente Carlos Margotta Trincado, dando veracidad a los hechos expuestos en la presente carta, en virtud que representamos jurídicamente a las víctimas y entregamos apoyo psicológico a integrantes de la Coordinadora de Victimas de Trauma Ocular.

 

Advertisement

La Coordinadora de Víctimas de Trauma Ocular.

La Coordinadora de Víctimas de Trauma Ocular es una organización que nace con la finalidad de crear vínculos y auto gestionar el apoyo en diversas dimensiones para las víctimas y sus familias.

 

Esta Coordinadora nace como consecuencia directa de la represión estatal en el contexto del estallido social, iniciado el 18 de octubre de 2019 y actualmente está integrada por un total de 130 personas que corresponden a mujeres; hombres; niñas; niños y adolescentes.

Advertisement

 

“Es relevante tener presente, que somos víctimas y el daño causado ocurre en distintas perspectivas como: físico (mutilación y/o lesiones graves gravísimas); psicológico (angustia; ansiedad; depresión; estrés agudo; estrés post traumático; daño a la autoimagen y autoestima); económico (necesidad de recurrir a distintos tratamientos médicos; quirúrgicos; gastos de transporte; pérdida del empleo o la imposibilidad de conseguir uno); y social (afectados por la discriminación y el prejuicio)”, precisan los miembros de la Coordinadora de Victimas de Trauma Ocular.

 

Elena Rusca, en Ginebra

Advertisement

 

Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

  1. Sra. Elena Rusca , podría , por favor ,hacerle llegar su artículo a la Sra. Bachelet que sólo lee El Mercurio , diario fascista que NO nombra el problema de los mutilados oculares por los carabineros del gobierno de Piñera& maleantes ?

  2. Increible esta madame Rusca, desde Ginebra está mejor informada que los
    patipelaos chilenos que viven en este país atrasado que es Chile.!
    Es casi de no creerlo y pensar que algo no funciona bien !

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software