Nacional

En Cesfam de Pirque: entregan a paciente remedio equivocado que desata su muerte  

Grave denuncia por negligencia médica recae sobre el  Cesfam Balmaceda de la comuna de Pirque, luego que la Unidad de Farmacia le  entregara a un paciente el medicamento que no era para su tratamiento anticoagulante, el cual le habría provocado la muerte. Debido a la pandemia el Policlínico de Tratamiento Anticoagulante del Hospital Sótero del Río, lo había derivado al centro de salud de Pirque, donde debía continuar con su medicación. “En este Cesfam comienza mi tragedia de haber perdido a mi padre, Julio Campos Cárdenas”, expresa llorosa Ana María Campos Álvarez.

EL FARMACO EQUIVOCADO

De acuerdo a lo resuelto por el Hospital Sótero del Río, Julio Campos Cárcamo,  concurrió –el día 18 de mayo- a control anticoagulante en el Cesfam de Pirque. Allí lo atendió la enfermera, Daniela Angulo, quien  le comunicó que volviera el 20 de mayo a retirar su remedio.

A la fecha indicada, el paciente solo había tomado  Acenocuramol 4mg, prescrito por el Policlínico de Tratamiento Anticoagulante, donde lo atendieron durante 13 años.

Advertisement

Sin embargo, el día 20 de mayo, al ir a retirar los fármacos, “la funcionaria de la farmacia entregó un sobre con  Alopurinol100mg, sin la receta correspondiente. Fue mi hermano a buscarlos y él insistió en pedírsela, pero se negó y dijo que esos eran los remedios para su papá”, cuenta Ana María

La situación descrita, da cuenta que la información proporcionada por la funcionaria  fue insuficiente e inoportuna, en tanto no intentó verificar con su superior si  la persona tenía razón en exigir  la receta del anticoagulante.

Tras la tajante explicación de la funcionaria del CESFAM y confiando en que se trataba de una cambio de nombre del remedio habitual, Julio ingirió diariamente el fármaco, “como si fuera el anticoagulante que siempre había tomado”.

Por otro lado, para la familia resulta incompresible el cambio del medicamento, ya que el Cesfam tenía  en su poder el Informe enviado por el Policlínico de Tratamiento Anticoagulante, en el cual se detalla la dosis de Acenocuramol 4mg  que se debía suministrar a  Campos Cárcamo..

Advertisement

De acuerdo a los protocolos establecidos referente a la derivación de pacientes, el citado Informe está respaldado por las firmas  del encargado del policlínico, doctor Raúl Abramson Rapaport y del dosificador,  Faddoul Gómez Merched.  

CONSECUENCIAS FATALES

El pasado 6 de junio y después de haber consumido -durante 15 días- el Alopurinol,  el hombre sufrió un infarto cerebro vascular y fue internado de urgencia en el Hospital Sótero del Río. “La operación resultó favorable, pero el infarto le provocó neumonía aspirativa, por lo quedó hospitalizado durante 39 días”.

“Uno de los doctores que lo atendió cuando fue intervenido, explicó que la causa del accidente cerebro vascular se debió –sin duda – al cambio de fármacos que le hicieron en el Cesfam de Pirque”.

Advertisement

Sin poder controlar las lagrimas, Ana María cuenta que “en ese instante me enteré que el Alopurinol no era un anticoagulante… se me vino el mundo encima”.

“Mi padre tuvo una leve mejoría, pero volvió a empeorar y nuevamente al Hospital Sótero del Río. Estaba demasiado débil”.

 

 

Advertisement

 El 14 de agosto, Julio Campos Cárcamo, de 85 años de edad, murió a raíz de una arritmia cardiaca severa. Era jubilado y recibía una miserable pensión de 160 mil pesos. Hasta antes de lo acontecido,  cuidaba una parcela, en  Pirque, donde vivía con sus dos hijos.

EL CESFAM  SE LAVA LAS MANOS

Con el fin de aclarar lo ocurrido con su padre,  Ana Campos Alvárez, interpuso un reclamo ante el Cesfam Balmaceda. Sin embargo, la respuesta del centro de  salud no la dejó conforme. “El Cesfam se está lavando las manos,” manifiesta indignada.

 

Advertisement

En documento oficial, la directora de la institución de salud pública de Pirque, Patricia Gallardo, argumenta que (…) “a don Julio no se le entrega por error o cambio de fármaco el medicamento Alopurinol 100 mg, (…) ya que el paciente se encontraba con dicho en tratamiento  desde el 15 de abril del 2019 por lo que la funcionaria de farmacia entrega según indicación médica. Quedando el medicamento Acenocuramol 4 mg, para retiro específico en dicho lugar, una vez llegada indicación y medicamentos desde farmacia del Hospital Sótero del Río”.

 

“Es totalmente falso  que él haya estado en tratamiento con Alopurinol. No me explico de dónde sacaron esa información. El único remedio que por años tomó es el Acenecomurol, contra argumenta Ana, quien al vivir junto a su padre, conocía bien su estado de salud y  siempre estuvo pendiente que no le faltara el medicamento.

 

Advertisement

“Además, el Cesfam se justifica e insinúa que la farmacia del Hospital Sótero del Río, aun no había enviado los remedios. ¿Y si más tarde llegaron, por qué nunca me avisaron, sabiendo que el tratamiento anticoagulante no se debe suspender nunca?

 

Con el propósito de que el caso sea investigado a fondo, la familia del fallecido ha iniciado diversas gestiones tendientes a identificar y sancionar a los/as responsables, ya sean éstos funcionarios del Hospital Sótero del Río o del Cesfam, “porque la muerte de nuestro padre se debe a una horrenda negligencia médica”.

 

Advertisement

Consultada por clarín.cl, acerca del caso, la directora del Cesfam Balmaceda, Patricia Gallardo, en su respuesta vía email -si bien no desmintió el hecho denunciado- declaró: junto con saludar  le expongo que dicha situación es de índole confidencial enmarcada en la Ley 20584”.

 

Por Galy Chávez

ver documentos relacionados con el caso

 

Advertisement

Respuesta 1295149 Reclamo Oirs

 

Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Periodista

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software