Debate Política Portada

“Estamos ante un espectáculo lamentable”, cree el actor Alejandro Goic respecto al proceso constituyente

Ante lo que, anticipan, podría ser un fracaso del proceso constituyente ante la falta de articulación de los partidos políticos para alcanzar acuerdos, distintas Organizaciones de la sociedad civil emplazaron a la clase política lograr una lista única de cara a las elecciones de constituyentes. “Estamos ante un espectáculo lamentable”, cree el actor Alejandro Goic.

 

Diversas Organizaciones de la sociedad civil, emplazaron a partidos y organizaciones independientes para lograr Acuerdo en lista común de candidatas y candidatos del apruebo. La Asamblea por el Pacto Social, Sindicatos de actores, trabajadores de la salud, de funcionarios del retail, futbolistas, organizaciones ambientales, feministas, académicas, entre muchas otras se reunieron a reflexionar sobre la necesidad de enfrentar la “dispersión y falta de consenso, manifestada hasta ahora por los partidos políticos y organizaciones independientes”, se sostuvo en el encuentro realizado en la sede de la Central Única de Trabajadores.

 

Advertisement

Los distintos gremios coinciden en que esta falta de unidad en el discurso que consiguió que se impusiera el apruebo, enfrenta hoy el veto en todas las propuestas que efectuarán quienes desean una Constitución con nuevos contenidos democráticos para orientar el futuro de Chile. El proyecto acordado es una Lista Única que asegure una debida representación, tanto de organizaciones de la sociedad civil como de agrupaciones políticas, agregaron.

 

En el detalle, se presentó una “Propuesta de Lista Única de los Partidarios del Apruebo para la elección de los Constituyentes”, el documento “Sobre contenidos esenciales de la Nueva Constitución y una “Simulación de votación y electos con lista única y riesgo con 2 listas”, que muestra el peligro real de la dispersión en las listas.

 

Advertisement

El contenido de esta estrategia que se proyecta como parte de una eventual Carta Fundamental, destaca: restablecer la significación de lo público generando un Estado social y democrático de derechos, prioridad de los Derechos Sociales, revisión del Modelo Económico, la centralidad del mundo del trabajo y sus organizaciones, entre otros.

 

En tal sentido, para Álvaro Ramis, rector de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano, convocante y uno de los voceros del grupo, “estamos siendo testigos de un espectáculo lamentable como es la falta de articulación de los partidos políticos para poder llegar a un acuerdo que permita concretar una mayoría consistente, que exprese la enorme envergadura de la votación del 25 de octubre”. Agregó que es necesario hacer transformaciones profundas al modelo que no mueran antes de ser discutidas bajo el veto de una élite política que es minoría.

 

Advertisement

Por su parte, otro de los voceros, el actor y director teatral Alejandro Goic, señaló que, de no conseguirse un acuerdo para lista única en lo venidero, los dirigentes políticos serán responsables de que fracase el proyecto de un nuevo país. “Ellos son responsables del mandato que les ha dado el pueblo por cambios profundos. Responsables de poner toda su voluntad para estos cambios. De ahí nuestro clamor angustioso para los que tienen la responsabilidad y depende de su voluntad el poder construir una lista única”, manifestó.

 

Manuel Díaz, presidente Coordinadora de Sindicatos del Comercio y Servicios Financieros, dio cuenta de la lista de organizaciones que adhieren a este llamado, indicando que “los resultados del Apruebo ameritan una lista única. Sólo unidos, los partidos políticos, los independientes, con la fuerza de los y las trabajadores y trabajadoras, sindicatos, federaciones, confederaciones, y las centrales, todos juntos, comprometidos con una constitución democrática, podremos capitalizar el triunfo del 25 de octubre, e incorporar en la carta magna, los contenidos transformadores que buscamos todos y todas las y los chilenos”.

FORMULA PARA LISTA UNITARIA DE LA OPOSICION (Versión final)
Sobre contenidos esenciales de la Nueva Constitución

Advertisement

 

Sobre contenidos esenciales de la Nueva Constitución

La totalidad de las personas y agrupaciones que adhieren a esta iniciativa son:

  • Asamblea por el Pacto Social (adhesión institucional)
  • Francisco Albornoz, Representante Asamblea por el Pacto Social
  • Verónica Venegas, Representante Asamblea por el Pacto Social
  • Asociación Chilena de Organismos no Gubernamentales Acción A.G. (adhesión institucional)
  • Claudio Trovatto, Asociación Chilena de Organismos no Gubernamentales Acción A.G
  • Aldo Santibañez Yáñez, Presidente FENPRUSS
  • Angela Contreras, Presidenta Sindicato Tottus
  • Angelica Salgado, Presidenta Sindicato Cornershop
  • Barbara Rojas Labrin, Primera Vice presidenta FENPRUSS
  • Carlos Cano, Director ONG Cetra/Ceal.
  • Daysi Sotelo, Presidenta Sindicato Cencosud
  • Eduado Astorga, Presidente de Sociedad de Dercho Ambiental-Chile
  • Eva Reyes, Presidenta Sindicato Alvex
  • Francisca Pérez Prado, Feminista
  • Germán Aguilera, Secretario Sindicato OK Market
  • Jorge Montealegre, Escritor, Unión Nacional de Artistas
  • José Sanfuentes, Rector IP Arcos
  • José Tapia, Presidente Sindicato Nacional Presto BCI
  • Julio Diaz, Presidente Sindicato Modella Group
  • Karen González, Presidenta Federación del Trabajador Walmart
  • Leonel Sepúlveda, Presidente Federación Trabajadores Ripley
  • Lidia Baltra, Periodista, Mujeres Plaza Ñuñoa
  • Loreta Bravo Fernández, Trabajadora social y cultural feminista
  • Luis Eduardo Escobar, Economista
  • Luz Valdés, Presidenta Sindicato 1°Mayo Montserrat
  • Marcela Serrano, Escritora
  • Marcia Scantlebury, Periodista
  • Mariel Bravo, Actriz
  • Mario Mandiola Villalobos, Secretario Nacional FENPRUSS
  • Manuel Diaz, Presidente Coordinadora de Sindicatos del Comercio y Servicios Financieros
  • Moi de Tohá, Ex-embajadora
  • Nelson Toledo, Presidente Federación Nacional de Sindicatos Autónomos Sodimac
  • Pedro Chasquel Robles, Presidente Sindicato 2 TVN
  • Raimundo Valenzuela, Abogado
  • Raul Vergara, ex presidente de la Confederación de Militares Democráticos de América Latina, Ex Subsecretario de Defensa
  • Roberto Pacheco, Presidente Federación Trabajadores París.
  • Carlos Soto, Expresidente del Sindicato de Futbolistas Profesionales (Sifup)
  • Verónica Matus Madrid, Feminista
  • Verónica Martínez, Periodista, Ex Presidenta Circulo de Periodistas
  • Victor Contreras, Presidente Sindicato Falabella
  • Viviana Erazo Torricelli, Feminista integrante de Independientes no Neutrales

 

 

Advertisement
Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

  1. Felipe Portales says:

    Lamentablemente, la postura expresada adolece de graves errores en sus supuestos. En primer lugar, no quiere percibir que no fue casual o erróneo que la ex Concertación se uniese a la derecha propiamente tal en el diseño fraudulento del “proceso constituyente”, con la imposición, sí o sí, del quorum de dos tercios. No quiere percibir que ello representa la culminación de 30 años en que ambos conglomerados han seguido la misma orientación básica de legitimar, consolidar y perfeccionar el “modelo chileno”. De este modo -¡como pasó con el solapado regalo de la futura mayoría parlamentaria efectuada por el liderazgo de la Concertación a la derecha en 1989, a través de las 54 Reformas Constitucionales concordadas y plebiscitadas “en paquete” en ese año- la dirigencia de la ex Concertación se “obligará” a consensuar nuevamente (como en 2005) un “nuevo” texto constitucional con la derecha propiamente tal, y pudiendo “culpar” a ella de no haber podido obtener un texto que sentase las bases de un nuevo modelo de sociedad.

    Y derivado del falso o erróneo supuesto anterior, los firmantes caen también en el mayúsculo error de concebir que el 80% de los que votaron por el “Apruebo” están básicamente en la misma orientación política. Mayúsculo error, porque es de todos conocido que, en primer lugar, una parte significativa de ese 80% proviene de ¡la misma derecha propiamente tal! Es por todos conocido que los líderes más significativos de la actual derecha hicieron llamados públicos a votar por el “Apruebo”: Lavín, Longueira, Desbordes, Ossandón, Felipe Kast, Delgado, Codina, Monckeberg, Codina, Ubilla, Felipe Alessandri, etc. Asimismo, diversas encuestas previas señalaron que cerca de la mitad de los votantes de Piñera estaban por el “Apruebo”.

    En segundo término, porque muchísimos de los que también votaron por el “Apruebo” corresponde a militantes, adherentes o simpatizantes de los partidos de la ex Concertación -y hasta algunos del Frente Amplio- que han adherido entusiastamente al acuerdo del 15 de noviembre, pese a que en su oportunidad los partidos de izquierda que no lo firmaron lo sustentaron en su oposición al fraudulento quórum de los dos tercios.

    Y en tercer lugar porque una gran proporción de los votantes independientes por el “Apruebo” no se enteraron suficientemente del fraude, ya que incluso después hasta los partidos de izquierda callaron el tema. Así que suponer que en las elecciones de abril las posiciones divergentes la representan la derecha propiamente tal versus todo el resto, constituye también un gigantesco error de percepción, voluntario o involuntario a estas alturas. Entonces, no tiene ningún sentido convocar a la “no derecha” a superar los dos tercios. Lo que corresponde -para quienes realmente estamos por una nueva Constitución- es agruparnos en la perspectiva que se pueda lograr más de un tercio de los convencionales que pueda impedir lo que no se pudo en 2005: Que no exista la posibilidad de que las virtuales dos derechas (la derecha propiamente tal y los partidos de la ex Concertación liderados hace ya tiempo por seguidores del neoliberalismo) puedan consensuar nuevamente un texto de Constitución que mantenga las bases esenciales del modelo neoliberal.

    • Germán Westphal says:

      Estos sabandijas saben perfectamente todo lo que dices en tu comentario, Felipe! No son ningunos idiotas. Simplemente se trata de otra martingala. Cada cual quiere su parte en la faramalla constitucional. Saben muy quien que la derecha más reaccionaria va a ser la minoría empoderada por lo menos con 1/3+1 con la cual van a tener que consensuar el engendro que genere la Convención Constitucional. Lo que buscan es jugar un papel en ello. Y no es para menos! Se trata de pasar a la historia oficial.

      En cuanto a la sugerencia de ganar 1/3+1 para aportillar al contubernio derechista —algo que también le escuché alguna vez a Sergio Grez— parece bastante improbable desde el punto de vista electoral. Ahí está, por ejemplo, el despelote que tienen los tal llamados frente amplísimos. En todo caso, guste o no guste, “las bases esenciales del modelo neoliberal” son intocables en tanto que la faramalla constitucional no puede modificar o cancelar los TLC dada la intangibilidad de los tratados internacional impuesta por la ley Nº 21.200 de reforma constitucional que rige el proceso. Los TLC son efectivamente las piedras angulares del sistema neoliberal y condenan al país a una economía predominantemente extractiva y exportadora con un mínimo de mano de obra incorporada.

      En cuanto a la Constitución actual, se puede argumentar que su naturaleza neoliberal está principalmente plasmada en el hecho de que no consagra cabalmente los derechos sociales consignados en la Carta de los Derechos Humanos de la ONU. Sin embargo, si se los incorporara, no pasarían más allá de un saludo a la bandera, pues independientemente de que sean parte de la Constitución o no, Chile está obligado a respetarlos según el derecho internacional. Por lo demás, poco importa si están o no explicitados en la Constitución si las correspondientes políticas públicas siempre se pueden implementar —como de hecho ocurre— “en la medida de lo posible”. Así, basta revisar el “Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales” de la ONU para comprobar que los países signatarios tienen bastante flexibilidad en la protección de los derechos que detalla. Sea como sea, el hecho es que se incorporen dichos derechos a a Constitución o no, el modelo económico neoliberal se va a mantener en todo lo esencial pues en última instancia, es parte de la globalización de la cual el país es parte. Las proclamas antiliberales y antiimperialistas simplemente reflejan una falta de comprensión de las fuerzas que rigen y operan en el mundo globalizado al cual todos los países están sujetos —la etapa superior del desarrollo capitalista. La cuestión es cómo asegurar la sobrevivencia humana de la manera más plena y equitativa posible, algo que va más allá de lo que cualquier Constitución pueda establecer.

  2. Martingalas de un grupo…hay otros N grupos jugando a lo mismo y 4 millones de candidatos a constituyentes para pasar a la historia y digan los hijos/nietos…mi abuelo/la escribió la constitución que debemos cambiar hoy……….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *