Medio Ambiente Portada

Greenpeace a Antonio Walker: “Que el agua deje de ser propiedad de los grandes empresarios está en manos de los constituyentes” 

La organización además señaló que el anuncio del ex ministro de Agricultura, Antonio Walker, para ser candidato en la Convención Constituyente “no se ajusta a la línea de constituyentes que buscan avanzar a favor de las demandas ambientales”.

 

La organización ambientalista Greenpeace, hizo un llamado a los candidatos de la Convención Constituyente “a proponer cambios reales para la redacción de una nueva Carta Magna y no perpetuar los intereses particulares que distintos sectores políticos y gobiernos han tenido durante décadas frente a la emergencia climática y en particular la crisis hídrica que hoy afecta al país”.

Actualmente, Chile es el 18vo país con mayor riesgo hídrico del mundo, y el 1° en toda América, según el World Resources Institute, donde el 98% del agua es para usos industriales, agrícolas, forestales y mineros y el 2% restante del agua es para el consumo de la población.

Advertisement

El llamado es a pocos días de conocer nuevos candidatos a la Convención Constituyente y justo cuando se cumple un año desde que el Senado desechara asegurar el agua para las personas y los ecosistemas en la Constitución, contabilizando 24 votos a favor y 12 en contra, pero que al no cumplirse la regla de los dos tercios necesarios para su aprobación (29 votos a favor), la idea de legislar fue rechazada.

En este contexto y ante los nuevos anuncios de candidatos para la Convención Constituyente, como el realizado ayer por el ex ministro de Agricultura, Antonio Walker, Greenpeace aseguró que “una persona que tiene conflictos de interés por los más de 300 litros en derechos de agua que él mismo ha reconocido, hace cuestionar su candidatura y su posición frente a la situación hídrica que hoy vive Chile, donde el agua está en manos de grandes empresarios, los mismos responsables de tener al país completamente seco. Alguien con este historial no se ajusta a la línea de constituyentes que buscan avanzar a favor de las demandas ambientales”.

“Haber votado la Convención Constitucional implica elegir a aquellos constituyentes que se encarguen de los temas que la actual Carta Magna no ha permitido avanzar, como los más de nueve años que llevan estancadas las conversaciones por el Código de Aguas y los más de 15 años para la protección de glaciares, ambas normativas fundamentales para la vida y los ecosistemas. Que el agua deje de ser un problema entre grandes empresas, está en manos de los constituyentes, por eso es fundamental que la ciudadanía priorice en la votación de abril próximo a quienes demuestran compromiso con los derechos fundamentales para todos los chilenos y chilenas”, enfatizó Matías Asun, director de Greenpeace en Chile.

La organización además destacó los resultados de su estudio “Chile Gota a Gota: pandemia, desafíos y percepciones de la crisis hídrica”, donde 97% de los encuestados dice que el agua para consumo humano debe estar garantizada en la nueva Constitución y 76% identificó que el responsable de la falta de agua en Chile, entre otros factores, son las leyes que no priorizan el agua para el consumo humano ni reconocen este bien común como un derecho.

Advertisement

Fuente: Greenpeace

Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

  1. Felipe Portales says:

    ¡Pero Matías Asún parece no darse cuenta que será virtualmente imposible que la “Convención Constitucional” (NO CONSTITUYENTE) apruebe dicho predicamente, dado el fraudulento nuevo quórum de dos tercios establecido por las dos derechas el 15 de noviembre de 2019; y ratificado en diciembre por una Reforma Constitucional! ¡El mismo que hace un año impidió que se aprobase un proyecto en el mismo sentido que hoy promueve Greenpeace!…
    ¿Tanta mala memoria tenemos los chilenos?…

    • En esa oportunidad, Proyecto de Reforma 1er.trámite, Enero 2020, habían en la Comisión varios senadores con derechos de agua, que no se inhabilitaron de la votación, 24 votos a favor y 12 en contra, se requerían 29 a/f (2/3), demostrando una vez más, que los intereses particulares eran, por sobre todas las cosas, lo que impulsa las decisiones de estas autoridades y no, por supuesto, el bien público o las necesidades fundamentales, como el agua, de la población. Este proyecto de reforma constitucional sobre dominio y uso de aguas tenía una larga tramitación originada en 2008. Por eso es muy importante que se pueda concretar en esta Convención Constitucional… a pesar de las dificultades que ha puesto el oficialismo y el Congreso en su mayoría.

  2. Germán Westphal says:

    Esto del agua es sólo parte de una política de Estado de privatizaciones, muchas de ellas disfrazadas de “concesiones”, que ni siquiera los milicos osaron implementar pero que los gobiernos de post-dictadura han consistentemente llevado adelante mientras la ciudadanía se entretiene comprando en el mall y los elegía y volvía a elegir.

  3. Felipe Portales says:

    Pero Nelson, ¡la “Convención Constitucional” tendrá el mismo obstáculo virtualmente insalvable que el actual Congreso para aprobar dicha idea: EL QUORUM DE LOS DOS TERCIOS. Y desde 1990 en todas las elecciones -con o sin sistema binominal- la derecha propiamente tal ha obtenido lejos más de un tercio de los congresales electos. Con mayor razón lo tendrá ahora en que va en una sola lista, mientras el resto irá dividido en varias listas de partidos e independientes. Además, que en la bancada de pueblos indígenas la derecha obtendrá más de algún convencional. Recordemos que la Araucanía ha sido tradicionalmente la zona más proporcionalmente derechista del país. Y si no me equivoco, hoy mismo hay dos diputadas mapuches en el Congreso: Una RN y otra PS…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad
Danzai Software