Mundo Redes sociales y Medios

Ricochets: ¡todos tenemos derecho a tomar la palabra!

El 2 de julio saldrá “Ricochets”, el nuevo periódico on-line gestionado por personas en situación de hándicap del taller “Estimedia”, la agencia de prensa de la Institución “Eben-Hézer Lausanne”, (Suiza). Diferentemente de los tantos periódicos de instituciones, “Ricochets” pretende obtener un espacio dentro de la sociedad y la prensa internacional, un proyecto más único que raro.

“Cuando quise crear el taller “Estimedia”, mi idea era de realizar un taller que centralice todas las actividades en torno a los proyectos de comunicación que ya existían en la Institución Eben-Hézer Lausanne, una verdadera agencia de prensa para nuestra institución”, nos cuenta Bruno Waegli, director socio-educativo de Eben-Hézer Lausanne. “¿El objetivo? dar a las personas con discapacidad intelectual la oportunidad de hablar sobre temas que les interesan”.

El proyecto se lanzó, hace muy poco, en 2019. Al principio, unos beneficiarios interesados en el proyecto se encontraban en la oficina de Omar Odermatt, periodista suizo.

En este lugar, exterior a la institución, los futuros periodistas y redactores de Ricochets construían la estructura de su futuro taller, Estimedia, que hoy logró atender los espacios internos a la institución Eben-Hézer Lausanne, y que espera seguir creciendo.

Advertisement

“Cuando todo comenzó, éramos yo, Caroline Goretta, Anne Tercier, Jules Brischoux, acompañados por Omar Odermatt, el periodista que nos ayudó a concretizar el proyecto”, nos cuenta François Desgalier, uno de los miembros del taller “Estimedia”. “Hoy parece increíble concretizar “Ricochets”, verlo en internet, con nuestro aporte en temas sociales e internacionales. Desde adentro la Institucion por fin nos abrimos hacia afuera.”

Actualmente, es Omar Odermatt que anima el taller “Estimedia”, en conjunto con Thomas Brasey, Niangu José Nginamau, Caroline Goretta, François Desgaliers, Jules Brischoux y Carlos Correvon.

Una de las grandes particularidades de este taller es su estructura “horizontal”: todos tienen igual derecho de palabra y de tomar decisiones.

 

Advertisement

Una herramienta para integrarse en una sociedad que a veces penas a incluir las personas con discapacidad

Cuando sus miembros me cuentan de Estimedia y Ricochets, hablan de estos proyectos como de algo necesario: “es importante hablar de lo que está pasando, compartir, trabajar juntos, no deberemos dejar eso”, nos expresa Carlos Correvon. “Gracias a Estimedia y Ricochets podemos realmente romper los prejuicio y demostrar afuera de esta Institución que nosotros también existimos y que somos parte de la sociedad”.

Los miembros d’Estimedia, redactores y periodistas de Ricochets, están todos de acuerdo en respecto al hecho que, crear este taller, ha favorecido en ellos un sentimiento de afiliación en la sociedad de hoy, que a veces pena un poco a integrar las personas en situación de hándicap.

La creación de un periódico on-line que no se concentre solamente en relatar los hechos ocurridos en la Institución de Eben-Hézer, sino que en lo que pasa afuera de ella, y afuera de Suiza, aumenta la valorización del trabajo de los miembros de Estimedia.

Advertisement

“Ya los “discapacitados de Julie Hoffman[1] no hacen solamente bricolajes… ¡pero también artículos!” Nos puntualiza Caroline Goretta, la cual recuerda de como en el pasado la estigmatización de las personas de esta institución era fuerte y violenta.

Ricochets y Estimedia pretenden quebrar este pasado de estigmatización, ofreciendo un periódico on-line que no solamente es innovador para su contenido internacional, sino que se acerca siempre más a los periódicos on-line de las otras agencias de prensa incluyendo e sus páginas contenidos multimedia: “hoy contamos con soporte multimedia, lo que ha favorecido el aprendizaje de más habilidades para nosotros. Ya no escribimos solamente, sino que grabamos, filmamos…Estamos realmente orgullosos de participar en este proyecto, único en Suiza, orientado al exterior: nuestro trampolín hacia el exterior, herramienta necesaria para que también desde afuera se interesen a nosotros y a nuestro periódico, ayudándonos así a expandirnos y crecer”, nos comparte Jules Brischoux.

 

Eben-Hézer, una “piedra en relieve” que se hunde en el lago de Ginebra

Advertisement

Fue en 1899 cuando Julie Hofmann fundó “Eben-Hézer”. Muy religiosa, soñaba con ejercer una profesión que le permitiera unirse y apoyar la infeliz infancia que vio en ese momento en los barrios desfavorecidos de Lausana.

En los estratos sociales más bajos de la ciudad, las condiciones de vida eran extremadamente duras. Obviamente, los niños no se salvaban. Era costumbre que se les exigiera realizar trabajos pesados, lo que ponía en peligro su aún frágil salud.

El interés de Julie Hoffmann por los niños en dificultades la llevó inevitablemente a descubrir otra realidad en la sociedad de Lausana. Preocupada por la pobreza y por no poder evitar llevar a cabo su propia acción, no dudó en ir al encuentro de estos “heridos de la vida” en los barrios más desfavorecidos de la época: en Petit-Saint-Jean, en la rue du Pré o incluso en Cheneau-de-Bourg.

“Todos los días que podía, en cuanto terminaba mi trabajo escolar, salía a la calle a buscar a Aline y compañía. No fue difícil encontrar a los niños, a veces venían a buscarme después de salir del colegio, me rodeaban en cuanto me veían y querían que les diera la mano”, relata Julie Hofmann en su diario.

Advertisement

Del sueño de Julie Hoffmann nació la Fundación “Eben-Hézer”, un lugar para acoger y apoyar a las personas con discapacidad. Tres son los lugares supervisados ​​por la Fundación: La Cité du Genévrier y Home Salem, en St. Légier, luego Eben-Hézer Lausanne en el corazón del distrito de Chailly.

Eben-Hézer Lausanne: la institución

Hoy, Eben-Hézer Lausanne es una institución centrada en el ser humano. 757 personas están involucradas. Entre ellos, 201 residentes en las viviendas de la institución. 98 de ellos trabajan en talleres con vocación socializadora (ATVS).

Advertisement

“La misión de Eben-Hézer es hacer lo que esté a su alcance para promover el bienestar de las personas a las que da la bienvenida y apoya. Ella se encarga de permitir que todos ocupen su lugar. Más allá de sus actividades de apoyo, promueve una visión positiva de las personas con discapacidad en la sociedad en general”.

Dado que el Estado de Vaud (Cantón de Suiza) es el principal inversor en este establecimiento (60% de las finanzas directas más 38% de los servicios adicionales gestionados por el seguro médico), la Fundación negocia su misión con el Estado.

Personas con discapacidad intelectual, trastornos mentales, autismo o trastornos generalizados del comportamiento: estas son las personas acogidas en Eben-Hézer.

“Las personas afectadas en su cuerpo, su psique o sus vínculos relacionales, también limitadas en sus posibilidades por factores sociales o ambientales, circunstancias susceptibles de acumularse, pueden beneficiarse de los servicios de Eben-Hézer, ya sea como internos, como externos o incluso recibidos de forma ambulatoria. . Se les llama beneficiarios. Se les considera personas únicas en constante evolución. Eben-Hézer los reconoce en su dignidad, su amplitud y su potencial, así como sus necesidades físicas, emocionales, sociales, materiales y espirituales”.

Advertisement

El acompañamiento de las personas recibidas se centra en sus propios recursos, orientados a su bienestar y su inclusión, (apoyo inclusivo según el Proceso de Producción de Discapacidad[2] (PPH)).

Una institución que busca la inclusión de sus beneficiarios: desde la agencia de prensa al derecho de voto

Estimedia y Ricochets no son los solos proyectos inclusivos de Eben-Hézer Lausanne: otro ejemplo de inclusión en Eben-Hézer es el nacimiento del “Bla Bla Vote”.

Advertisement

Iniciado en 2016, el Voto Bla-Bla, resultado de una asociación entre la Maison de Quartier de Chailly y Eben-Hézer Lausanne, es un espacio ciudadano políticamente neutral cuyo objetivo es capacitar a los residentes del distrito de Chailly (disfrutando o no del derecho para votar) para formarse una opinión sobre un tema sometido a votación.

Esto nació de la Convención de las Naciones Unidas (ONU) sobre los Derechos Fundamentales de las Personas con Discapacidad, adoptada en 2006 y entró en vigor en 2008. A partir de este momento, la incapacidad de discernir ya no es un criterio para retirar el derecho de voto de los ciudadanos.

 

Elena Rusca, Ginebra, 14.06.2021

Advertisement

 

[1] Fundadora de la Institución Eben-Hézer.

[2] El Modelo de Desarrollo Humano – Proceso de Producción de la Discapacidad (MDH-PPH) es un modelo conceptual que tiene como objetivo documentar y explicar las causas y consecuencias de enfermedades, lesiones y otros daños a la integridad o desarrollo de la persona.

Advertisement

Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Corresponsal

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software