Política Portada

¡Aún tenemos Izquierda ciudadanos!

Señoras y señores de la Derecha: todavía no canten victoria, es prematuro. La dispersión del pueblo es transitoria. Pronto recuperará su brújula política. El despelote en sus filas y la desorientación ideológica son realidades penosas aunque ya se vislumbra el amanecer. Al final se impondrán la voluntad y el destino histórico de los plebeyos para iniciar la época de la igualdad de derechos y deberes. El tiempo en que todos los niños y niñas tendrán las mismas oportunidades de realizarse en la vida.

Es cierto que vuestras señorías han conseguido engatusar a sectores considerables del pueblo, subordinándolos a la cultura excluyente de la oligarquía. Mediante los servicios tarifados de la casta política, más el poder seductor del mercado y el trabajo de zapa de las conciencias de los medios escritos y audiovisuales, abrieron los desvíos que confunden y debilitan a las fuerzas sociales del cambio. Un ejemplo: la autollamada “centro-izquierda”, que de centro tiene poco y de Izquierda casi nada.

No es necesario apelar a las dotes de Sherlock Holmes para descubrir quiénes vienen ganando terreno en la disputa política. Basta revisar El Mercurio del 18 de julio, al siguiente día de las primarias presidenciales, para saber que Sichel y Boric son dos caras de la misma moneda. El trompetero de la oligarquía celebra en su editorial “la meritoria campaña de Boric” (sic) y elogia el espíritu dialogante del candidato del Frente Amplio. Luego advierte: “…No debiera olvidar Boric que su triunfo se lo debe de modo relevante al rechazo de los electores ante planteamientos extremos como los del PC”. El presidente de la poderosa Confederación de la Producción y el Comercio, Juan Sutil, afirma: “en la izquierda hubo una diferencia muy importante entre la izquierda democrática, que representa el Frente Amplio, y la izquierda no democrática como el Partido Comunista”. Lo mismo señalan dirigentes de la Sociedad Nacional de Minería, Sociedad Nacional de Agricultura, Asociación de Bancos, Consejo del Salmón, Fedefruta, etc. El aplauso de la Bolsa de Comercio no se ha interrumpido en demostración elocuente de confianza del capital financiero en el resultado de las próximas elecciones. Sus inmensas fortunas no corren peligro gane quien gane las presidenciales y parlamentarias.

El triunfalismo oligárquico lo delata, elemental, Watson.

Advertisement

La oligarquía -ricachones y corporaciones que manejan el país- han actuado con astucia.

La economía (la del modelo neoliberal, desde luego), está reflotando. El año pasado cayó 6% pero el 2021 subirá poco más del 8%. El consumo aumenta con la velocidad de un cohete a la luna gracias al combustible de fondos previsionales y bonos del Estado. O sea de los ahorros e impuestos que pagan los trabajadores. Los cascabeles del modelo son automóviles, celulares y televisores al alcance de millones. La venta de autos nuevos y usados crece en forma vertiginosa. Más de 5 millones y medio de autos hay en el país (dos millones solo en Santiago). Más de 20 millones de celulares y 2,7 televisores por familia (cifras del Instituto Nacional de Estadísticas). Los partidos de centroizquierda hicieron realidad la promesa de Pinochet llevándola al paroxismo (1).

El consumismo es el gusano corruptor de conciencias y valores éticos. La Ley de Moraga se convirtió en Carta Magna de la conducta ciudadana y en regla de oro de la corrupción y despilfarro de recursos públicos.

En el guirigay de la locura consumista de esta Pompeya de América del Sur, los ahorros de los trabajadores se han convertido en sal y agua. La oligarquía y sus tenazas -gobierno y parlamento- prometen seguir estimulando este zafarrancho de mercado. Más de 90 mil millones de dólares se han inyectado a la vena del consumo. En especial a lo que el gran economista y periodista Aníbal Pinto Santa Cruz llamó el “consumo conspicuo” (2). Su publicidad –autos, relojes, whisky, etc.-tapiza las páginas de los diarios y ocupa el ancho de las pantallas de los televisores. El Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y los fondos previsionales se han convertido en un colosal cohecho electoral mientras las tripas del pobrerío reclaman alimento.

Advertisement

Señoras y señores de la Derecha: Chile lleva en el vientre su propio Vesubio. Este volcán hizo erupción en octubre del 2019 y sigue arrojando señales de actividad. Lo demuestran la resistencia inclaudicable del pueblo mapuche, la lucha callejera por la libertad de los presos políticos, las demandas de más de 86 mil familias que habitan 969 campamentos de tablas y cartones (3), y -sobre todo- las esperanzas que el pueblo cifra en la Convención Constitucional. En esas células activas del movimiento popular se hallan las fortalezas sociales y culturales que permitirán rehacer la Izquierda. Una Izquierda socialista como la de antes pero sin el lastre estatista extremo y la burocracia ineficiente de aquélla.

Chile no sólo es un largo y angosto mercado de bisutería. Es también, sobre todo, la experiencia dolorosa de un país saqueado y de un pueblo ametrallado cada vez que exigía sus derechos. La frustración histórica fusilada el 11 de septiembre de 1973, demanda una Constitución y leyes que abran paso a la justicia. Debajo de la costra del relumbrón neoliberal, está el Chile verdadero de los 600 mil que sufren hambre y de los más de 3 millones que padecen inseguridad alimentaria (la FAO dixit).

Es posible que la oligarquía manipule las elecciones presidencial y parlamentarias de este año. El muro de la abstención, por grande que sea, no puede impedirlo y su denuncia es sorda y muda. El esfuerzo constructor del pueblo se volcará a la Convención Constitucional, no a las elecciones presidencial y parlamentaria, cuya obra -la Carta Magna- aprobada en plebiscito, demarcará el terreno en que se definirá la histórica confrontación pueblo-oligarquía. En el campo de la batalla ideológica y social que se avecina, se levantará la Izquierda chilena de este tiempo. La Derecha lo sabe y por eso ha emprendido la campaña de desprestigio de la Convención. Lo intenta mediante la chimuchina “noticiosa” de cada día y -sobre todo- con la maniobra para someter a la mayoría a un proceso de negociación y concesiones para alcanzar el quórum de 2/3.

Enfrentando estas maniobras la Izquierda logrará rehacer sus fuerzas y dotarse de nuevas formas de organización y lucha victoriosa.

Advertisement
 

MANUEL CABIESES DONOSO

20 de agosto 2021

 

(1) “De cada siete chilenos, uno tendrá automóvil; de cada cinco, uno tendrá televisor, y de cada siete, uno dispondrá de teléfono”. (Pinochet, 11 de septiembre de 1980).

(2) “Chile, un caso de desarrollo frustrado”, 1959.

Advertisement

(3) Catastro Nacional de Campamentos 2020-2021.

Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Fundador de Revista Punto Final

Related Posts

  1. Felipe+Portales says:

    ¡Qué lamentable decadencia política final de quienes hegemonizan hoy el FA: Boric y Atria! ¡Seguir subordinados a las dos derechas hasta el final! Y más patéticamente aún, a una derecha concertacionista aterrada por que ya no va a poder “descansar” en el tercio de la derecha de la Convención que se esperaba seguro de obtener; para que así se bloqueara -y sin que el liderazgo de la ex Concertación quedase como “culpable” de ello- la sustitución del modelo neoliberal que consolidaron juntos en los 30 años pasados. Así, en 1989 -en virtud del solapado, vergonzoso y ¡aún desconocido! regalo de la futura mayoría parlamentaria que le hizo la ya solapada derecha concertacionista a la derecha tradicional, y por la que a través de las reformas constitucionales concordadas entre Pinochet y la Concertación de la época a mediados de 1989; constituyeron una secreta “entente” que durante 30 años mantuvo el modelo, “haciendo como” que el liderazgo de la Concertación siempre seguía queriendo sustituir el modelo; y nunca podía hacerlo, dado que “no alcanzaba nunca las mayorías parlamentarias (regaladas “pa callado”) requeridas para tal efecto. Pero ni Boric, ni Atria, ni nadie podrá contener la marea histórica popular que pretende terminar legítimamente con el nefasto y maldito modelo expoliador del pueblo -heredado de la dictadura- con sus AFP, Isapres, Plan Laboral, privatizaciones y concesiones leoninas a los grandes grupos económicos, incluyendo servicios públicos, previsión, educación y salud; y la propiedad de la mayor parte de nuestras principales riquezas naturales, partiendo por el cobre, litio, pesca, forestales, etc. etc. ¡Basta!

  2. Patricio Serendero says:

    Falta una crítica de la Izquierda a la propia Izquierda. Crítica para aprender de los errores propios, con sentido positivo. Pero hay que hacerla.
    En cada pequeño o gran grupo de izquierdistas existen quienes se creen dotados de la sabiduría, la astucia y la coherencia política suficientes para reclamar ser jefes. Entre los grupos marxistas algunos son capaces de recitar de memoria los clásicos. Y por ello creen que tienen la verdad. Pero no entienden ni siquiera lo que es la ciencia, (que muchos de ellos no han hecho nunca) base del método dialéctico que por su vez es la base de la filosofía del materialismo y por lo tanto del marxismo. A pesar de fracasos centenarios en algunos casos, continuan a insistir que tienen la razón. Por algo se dice que si la ignorancia es peligrosa, un poco de conocimiento es todavía peor. Todos estos muchos jefes potenciales y reales de los muchos grupos de la izquierda son responsables por las continuas derrotas sufridas, pero sin aprender todavía sobre correlación de fuerzas y el valor de la Unidad política. La unidad de la izquierda para ellos tiene que ser necesariamente hecha alrededor de ellos. Ah si! pero pregúnteles usted alguna frase de los clásicos. De memoria. Mientras no nos libremos de esas ambiciones desmedidas de mandar, así sea un grupo de scouts, seguiremos siendo derrotados.

  3. Felipe+Portales says:

    Estimado Patricio:
    Desgraciadamente nuestra atávica y profunda mentalidad autoritaria chilena (que no es exclusiva nuestra, por cierto; pero que debido a diversos factores históricos y geográficos es particularmente grave en nuestro caso) es extendida al conjunto de nuestra población, clases y organizaciones sociales y partidos políticos. El mayor triunfo de la dictadura fue, lamentablemente, acentuar dicho autoritarismo en el conjunto de la sociedad chilena, uniéndolo más perniciosamente a un individualismo, a la vez, desconfiado y narcisista. En esto, por cierto que ha sido clave el desmantelamiento o irrelevancia que hizo la dictadura del inmenso tejido social desarrollado laboriosamente en el siglo XX; desmantelamiento que luego fue consolidado por la nueva derecha concertacionista. Y una de las peores expresiones de la mentalidad autoritaria es la extrema oscilación entre la subordinación fáctica extrema (por ejemplo, radicales e ibañistas ante la derecha y clase alta; o la de la Concertación ante la derecha, grupos económicos y FF. AA.) y el rechazo radicalizado y extremo que, finalmente, no logra cambiar la sociedad (por ej.: rebelión de la pampa en 1925; rebelión campesina de Ranquil en 1933; radicalización de la UP, a la luz de las tesis en favor de la revolución violenta aprobadas en el Congreso de Chillán del PS en 1967). Muy penoso es ver como dicha oscilación ha caracterizado también al FA, y particularmente a Boric, pero en sentido inverso: Disfrute de colocarse una polera con el rostro acribillado de Jaime Guzmán, y peregrinaje a Paris a entrevistarse con uno de sus aparentes asesinos; para terminar siendo un factor muy relevante en la vergonzosa subordinación a las dos derechas el 15 de noviembre (¡no importándole quebrar su propio partido y el FA!) y luego sumarse a la aprobación de la ley antibarricadas. ¡Y ahora sumándose al blanqueo de Arancibia; y, por cierto, rechazando (hasta donde se sabe) la revisión del antidemocrático quórum supramayoritario de los dos tercios e, incluso, la posibilidad de que algo que la Convención apruebe con el 65% de sus votos pueda ser remitido al pueblo (¿no es el soberano?) para que este pueda ratificarlo o no. Como se hizo finalmente en Sudáfrica, ejemplo que tanto arguyeron como modelo para establecer el quórum de los dos tercios…

  4. LA CLASE POLITICA CHILENA ESTA COMPLETAMENTE CORROMPIDA , SOLO BASTA VER COMO ALGUNOS CONSTITUYENTES QUE SE CREEN ESPECIALISTAS , Y SOLO HAN DEMOSTRADO SER PERROS RASTREROS DEL NEOLIBERALISMO , ENGEÑAN Y ACTUAN ENTRE LAS SOMBRAS DE LA MENTIRA Y SEDICION .. ESTOS MISERABLES HAY QUE SACARLOS A LA PIZARRA , Y NO COMIENCEN CON ARGUMENTACIONES PUERILES , HACE MUCHO RATO QUE ESTAMOS MUY BIEN FORMADOS , LOS CHILENOS EN GENERAL TENEMOS PROFESIONALES EN GRAN CANTIDAD , Y NO NOS DEJAMOS ENGAÑAR , ASI QUE ATRIA DEJA DE JUSTIFICARTE ANTE LA ESTUPIDEZ , DE ECHARLE LA CULPA AL MUERTO… ERES PELAO ATRIA UN INFILTRADO DE LOS GUATONES SOCIALISTA , PERO YA SABEMOS COMO ACTUAS , TUS OBRAS Y PENSAMIENTOS TE DELATAN…. MISERABLE-…

  5. Gino Vallega says:

    Me gusta el optimismo del Sr. Cabiedes ,matizado con el habitual humor negro que nos caracteriza , al enunciar , como heraldo del medioevo , que
    “aún tenemor IZ , ciudadanos”.Como una inmensa mayoría, no domino ni los clásicos ni los nuevos y observo la descomposición pos moderna con la misma bronca que millones y pataleo contra la corrupción , la falta de justicia y me espanto , desde afuera , de la increíble falta de solidaridad de los políticos chilensis para con su pueblo de ollas comunes , pobrezas varias y pedido de “indulgencia plenaria” para pasar a formar parte de esos “otros” que los ningunean por ser los “otros”. La CC es la esperanza ,como aquella que se tiene del número de la lotería que al fin se pudo comprar…que si no resulta, será a la próxima. Grito , acción y fatalismo para los +500 , +200 , + 30 años, para los distintos grupos sufrientes de la larga y angosta que , cuando se miran al espejo , ven que desde allí los observan los Piñera ,Sutil ,Boric,Lagos,Bachellet,Alwyn….todos adornados con medallas militares y PUM , cierra la muralla………y sálvese el que pueda. De las cenizas resurgirá el ave IZ-Fénix y volveremos a cantar…”el pueblo unido……”.Que vuestros candidatos os sean
    generosos.

  6. La izquierda chilena capítulo el 11 de septiembre de 1973,y despues dieron el último batatazo a fines de los ochenta,cuando llegaron a acuerdo con la derecha,la dictadura civico militar y el imperialismo,para,sacar a pinochet del poder y poner como presidente posdictatura ,a un, golpista DC. Y todo siguiera igual y peor…..La Constitución del ochenta,de la noche a la mañana ,se convirtió en “democratica” y el modelo económico Social de mercado impuesto por ladictadura a sangre y fuego, paso a ser lo mejor para Chile y su desarrollo?!?! “Pero para clase capitalista monopolica”
    Señoras y señores estos últimos treinta y mas año a,han sido puro puro circo….La actual “izquierda” que nacio ahora ,y la otra, la tradicional, nacieron,para vivir y morir dentro del sistema Capitalista: Su modo de producción,sus relaciones sociales de producción y todo el aparataje Juridico-político,para defender y reproducir la explotación, del capital sobre el trabajo…….. Ahora toda la clase política,Toda!,Es empleada a sueldo del Estado capitalista.Así como estan las cosas,no hay ninguna esperanza,de mejora,para el pueblo trabajador y las capas medias de la sociedad capitalista empobrecida.

  7. Se me olvido mencionar un poder muy importante que ejerce la clase capitalista ,tanto nacional como mundial;que es el Poder Ideologico! Cultura,educación,historia, y todos los medios de comunicación;escrito, visuales y hablado….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software