Latinoamérica

 Elecciones parlamentarias en Argentina; desastre  peronista en provincia de Buenos Aires

Las Pasos, (primarias obligatorias y simultáneas), fueron mucho mejor que los resultados de las encuestas al demostrar un poder predictivo bastante acertado. El oficialismo logró acortar la distancia respecto a Juntos por el Cambio, de la oposición, en la Provincia de Buenos Aires, sin embargo, Diego César Santelli obtuvo el 39,81% de los sufragios, representando a Juntos por el Cambio al ganarle a Victoria Tolosa Paz, del Partido de gobierno, El Frente de Todos. El Partido Juntos por el Cambio obtuvo 3,479.137 votos, mientras que El Frente de Todos alcanzó a 3.366.358 votos. Desde 1983 el peronismo había ganado todas las elecciones en esta Provincia.

En Argentina el voto es obligatorio, lo cual da más legitimidad a los candidatos elegidos en los comicios. Esta vez se disputaban 127 curules en la Cámara Baja, y 24 senadores en le Cámara Alta, que equivale a un tercio del senado y a la mitad de Cámara de Diputados, que corresponde a 24 de 72 senadores, y a 127  diputados. Juntos por el cambio obtuvo 14 senadores, (cinco más que en las elecciones anteriores), y en la Cámara Bajo sesenta y uno diputados.

En los Partidos políticos pequeños  la sorpresa la dio el liberalismo, liderado por Javier Milei, ultra neoliberal, partidario de cerrar el Banco Central, cuyo populismo de derecha se expresa en un odio feroz contra la casta política. El liberalismo anarquista neoliberal obtuvo el tercer lugar en la Cámara de Diputados, con cinco asientos, y 1.422.862 votos.

En las elecciones de diputados los peronistas lograron 118 curules, y Juntos por el Cambio 116.

Advertisement

El oficialismo al perder la mayoría calificada de 37 senadores, la verá negra pues, necesariamente, tendrá que aliarse con la derecha para aprobar proyectos de ley importantes.

La derecha se prepara para ganar las elecciones presidenciales de 2023. Al parecer, predomina la idea de reemplazar al ex Presidente, Mauricio Macri,  (tuvo un gobierno desastroso en lo económico y, además, el 60% de la ciudadanía lo rechaza, según el resultado de varias encuestas de opinión), por el actual jefe en Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larrondo. En la derecha el Partido Radical logró muy buena votación en la elección realizada el 14 de noviembre de 2021, lo que le permitiría disputar al PRO el liderazgo.

Es sabido que en las elecciones ningún político pierde: el oficialismo puede vanagloriarse de haber acortado la distancia respecto a la derecha, en la Provincia de Buenos Aires, en tres puntos porcentuales, y así sea por un sillón, aún mantiene la mayoría en la Cámara de Diputados.

La Vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández, por orden médica no se presentó a la celebración, que tuvo lugar en el bunker del peronismo. Por su parte, el Presidente, Alberto Fernández, en su discurso, no tuvo más remedio que culpar al ex Presidente Macri por el derrumbe de la economía argentina y, a su vez, llamó a la derecha a buscar un consenso para enfrentar  el pago de la deuda contraída con el FMI; también aseguró que no recurriría a una política de austeridad.

Advertisement

Los dos años que le restan al Presidente Fernández van a ser muy difíciles: en diciembre, el ministro de Economía, Martín Guzmán, deberá lograr una prórroga de dos años para el pago de la deuda adquirida por el gobierno anterior, de Macri, además, tendrá la tarea de profundizar el cepo cambiario ante la carencia de dólares en el Banco Central. El 50% de la actual pobreza en la cual se encuentran los ciudadanos y, sobre todo, la inflación imparable, haría caer a Argentina en una híper inflación.

La derecha, con malas intenciones, transmite por vía de sus esbirros periodistas que el kirchnerismo de La Cámpora, (liderada por su hijo, Máximo Kirchner), abandonaría el gobierno de Alberto Fernández, amenaza que no ocurriría, debido a que tanto Cristina Fernández, como Alberto Fernández, tendrían mucho que perder.

El Poder Judicial está corrompido: más del 97% de la ciudadanía lo rechaza, pues los jueces sólo obedecen al ganador, y al perder el peronismo el quorum en el senado, que tiene la facultad de nombrar jueces, no sería raro que las emprendieran en contra de la señora Fernández, cuyo escudo protector es la presidencia del senado, cargo que ocupa por ser Vicepresidenta de la República.

Los fariseos chilenos ya no pueden seguir jactándose de ser los “jaguares de América Latina”, pues Chile vive en una callampa, (o villa-miseria), igual que argentinos y peruanos.

Advertisement

Rafael Luis Gumucio Rivas (El Viejo)

15/11/2021

 

Advertisement

Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Historiador y cronista

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software