Opinión política Política

Una relevante serendipia  de la Convención Constituyente

Advertisement

WIKIPEDIA: <<Una serendipia (serendipity, en inglés) es un descubrimiento  o un hallazgo afortunado, valioso e inesperado que se produce de manera accidental, casual, o cuando se está buscando una cosa distinta. De igual forma puede referirse a la habilidad de un sujeto para reconocer que ha hecho un descubrimiento importante aunque no tenga relación con lo que busca>>

 

Es posible -¿por qué no?- que usted considere en este momento reprobar el borrador de la Nueva Constitución emanado de duras y prolongadas jornadas de trabajo realizadas por los convencionales constituyentes. Claro que es posible. Y tal vez, en su argumentación, habrá algunas razones fundadas para ello…al menos en determinados artículos del texto de marras.

Advertisement

Aunque también es más que  posible que usted tenga decidido aprobar el nuevo texto, y en tal situación  le asistirán muchísimas razones en sus explicaciones y argumentos.

Advertisement

Pero, en lo que una y otra alternativa estarán plenamente de acuerdo es que todo este histórico y ejemplar proceso -sin una sola posibilidad de error- logró hacer caer las caretas políticas de varios personajillos que de insignes y eméritos representantes (de sabrá Dios qué o quienes), pasaron a ocupar finalmente el lugar que en estos escenarios les corresponde por derecho propio: el de mequetrefes politicastros mentirosos y venales.

Advertisement

Durante veinte años hubo chilenos que insistieron en afirmar cuán mentirosos y traidores a su propio electorado  eran ciertos personajillos que insistían en asegurar urbi et orbi ser izquierdistas modernos, defensores de Chile y su gente. En ese grupo de acusadores me encuentro yo.

Advertisement

Insisto, durante dos décadas dijimos que no eran de izquierda ni ‘progresistas’ ni socialcristianos… que eran centroderechistas, decíamos, y de muchos sectores (incluyendo a ciertos socialistas y exconcertacionistas) nos aseguraban que estábamos equivocados, que hablábamos estupideces. Hoy se sacaron las caretas y ¡claro que eran y siguen siendo de centroderecha! Eso son, centroderechistas, individuos como Ricardo Lagos Escobar, Eduardo Frei Ruiz-Tagle, Ximena Rincón, Fulvio Rossi, Felipe Harboe, Matías e Ignacio Walker, Javiera Parada, Enrique Krauss, Carlos Figueroa, Belisario Velasco, Edmundo Pérez Yoma, José Joaquín Brunner, Jaime Campos, Mario Waissbluth, José Pablo Arellano, René Cortázar, Vivianne Blanlot, Oscar Gmo. Garretón, Soledad Alvear, Andrés Velasco, y el resto que usted bien conoce.

La serendipia del trabajo realizado por la Convención Constituyente ha sido algo así como el aromático queso que sacó  de sus covachas a muchos roedores colilargos que decían ser ardillas, pero no lo eran, como ha quedado indesmentiblemente demostrado.

Advertisement

Un logro importante, a no dudar, ya que desde ahora esos personajes tendrán que actuar a cara descubierta, mostrando lo que realmente son y defendiendo lo que ya no pueden esconder ni disfrazar.

Advertisement

 

Advertisement

Arturo Alejandro Muñoz

 

Advertisement
Advertisement

 

 

 

Advertisement
Advertisement

Advertisement
Advertisement

Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

  1. Gino Vallega says:

    Estos nuevos aparecidos, anti CC, anti NC, pro C pinochetista-lagos….que estuvieron “escondidos” tras la palabra “progresistas”, son lobos con piel de hiena……y el disfraz los hacía parecer “buena gente”. Hasta aquí no más llegaron!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software