50 años 50 años del Golpe Textos destacados

Centro de detención Isla Dawson: 50 años después

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 1 segundos

La Isla Dawson esta ubicada en el extremo sur de Chile, en la provincia de Magallanes  y servía de base para un campamento de ingenieros de la Armada. El 16 de septiembre de 1973, cinco días después del golpe de Estado, la Armada instaló en Isla Dawson los campos de concentración de Río Chico y Compingin. Cerca de 400 presos políticos de la zona fueron llevados al lugar, en donde debieron realizar trabajos forzados, que consistían en instalar postes, construir canales, extender alambradas y postes telefónicos. Trabajan también en un pantano sacando fango y vegetales en descomposición. Otros trabajos consistían en cargar camiones con piedras grandes, limpiar caminos, abrir zanjas y canales, acarrear ripio en sacos al hombro y al trote.

Además de los presos políticos locales, a la Isla Dawson fueron llevados mas de treinta dirigentes de la Unidad Popular, entre ellos Clodomiro Almeyda, Orlando Letelier y Luis Corvalán. Estos fueron trasladados esposados en avión a Punta Arenas, y luego en barco. Aunque el lugar es particularmente inhóspito, con fuerte viento y temperaturas bajo cero, los detenidos fueron llevados sin abrigo y se los mantuvo en precarias condiciones. De hecho, el ex ministro del Interior y Defensa, José Tohá, fue regresado a Santiago en febrero de 1974, afectado por una aguda desnutrición, falleciendo días después. 

El campo de concentración  Isla Dawson estaba bajo la jurisdicción de la División del Ejército con asiento en Punta Arenas. La custodia del campo estaba a cargo de Infantes de Marina y efectivos del Ejército alternándose. No se permitían visitas de familiares, y la correspondencia era censurada en forma rigurosa, lo mismo que las encomiendas.

A los detenidos se les obligaba a marchar y a ejecutar diversos tipos de formación militar y calistenias. Se efectuaban simulacros de fusilamientos y grandes despliegues de fuerza, como si la isla fuese a ser atacada desde el exterior.




Los principales miembros del Gobierno de Allende fueron trasladados a Santiago a comienzos de junio de 1974. Los demás prisioneros son trasladados a la Cárcel de Punta Arenas y algunos puestos en libertad. El Campo de Concentración Isla Dawson se cierra en octubre de 1974 [1].

 

Cuando ocurrió el golpe de estado en Chile, el no tanto lejano 11 de septiembre 1973, muchos de los jóvenes militantes secuestrados por los militares en Punta Arenas fueron detenidos en el Regimiento de Infantería de Marina, situado hacia la salida sur de la ciudad en el sector denominado Río de los Ciervos.

Desde allí, en diciembre de este mismo año, la mayoría de estos detenidos fueron trasladados al campo de concentración de Rio Chico de Isla Dawson.

Se estima que alrededor de 450 prisioneros estuvieron confinados en este lugar entre 1973 y 1975, cuando dejó de funcionar, en el mes de abril.

“La idea de convertir en prisión a una isla para confinar a los delincuentes y a los adversarios políticos no es nueva, no fue un invento de los milicos chilenos. La verdad es que poco inventaron ellos, casi todo lo trajeron de afuera, lo copiaron de otras situaciones. Eso sí, algunas cosas la perfeccionaron, fuimos una excelentes cobayas en la refinación de métodos de tortura, como también en la depredación económica”, nos cuenta Marco Antonio Barticevic Sapunar, uno de los presos, en su libro “Esperanza en el Austro”, Mosquito Ediciones.

El 13 de junio, un grupo de ex-presos políticos detenidos en Isla Dawson, viajan del otro lado del Estrecho de Magallanes para visitar a lo que fue su jaula en un pasado no tan lejano.

Unas imágenes de estos momentos para que nada que se quede en el olvido.

El olvido está lleno de memoria, Mario Benedetti.

[1]: Memoria viva, https://memoriaviva.com/nuevaweb/centros-de-detencion/xii-region/isla-dawson/

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20



Foto del avatar

Elena Rusca

Periodista, corresponsal en Ginebra

Related Posts

  1. Gino Vallega says:

    50 años de historia cívico-militar bárbara y despiadada contra un pueblo que por un par de años tuvimos esperanzas con la UP y Salvador Allende.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *