Poder y Política Portada

La Comisión de Pesca, los desafíos de la nueva ley y Pablo Longueira como invitado de piedra

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 33 segundos

La Comisión de Pesca se embarca en una ambiciosa misión, con la presidenta Daniella Cicardini a la cabeza, de recorrer todo el país para abordar las más de 40 audiencias solicitadas en el marco del proyecto que busca establecer la nueva Ley General de Pesca. Sin embargo, una decisión destacada ha captado la atención pública: la propuesta de la presidenta de la comisión de no recibir al polémico exministro Pablo Longueira, figura clave en la actual y nefasta ley de pesca.

El plan de la comisión es claro: realizar al menos cuatro visitas que abarquen diversas zonas del país durante los días jueves o viernes de enero y marzo. El objetivo es escuchar de primera mano las opiniones de la industria, los gremios y las organizaciones en más de 40 audiencias, demostrando un compromiso firme con la participación ciudadana en la construcción de esta nueva legislación.

La decisión de no recibir a Pablo Longueira, exparlamentario y artífice de la legislación pesquera actual, se plantea como un punto crucial en este proceso. La propuesta de la diputada Daniella Cicardini de retirar el acuerdo para recibirlo refleja la postura de la comisión ante figuras controvertidas. Sin embargo, la decisión final está pendiente y requerirá unanimidad de los presentes para ser revocada.

En la última sesión, el subsecretario de Pesca y Acuicultura, Julio Salas, estuvo presente para responder a preguntas relacionadas con el proyecto de ley. La participación activa de las autoridades demuestra el compromiso del gobierno en este proceso de cambio legislativo.




Los objetivos planteados por el Ejecutivo para la nueva ley son ambiciosos y reflejan la necesidad de una regulación más transparente y sostenible en la actividad pesquera. Entre ellos se destacan la promoción de la equidad de género, el fomento del consumo humano directo de recursos hidrobiológicos, y la prevención de la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada.

Es crucial recordar que este proyecto ingresó a trámite el 2 de enero del presente año y actualmente cuenta con la calificación de «suma urgencia», lo que implica un plazo de 15 días para su trámite. La rapidez con la que se está abordando este tema resalta la importancia que el gobierno le otorga a la actualización de la legislación pesquera.

En conclusión, la Comisión de Pesca se presenta como un actor determinante en la configuración de la nueva Ley General de Pesca. Su compromiso con la participación ciudadana y la transparencia en el proceso es evidente, y la decisión sobre la recepción de figuras controvertidas como Pablo Longueira subraya la seriedad con la que se aborda este desafío legislativo. Con la mira puesta en la sostenibilidad y la equidad, el país espera una legislación que marque un hito en la gestión de los recursos hidrobiológicos.

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20



Related Posts

  1. Felipe Portales says:

    ¡Lo menos que se puede esperar de Daniela Ciccardini! Además, sería importante reseñar para la opinión pública -tan desinformada por el monopolio actual de medios, generado por los gobiernos concertacionistas en favor de la derecha- la génesis y contenidos de la totalmente corrupta ley de pesca actual aprobada por el «bloque consensual» Derecha-Concertación. Afortunadamente, el descubrimiento de las secretas reuniones-cenas de seis ministros «centro-izquierdistas» con representantes del gran empresariado va a disminuir el margen de maniobra e influencia distorsionadora de los grandes grupos económicos en esta coyuntura. ¡Esperemos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *