Columnistas Portada Textos destacados

¿Cuándo entra Chile en los BRICS?

Tiempo de lectura aprox: 7 minutos, 40 segundos

Creados en 2001 pero formalmente activos desde 2009 esta organización fue originalmente fundada por Brasil, Rusia, India, China y África del Sur. De ahí la sigla. Hoy es conocida también como BRICS+ puesto que más países se han incorporado a ella. Otros cincuenta (50) están interesados en adherirse o ya pidieron hacerlo.

El cuadro siguiente muestra gráficamente la situación de los BRICS hoy.

En Enero de 2024 se incorporaron  EgiptoIránEmiratos Árabes UnidosArabia Saudita y Etiopía. Como se puede ver, un cuadro muy diferente al de 2009. Un conglomerado al que los que EEUU y Occidente no dieron mayor importancia. Lo consideraban un grupo demasiado heterogéneo. Incapaz de ponerse de acuerdo en alguna cosa. Un error de cálculo, donde la soberbia no ha estado ausente de la apreciación del real potencial de desarrollo que tendría en el tiempo.

¿Qué son los BRICS ?




Se trata de una asociación económica y comercial de países que procura beneficios para todos los participantes en la cooperación y desarrollo mutuos. Cuenta con su propio Banco de Desarrollo cuyos objetivos son el apoyo a países en proyectos social y económicamente sostenibles y respetuosos del Ambiente.  Es una organización no discriminatoria como el G7 o el G20 conforme la riqueza de sus miembros[i]. Los BRICS representan  una enorme superficie con 40 millones de km. cuadrados y  y una gran población con más de 3.000 millones de habitantes. A sus economías se les llama «emergentes» un poco despectivamente en Occidente. Pero verdad sea dicha, por lo menos China, Rusia e India ya «han emergido». Sobre todo China, que como se sabe es hasta hoy la segunda potencia económica, comercial y política en el mundo, liderazgo mundial que se estima tomará a fines de esta década si no antes. Otro tanto podemos decir de India, otra potencia intermedia económica hasta hoy pero cuyo desarrollo los colocará ciertamente en posición de gran potencia en las próximas décadas. Rusia por su parte está derrotando militarmente a la OTAN en Ucrania. De modo que de «emergentes», nada.

Países entonces «emergidos» – a pesar de lo que digan los medios de comunicación del Occidente – que siguen a paso firme su desarrollo conforme muchas predicciones.  Según el Fondo Monetario Internacional (FMI), sus cifras sobre predicciones de crecimiento por país son elocuentes[ii]. Europa y el llamado Occidente casi no crecen. Mientras tanto los países asiáticos BRICS crecen el doble. Brasil solo crece más que Europa y EEUU para 2025. El banco Goldman Sachs de EEUU indica que para 2050 China dominará la economía mundial. El orden sería entonces China, EEUU, India, Indonesia y Alemania con Indonesia desplazando a Brasil y Rusia entre las mayores economías[iii].

Entrar en los BRICS no es necesariamente estar «en contra de EEUU». Es simplemente el deseo de muchos países para diversificar sus intercambios internacionales procurando las mejores condiciones en la defensa de sus propios intereses geoestratégicos.  Pretenden ejercer en plenitud su soberanía económica y política sin estar en contra de nadie. De ahí que los fundadores de los BRICS repitan una y otra vez que desean seguir teniendo buenas relaciones con la potencia norteamericana y el resto del mundo.

A pesar de esto, es evidente que EEUU no mira para nada con buenos ojos esta adhesión de cualquier país a los BRICS.  Es el primer organismo formal donde vive la mayor parte del mundo y maneja casi la mitad del PIB mundial el que tiene al frente. Y aunque no ha hecho nunca ninguna declaración política beligerante contra la primera potencia mundial, el solo deseo de «desdolarización», al que nos referiremos más adelante, en los intercambios comerciales y financieros mundiales que vienen expresando e implementando sistemáticamente, representa sin duda una amenaza mortal para la hegemonía de EEUU.

Desde hace 20 o más años que los estudios geopolíticos de la inteligencia de EEUU identifican a China y Rusia como enemigos estratégicos. Hay que combatirlos por todos los medios. Los BRICS son  considerados la personificación de ese enemigo a pesar de su heterogeneidad desde el punto de vista político. Sus intenciones a pesar de sus buenos deseos de relaciones comerciales sanas, competitivas y justas entre todos, no dejan lugar a dudas.

Una propuesta que los BRICS hacen desde hace tiempo, es el deseo de terminar con el monopolio del dólar y las herramientas estadounidenses de intercambio en el comercio mundial. Nos referimos a los sistemas SWIFT y CHIPS. El primero como sistema de mensajería interbancario. El segundo como herramienta para concretizar los pagos y otras operaciones. Es la llamada «desdolarización» de la economía mundial. Como se sabe, la economía del dólar y sus instrumentos financieros representan la mayor parte del PIB norteamericano[iv]. Por lo tanto, que los BRICS manifiesten este deseo como objetivo, representa un serio desafío a la hegemonía económica mundial de EEUU. Los signos de la desdolarización son notorios. Rusia y China, cuyos intercambios comerciales en 2023 fueron de más de $240.000 millones de dólares, realizan sus pagos en yuan chinos, rublos y también en oro, el refugio más apreciado hoy en el mundo inseguro e incierto que vivimos. De allí su precio que sube sin cesar. De paso, esto explica porqué China compra oro en cantidades hoy en día, a pesar de ser el primer productor del metal amarillo. Que el precio del oro esté subiendo como espuma, es señal inequívoca que los países y sus bancos centrales están comprando oro para protegerse de la inseguridad de los Bonos del Tesoro de EEUU, hasta entonces refugio financiero de muchos países. Irán vende desde 2008 su petróleo en euro u otras monedas producto de las sanciones que recibió por parte de EEUU. La amenaza de la desdolarización avanza en varios frentes. En 2023 China se deshizo de $74.000 millones de dólares en bonos del Tesoro de EEUU – un refugio financiero seguro hasta hace muy poco – lo que indica la decisión del conglomerado de acelerar su independencia del dólar USD para sus transacciones. Brasil se deshizo de $1300 millones y Arabia Saudita de $300 millones. Los BRICS  y otros países ya no consideran lucrativos ni sobre todo seguros los Bonos del Tesoro estadounidense. Buscan otros destinos para inversión, ahorro y seguridad. Y esto, porque las sanciones impuestas por Estados Unidos a cualquier país que no respete sus directivas – esas que ellos llaman «un mundo organizado en reglas»,  está  obligando a muchos países a cortar sus vínculos con el dólar y buscar vías alternativas. Los BRICS están llenando ese vacío y ayudando a otras naciones en desarrollo a sobrevivir sin utilizar el dólar estadounidense para el comercio. La muy arbitraria política de sanciones, podría resultar así costosa para Estados Unidos y terminar teniendo un efecto desastroso para ellos. Sanciones y confiscaciones del dinero de algunos países que se mantenía en EEUU, Inglaterra u algún otro país de Occidente. El último ejemplo ha sido el que la Cámara de Representantes de EEUU acordó recientemente confiscar los casi $300.000 millones de dólares de activos rusos para dárselos a Ucrania. El Presidente de la Duma rusa ha dicho derechamente que esto es un robo. Que lo es. Previamente le han confiscado el dinero a Irak, Libia e Irán.

En su política de sanciones como arma económica y política los EEUU parecen no medir las consecuencias. Esta vez las sanciones son contra los bancos chinos, puesto que estos ayudarían la economía rusa. Y como Rusia es el demonio en la Tierra para los EEUU y hoy para la Unión Europea, entonces se sanciona a todo aquel que los ayude de alguna forma. Anteriormente ya se ha amenazado a las empresas chinas que comercian con Rusia materiales y productos plausibles de ser utilizados en la guerra.

¿Se estarán preguntando los líderes de EEUU sobre el efecto de sus medidas y el efecto que están produciendo en sus propias economías?  Han pretendido sancionar con más de 16000 sanciones a Rusia. El resultado es conocido: Rusia es ahora mas fuerte. Han sancionado Irán desde hace 20 años. El resultado es igualmente negativo: Irán es ahora más fuerte económica y militarmente como lo ha demostrado recientemente en su lucha contra Israel. China también recibe regularmente sanciones desde hace tiempo. Y ya se sabe como anda la economía china: la mejor de todas en casi todos los indicadores. Y así podemos continuar revisando una serie de países y empresas específicas recibiendo una lluvia de sanciones sin cualquier efecto. Hasta la modesta Cuba, que sufre los efectos de sanciones desde hace 60 años por no ser suficientemente «democrática»  sobrevive a dichas sanciones. Críticas digamos de paso, que vienen de un país que apoya hasta hoy mismo con bombas, aviones, tanques armas y balas a Israel en esa matanza que lleva a cabo en Palestina. Un país que mantiene desde hace más de 20 años la cárcel ilegal de Guantánamo. Todo lo cual pareciera estar conforme con los cánones de la Democracia.

Naturalmente que las sanciones y confiscaciones de activos hacen que para empresas, bancos centrales y comerciales así como inversionistas y especuladores de la Bolsa sea de alto riesgo tener sus bienes intangibles en dólares o en Bonos del Tesoro de EEUU. Y ya se sabe que esa gente, que es «el mercado», huye de los riesgos económicos y financieros como de la peste.

Donald Trump, el posible próximo Presidente de los EEUU en 2025 ha dicho en una entrevista a Bloomberg : «Odio los países que dejan el dólar. Yo no permitiría que los países dejen el dólar porque cuando perdemos ese standard eso sería como perder una guerra revolucionaria». El hombre tiene toda la razón. Terminar con el dominio del dólar en la economía mundial es terminar en gran medida con el imperio americano.

Indonesia, el país cabecera de la poderosa ASEAN[v] anunció hace algunos meses atrás que su país debe diversificar sus intercambios en otras monedas que no sean el dólar, para lo cual ha creado un comité especial para tratar el tema. Recordemos que Indonesia es una muy poderosa economía regional históricamente aliada de EEUU. Hoy como se ve, su opinión está radicalmente cambiando.

 

Y Chile, ¿cuándo se incorpora a los BRICS?

Nuestro país hasta el día de hoy tiene una política monetaria que depende fuertemente de aquella de la economía de EEUU. La nuestra es una economía «dolarizada». El valor del peso chileno oficial y formalmente se mantiene «flotante». Depende del valor del dólar. Una curiosa flotabilidad. Cuando es necesario el Banco Central sale a comprar o vender la divisa americana para mantener una cierta razón con el peso. Esto, porque el valor del dólar tiene una enorme influencia en nuestra economía. Todas nuestras transacciones comerciales internacionales son realizadas en la moneda norteamericana. No extraña que todos los informes del Banco Central y la SUBREI[vi] sean expresados en dólares y no en nuestra moneda nacional. A eso se llama dependencia entre otras cosas.

Por otra parte, Chile tiene hace ya algún tiempo a China y Asia en general como su principal socio comercial en los intercambios bilaterales. Tanto en exportaciones como importaciones. El comercio con China es el principal de acuerdo con el último informe mensual de Comercio Exterior de Chile en Enero-Marzo de 2024 sobre exportaciones[vii].

Las importaciones tienen también a China como primer proveedor internacional[viii]. No costaría mucho liquidar todos esos intercambios utilizando una canasta de monedas y metales otros que dólares. ¿Perjudicaría o ayudaría esto a la estabilidad de nuestro peso «flotante»? Diversificar nuestra política monetaria en este aspecto parece algo muy necesario. Sobre todo en estos momentos.

¿Nos incorporaremos a los BRICS para efectivamente independizarnos de la tiranía del dólar y por el camino ir cambiando nuestra matriz de desarrollo?

Los BRICS han anunciado recientemente la creación de una nueva moneda y otros instrumentos necesarios. Se trataría de un medio de pagos internacionales[ix] teniendo como soporte el oro, petróleo y otros metales preciosos. Si el anuncio de su entrada oficial en los mercados mundiales fuese anunciado en la reunión próxima de Octubre, esto tendría como consecuencia una fuerte desvalorización de la moneda estadounidense,  dado que esta no tiene como soporte el oro, un bien tangible, lo que la hace inestable. Su valor solo depende de la marcha de la economía de EEUU[x].

En esa perspectiva,  que parece tener altas probabilidades de convertirse en realidad, tener mayoritariamente reservas en dólares como lo hace Chile parece ser una política monetaria de alto riesgo que no toma en cuenta las nuevas realidades geoeconómicas.

Veremos si los próximos gobiernos en Chile deciden seguir siendo dependientes del dólar sin siquiera discutirlo. Una materia de la mayor importancia, que debería ser discutida por el conjunto de los chilenos. Demasiado importante para dejarlo en manos de los tecnócratas del Banco Central.

En mi modesta opinión, incorporarse a los BRICS -aunque no cambiará el Capitalismo por ello – sería una señal seria de querer avanzar en el camino de conquistar nuestra segunda independencia.

 

Patricio Serendero  

[i]     Etiopía no puede estar económicamente más lejos de China y es parte del conglomerado

[ii]    https://www.imf.org/es/Publications/WEO/Issues/2024/04/16/world-economic-outlook-april-2024

[iii]   Goldman Sachs, «Global Economics Paper The Path to 2075 — Slower Global Growth, But Convergence Remains Intact»

[iv]   Ver nuestro artículo https://www.elclarin.cl/2024/04/17/guerras-actuales-punto-de-inflexion-en-la-geopolitica-mundial/

[v]    Ver en el artículo aquí arriba indicado

[vi] Subsecretaria de Relaciones Económicas  Internacionales

[vii]  https://www.subrei.gob.cl/docs/default-source/estudios-y-documentos/minuta-mensual/informe-de-comercio-exterior-de-chile—enero—marzo-de-2024.pdf?sfvrsn=1740ebc2_1

[viii] Según el Informe Mensual de Comercio Exterior de Chile Enero – marzo de 2023 – SUBREI, Subsecretaría de Relaciones Exteriores

[ix]   Que podría implementarse con la tecnología llamada «blockchain» por ejemplo.

[x]    Al respecto mirar el interesante video (en Inglés) en:  https://www.youtube.com/watch?v=Rr6mU_iUmvg

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20



Related Posts

  1. Un muy buen analisis de la influencia que tiene y tendrá el BRICS en la economia mundial, eso si que son las guerras propiciadas por EE.UU. la que finalmente regulan los mercados financieros, ademas de la penetración de paises imponiendo dictadores afines al imperio seguidas de politicas ultra conservadoras para frenar el desarrollo.

  2. Felipe Portales says:

    Cuando lleguemos a tener una democracia podremos pensar, no sólo en entrar a los BRICS, sino en reflotar el CIPEC, entrar al Mercosur, promover el resurgimiento de Unasur, etc. etc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *