Crónicas de un país anormal Latinoamérica

Luis Almagro, “intrínsecamente inmoral”

Fidel Castro definía a la OEA como el Ministerio de Colonia de Estados Unidos. Esta Institución, actualmente, es el antro de traidores y servidores al imperio norteamericano.

La historia de la OEA se funde con las invasiones a los gobiernos progresistas que al Departamento de Estado del país del norte define como “comunistas”, por consiguiente, contrarios a los intereses de Estados Unidos que, bajo el alero de la doctrina Monroe y la del Destino Manifiesto, se siente con el derecho de imponer su voluntad en el “patio trasero”, (los países de Latinoamérica y del Caribe).

La OEA nace junto al “bogotazo”, cuando Colombia se preparaba para la Conferencia de los países de las Américas: el gobierno conservador de Mariano Ospina Pérez participó, y con mucho agrado por cierto, en esta reunión de “yanaconas”; los liberales, en ese entonces liderados por el político Jorge Eliécer Gaitán, se negaron a participar en este cónclave de vasallos del imperio.

Hacia el mes de abril de 1948 los reaccionarios del Partido Conservador participaban en la celebración del “besamanos” a los representantes de Estados Unidos, que terminó en la creación de la OEA. El 9 del mismo mes cayó Gaitán, asesinado cobardemente, con la consiguiente reacción del pueblo bogotano, (el famoso “bogotazo”), que luego se extendió a todo el país.

Advertisement

La OEA, posteriormente, apoyó el golpe de Estado en Guatemala, en contra su Presidente, Jacobo Arbenz, quien había tenido la osadía de realizar una reforma agraria, que no le agradaba a los consorcios productores de banana, (la United Fruit); (previamente se había producido la masacre en las bananeras, en Santa Marta, en el Departamento del Magdalena, en Colombia, que se ubica en el “cinturón dulce” de América, como denominaba el escritor Galeano a Centro América, el Caribe y el norte de Colombia).

Más tarde, hacia los años 60, el Presidente Lyndon B. Johnson envió a los marines para la invasión de la República Dominicana, bajo el pretexto de evitar que este país se convirtiera en una “nueva Cuba”. Por primera vez, la OEA, a cara descubierta, participa directamente con Estados Unidos en una cruenta matanza para derrocar a un gobierno que pedía el regreso del ex Presidente progresista derrocado, Juan Boch. Después de muchos años, la OEA ha pedido perdón por esta acción criminal.

En otra ocasión, la OEA se dio el lujo de expulsar de su seno a un país miembro, Cuba, durante la asamblea realizada en Punta del Este, definiendo la Institución como anticomunista; más tarde, durante el gobierno de Hugo Chávez, Venezuela  se convirtió en el peor enemigo de la OEA, (Chávez, oportunamente se dio cuenta de que este Organismo sólo servía para efectuar golpes de Estado contra gobiernos progresistas y, actuando en consecuencia, colaboró en la creación de una serie de Organismos locales, y esta vez Estados Unidos no participó).

La Declaración de Principios de la OEA está saturada de bellas y angelicales frases sobre la democracia, autodeterminación de los pueblos y unidad y defensa de los países de América Latina y del Caribe. Estos santos propósitos – al igual que la declaración universal de los derechos humanos – están prontos a ser violados cuando los pueblos tengan el desatino de elegir, en las urnas, a gobiernos progresistas o, al menos, a aquellos que no les gusta el salvaje y cruel neoliberalismo, (el mismo Papa actual, Francisco, lo definió como perverso y demoníaco).

Advertisement

La OEA tiene la especialidad que le ha dado la experiencia para crear y preparar situaciones conflictivas en los países del área, de tal manera que conduzcan a golpes de Estado contra gobiernos progresistas y, además, guardar silencio cuando la ultraderecha realiza un golpe de Estado contra un gobierno democrático, (lo hizo cuando los militares derrocaron a Salvador Allende, en Chile; Estela Martínez de Perón, en Argentina; Joao Goulart, además de los golpes político-judiciales contra el gobierno de Dilma Rousseff, en Brasil; Fernando Lugo, en Paraguay).

El problema de personajes como Lenin Moreno, Presidente de Ecuador, al igual que su “hermano mellizo”, Luis Almagro, actual Secretario General de la OEA, y de otros, no es el haber cambiado de bando, desde el progresismo al neoliberalismo más radical, sino que el primero, por ejemplo, fue elegido por el voto popular gracias al apoyo irrestricto del partido de Rafael Correa y, al poco andar, se pasó a la ultraderecha, traicionando la voluntad de los ciudadanos, que habían depositado su confianza en la revolución ciudadana.

Por su parte, Luis Almagro, fue el Canciller durante el gobierno de José Mujica, en Uruguay, y nominado por este Presidente para ocupar el cargo de Secretario General de la OEA.

Hoy, Almagro se ha convertido en un personaje al servicio de los Estados Unidos, y utilizando las misiones electorales de la OEA para cumplir la tarea encomendada por el ultraderechista Donald Trump, que consistía en aliarse al “historiador” Carlos Meza, (ex candidato de la derecha boliviana a la presidencia de la república), a fin de agitar a la policía y, posteriormente, al ejército, para derrocar al Presidente Evo Morales: la misión electoral de la OEA se dio el lujo de inventar un fraude electoral que, luego, se comprobó como una absoluta falacia.

Advertisement

Almagro, el “monstruo del pantano”, como lo llama un periodista peruano, o “el intrínsecamente inmoral”, según el Canciller actual de Argentina, se da el lujo de defender a la dictadora Jeanine Áñez quien, después de haber cometido delitos de lesa humanidad, y robado el dinero del fisco boliviano, pide un juicio especial, como si alguna vez hubiera sido legalmente Presidenta interina en Bolivia. Almagro no ha hecho más que convertir a la OEA en una máquina creadora de golpes de Estado mediáticos-jurídicos, muy propios de la posmodernidad caótica.

Rafael Luis Gumucio Rivas (El Viejo)

20/03/2021

Advertisement

Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Historiador y cronista

Related Posts

  1. Gino Vallega says:

    Se espera que los “correístas” enderecen el rumbo perdido por Lenin Moreno.Se espera que el Sr. Arce enderece el rumbo de Bolivia , tras el golpe cívico-policial-OEA mediante.Se espera que el Sr. Fernández enderece el rumbo en Argentina ,tras la ruinosa presidencia del ladrón y millonario Macri (que actuó con la sra. Lagarde para endeudar monstruosamente a Argentina).El Sr. Mujica borró de su lista de amigos a Luis Almagro , pero dejó el pastel en la mesa;
    este sujeto ,inmoral ó amoral , Luis Almagro , tiene el apoyo cierto de Piñera ,Duque , Bolsonaro y varios otros países que le dan una sólida mayoría y confinaza para seguir a la orden de USA&pelagatos.

  2. ramon roman says:

    Muy bien, don Rafa, muy bien que usted use sus conocimientos intelectuales para instruir a las masas ignorantes de lo que el imperio ha hecho y continúa haciendo con los países de su patio tresero, países que se consideran democráticos, LIBRES Y ” SOBERANOS”. Pero, don Rafa, lo repito, usted sabe por qué, ¿escribió usted algo acerca de Bolivia y Ecuador de la forma en que estos dos países entraron en la órbita neoliberal, uno con un golpe militar y el otro con la traición de un politico de “izquierda”? ( (Esto me recuerda de partidos chilenos como la DC, PPD, PS y otros) No me acuerdo de haber leído acerca de estos dos casos, don Rafa, donde usted escribió algo para haber denunciado como se desarrollaron estos dos casos en contra de dos gobiernos democráticos. PERO ME DOY CUENTA DE ALGO, DON RAFA, QUE USTED SE CUIDA DE NO PISAR EN FALSO FRENTE A LA OPINIÓN TAN CAMBIANTE QUE TIENEN LOS PARTIDOS POLITICOS CHILENOS DE IZQUIERDA, LOS CHILENOS, Y DE NO APARECER COMO CONTRARIO A LA “DEMOCRACIA CHILENA” FRENTE A LAS DERECHAS NEOLIBERALES DE CHILE, YA QUE EN TODO SU ARTÍCULO USTED NI SIQUIERA MENCIONA AL GOBIERNO BOLIVARIANO DE VENEZUELA. Dígame honesta y francamente, don Rafa, ¿Usted cree que lo que pasa en Venezuela es culpa única y exclusiva del gobierno Venezolano? ¿Usted cree que los EEUU y sus vasallos de la OEA nada tienen que ver con esta situación? Vamos, vamos, don Rafa, demuestre que usted es verdaderamente un luchador intelectual por la soberanía de los países del patio tresero de los yankis y que no teme mostrar la verdad aúnque duela. Pero si usted demuestra con sus escritos que el gobierno venezolano es el único culpable de la terrible situación de ese país, dígalo y no espere vientos favorables (como los casos de Bolivia y Ecuador) y quedar picho: es decir, independiente, neutral y criticador de la derecha y de la izquierda, y mostrar, como decía el gran Victor Jara en unas de sus canciones, que “USTED NO ES NÁ, NO ES CHICHA NI LIMONÁ”. Addendum; por supuesto que no espero una respuesta suya, ya que no estoy a su altura intelectual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software