Cultura Nacional

Grave estado de salud de miembro de la Real Academia de la Lengua; Renato Cárdenas está internado en el hospital de Castro

Renato Cárdenas Álvarez, también recientemente galardonado con el Premio Nacional Margot Loyola y Premio Extensión Cultural, de la Municipalidad de Castro, se encuentra internado por segunda vez en un mes, en el hospital de Castro.

Renato Cárdenas, quién se ha destacado por más de cincuenta años en el ámbito del arte y la cultura, siendo un activo difusor y defensor del patrimonio del Archipiélago de Chiloé, debió internarse en el hospital de la ciudad de Castro,  aquejado de una extrema dificultad para ingerir líquidos y sólidos producto de un estrechamiento severo del esófago.

El personal médico a cargo, decide su hospitalización para estabilizarlo y mitigar la grave deshidratación y carencia nutricional, a causa de la dolencia que se le manifestó días anteriores a ser internado en el centro de salud local.

Cárdenas ingresa el martes 15 del mes en curso. Ya interno en el Servicio de Salud, se le debió practicar una endoscopía alta, en un servicio médico externo, ya que el Hospital de Castro, a pesar de ser el centro más importante de salud del archipiélago, no tiene habilitada la tecnología necesaria para dicho examen básico.

Con asombro los médicos declaran que no observan nada extraño que explique su objetiva dificultad para deglutir. El destacado investigador, difusor, artista y gestor cultural, es mantenido hasta el domingo de la misma semana en observación, mientras se le practica también una intervención para la expansión mecánica del esófago, siendo derivado a reposo domiciliario por el doctor a cargo  de la contingencia, firmando la orden de alta hospitalaria.

Advertisement

En este nuevo escenario, sin los cuidados mínimos especializados, el paciente no tarda en retroceder en su condición, manifestando un cuadro de fiebre en la madrugada del martes, debiendo ser trasladado nuevamente al servicio de urgencia, a tempranas horas de la tarde, donde permaneció en vigilia hasta aproximadamente las 03:00 AM del día siguiente, esperando que se vuelva a ordenar su internación de urgencia.

Cabe señalar que en el proceso descrito, se habrían practicado también un par de procedimientos  endoscópicos sin éxito, por causas que no han  sido claramente explicadas, y que ya se cuenta con una primera biopsia de informe negativo y un diagnóstico dudoso de estenosis esofágica D, de causa desconocida.

El círculo de trabajadores del arte y la cultura y sus amigos cercanos, han manifestado su preocupación por el actuar aparentemente errático de la institución local de salud pública, desde donde aún no se ha logrado obtener un diagnóstico claro, situación que dicen, no recae sobre la responsabilidad de sujetos particulares necesariamente, sino en la ya conocida carencia de medios locales para la debida atención de la población. A este respecto menciona un amigo personal del laureado personaje de la sociedad y cultura insular, el profesor Marcos Uribe Andrade:

“No es posible que –no solo Renato, sino cualquier habitante de Chiloé- se encuentre (nos encontremos) en tal situación de indefensión; de desprotección. Se entienden las contingencias de todo tipo, pero cuando se normalizan en el tiempo, ya dejan de ser contingencias y se transforman en  graves negligencias. Estas negligencias no necesariamente son de carácter médico en el fuero personal, sino negligencias político administrativas que trascienden las atribuciones directas de los sujetos y afectan las posibilidades y decisiones profesionales. No se puede insistir en tratar dolencias para las cuales la implementación local no da el ancho. No tengo una inferencia menos drástica, aun cuando uno no domina los pormenores de las habilitaciones institucionales locales, porque cuando tienes un hospital que se ve obligado a apoyarse en centros médicos de menor envergadura, para atender intervenciones básicas, el imaginario se puede permitir todo lo demás”.

Renato Cárdenas Álvarez atraviesa un grave estado de salud “y como no sería un hecho aislado el que muchas veces la atención especializada llega vergonzosamente tarde –insiste Uribe- alertamos a la comunidad y a las autoridades, que en Castro se encuentra en grave riesgo vital un Patrimonio Vivo de nuestra Cultura y por ende, de la humanidad. Y se encuentra en una situación de riesgo muy superior a aquella en que se hallaría a sólo 200 Km. de Castro, en el Hospital Base de la Capital Regional”.

Advertisement

Aun cuando la familia y el paciente han declinado por ahora hacer declaraciones en torno a esta situación, parece flotar en el ambiente un consenso sobre la necesidad de que las autoridades locales tomen parte en gestiones de respaldo hacia quien ha contribuido durante más de cincuenta años al desarrollo y trascendencia de la sociedad y la cultura del archipiélago de Chiloé y del sur de nuestro país.

 

 

 

Advertisement
Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software