Política

El PS ante el término del Senado

La madurez y la reflexión que suelen dar los años – viene de cumplir 89 recién el 19 de abril – no acompañan al Partido Socialista al que le cuesta aceptar o sencillamente rechaza los propósitos de los sectores populares que están por la construcción de otro Chile, democrático, justo e igualitario, sin la carga de los pesados lastres del pasado.

Es la decisión de las cúpulas autoritarias del partido que continúan atrincheradas en la llamada “renovación”, que comenzó a manifestarse en las etapas finales de la dictadura y que lo alejó de los cambios, del pueblo y de la clase trabajadora, a la que pertenece históricamente y con la que otrora se identificó y defendió sus intereses.

Las bases reclaman otra postura, real y propia de la gente sencilla, que contribuya a impulsar las transformaciones profundas que necesita el país y en que las mayorías no se sientan traicionadas por gastados políticos que se han desprestigiado solos, pero que insisten en mantener los privilegios con que los favorece el sistema aún imperante.

Ello se refleja en lo ocurrido en la Comisión de Sistema Político de la Convención Constitucional que trabaja en la nueva Constitución. Allí los integrantes del Colectivo Socialista fueron acusados de traición y funados por intentar la defensa del Senado de la República bajo presiones políticas principalmente de un grupo de senadores que se niegan a tener que dejar sus cargos y sus jugosas dietas parlamentarias.

El Senado es una institución tradicional que ha existido por largos años, pero que a estas alturas carece de credibilidad ciudadana. La gente perdió la confianza en su funcionamiento por entrabar sistemáticamente los proyectos en beneficio del pueblo, que por lo general quedan allí estancados o postergados indefinidamente.

Advertisement

Los convencionales populares han celebrado este término de funciones que se incluirá en el plebiscito de salida fijado para el 4 de septiembre.  Destacan que por fin se cimienta el fin de la denominada Cámara Alta como una institución que ha representado muchas veces un obstáculo para la democracia.

En uno de los cambios mas radicales aprobados por el Pleno de la Convención, el Senado será reemplazado por una Cámara de las Regiones como complemento del Congreso de Diputadas y Diputados. Será el nuevo organismo el que – en un sistema descentralizado – se pronuncie respecto a temas que afectan directamente a las regiones, dejadas de lado en la actualidad.

La Cámara de las Regiones representará en igualdad de condiciones a cada una de las regiones del país. Ello va de la mano con el proceso de regionalización que se busca implementar a través de la nueva Constitución, en la que dicho proceso es pieza fundamental. Se trata de un órgano deliberativo, paritario y plurinacional encargado de concurrir a la formación de las leyes de acuerdo regional y ejercer las demás facultades encomendadas por la Constitución.

Desde el interior de la Convención se destaca que las regiones son las grandes ganadoras del proceso constituyente: el Estado y la Cámara de las Regiones permitirán una descentralización efectiva del poder y una acción política que dialogue en sus niveles nacional y regional. Algunos en el PS no lo quieren ver así.

Al igual que la derecha, el pinochetismo y el poder del dinero, las cúpulas directivas y senatoriales que manejan el Partido Socialista no quieren ni necesitan cambios radicales de ninguna naturaleza. Esas cúpulas se sienten cómodas en la actual Carta Magna de la dictadura, que frena y desestima las demandas populares acrecentadas a partir del estallido social.

Advertisement

Las disminuidas bases socialistas militantes, controladas hasta ahora pero siempre de pie, apuntan a transformaciones estructurales que vayan dejando en el camino a instituciones obsoletas, pero que mejoren sustancialmente las precarias condiciones de vida de las mayorías.

 

 

Por Hugo Alcayaga Brisso

Valparaíso

Advertisement
Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

  1. Serafín Rodríguez says:

    Resulta bien difícil saber cómo va a funcionar el Congreso Nacional con la inclusión de la Cámara de las Regiones y cómo se va a implementar la formación de las leyes, en lo cual el Ejecutivo juega un importante papel dado que maneja la billetera fiscal. Mientras esto, que es bastante complejo, no esté claramente explicitado, resulta imposible pronunciarse a favot o en contra de la propuesta de la CC. Habrá que estudiar con mucho cuidado la propuesta de nueva Constitución antes de votar APRUEBO, RECHAZO, EN BLANCO o NULO el 4 de septiembre.

  2. Gino Vallega says:

    Las bases socialistas están sometidas a los capos del partido renovado a neoliberal de Elizalde, Lagos, Bachelet…..
    El PS NO VA MÁS, aunque Boric trate de salvarlo y salvarse.

  3. Nestor R Marin, Ph.D Agricultural Science, Phytopothologist. says:

    Si el Senado de Chile, atraves del tiempo paso a ser una estructura perjudicial, corrupta, viciada, para el pueblo, donde muchos senadores solamente defineden sus posiciones, como apernados en sus cargos, entonces porque no eliminarla. Hoy en dia, con todo lo que esta hacienbdo la CC, en favor del pueblo hay que apoyarla. Hoy en dia es el turno de la clase trabajadora, de los pobres y postergados por muchos años. Le ruego al Sr, Serafin Rodriguez que lea un poco mas como funcionan las Camaras de las Regiones, la cual, sabra como solucionar los problemas locales de cada Region y no esperar que un nucleo centralizado vele por sus problemas regionales. Si el pueblo no entiende claramente los beneficios que ofrece la CC, claro esta que ganara el recazo. Pero que quede en claro que en la propaganda del reachazo, hay mucha maldad, engaño, trampas, asi que ojo con lo que esta sucediendo. Hay algunos que escriben en este medio, que se las arreglan para aparecer cono personas de izquierda, pero con palabras muy rebuscadas meten la trampa que el rechado debe ganar…..CUIDADO CON ESTE TRAMPA !!!!

    • Serafín Rodríguez says:

      No se preocupe, dotor! El Sr. Serafín, com parte del pueblo, estudiará en su momento el proyecto de nueva Constitución en su conjunto y una vez que lo haya hecho de manera libre , soberana e independiente, decidirá si vota APRUEBO, RECHAZO, EN BLANCO o NULO. Éste y no otro es el deber ciudadano de modo que no se meta Ud. a dar consejos que nadie le pide y que no vienen al caso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software