Crónicas de un país anormal

Los Coloma: Los nietos resultaron más momios que sus abuelos

Los Juan Antonio Coloma constituyen una dinastía de senadores y diputados reaccionarios: en la sesión de ayer, 19 de diciembre, salió a colación el patriarca, Juan Antonio Coloma Mellado, abuelo del senador y bisabuelo del diputado, ambos del mismo nombre y apellido.

 

En la segunda mitad del siglo pasado los conservadores representaban a los beatos dentro de la clase dominante, y como era un Partido católico, en sus cargos de dirección se mezclaban latifundistas, obispos y curas, católicos de clase media e, incluso proletarios; su misión estaba dirigida, principalmente, a defender los intereses de la iglesia católica, amagados por masones, sumado a la irrupción de los evangélicos de preferencia en las clases populares, y sus  enemigos principales eran los masones, radicales y liberales.

Advertisement

 

Juan Antonio Coloma Mellado no pertenecía a la aristocracia castellano-vasca, pero dentro del Partido Conservador en el cual militaba se albergaba también a las capas medias e, incluso, a los indígenas. Venancio Coñuepán, por ejemplo, era un cacique mapuche y diputado conservador.

 

Para Coloma Mellado sus principales enemigos eran los falangistas, Partido integrado por jóvenes que adherían a la doctrina social de la iglesia y que se habían atrevido a votar contra la ley de Defensa de la Democracia, (promulgada por el Presidente Gabriel González Videla). Para Monseñor Augusto Salinas estos jóvenes eran los “enemigos de Cristo” y amigos de los comunistas.

Advertisement

 

El obispo de Talca, Manuel Larraín, salvó de la excomunión a los integrantes de La Falange cuando ya el cardenal José María Caro tenía preparado el decreto de excomunión.

 

Los conservadores – hoy la UDI especialmente – siempre han tenido un enemigo que encarna al demonio: en tiempos del Partido Conservador eran los comunistas que, al menos, tenían poder para dominar Europa del Este y de ejercer una notable influencia en los distintos países de América Latina; actualmente, el anticomunismo de la UDI es, a todas luces, ridículo, pues  terminó la “guerra fría”  han perdido importancia electoral en casi todos los países del mundo,  (nada queda, por ejemplo, del poderoso Partido Comunista italiano, del francés y del español e, incluso, en los antiguos países de la Europa del Este, los ex comunistas hoy son de los más reaccionarios de Europa, <Véase, a manera de ejemplo, Hungría y Polonia>), este Partido – UDI – sigue insistiendo en que los castristas, maduristas, orteguistas y comunistas en general, están detrás de llamado “estallido social” en Chile.

Advertisement

 

En nuestro país es casi imposible sindicalizarse, además, está prohibida la afiliación por ramas de la producción, por lo demás, el Partido Comunista era tan moderado que formaba parte de una alianza que incluía a los Walker Prieto.

 

Los enemigos de Coloma Mellado terminaron deviniendo  en sus amigos de la derecha: los “feroces falangistas” se convirtieron en democratacristianos y, en la actualidad, han sido decisivos en la aprobación de los proyectos del gobierno de Piñera, (incluso, algunos de ellos, salvaron al mandatario de la acusación constitucional que pesaba en su contra); en cuanto a los masones, los de “la escuadra y el mandil”,  hoy son tan poco peligrosos que hasta los radicales, convertidos en derechista son los salvadores Piñera.

Advertisement

 

En tiempos de Coloma Mellado, curas progresistas, entre ellos el Padre Hurtado, eran aliados de los comunistas, por consiguiente, constituían un peligro; hoy algunos de los clérigos, de progresistas terminan hermanados con Fernando Karadima y otros en el culto de la pedofilia. Ya no hay riesgo por parte del Papa Francisco, pues sus palabras y discursos caen en la arena cuando condena el neoliberalismo como anticristiano, (Francisco está en manos los cardenales degenerados, regentes de prostíbulos y Banco del Vaticano).

 

A los Coloma, nieto y bisnieto, les queda sólo la pasión política del abuelo y bisabuelo, pues los nuevos enemigos por parte de la derecha son Evópoli y un sector de Renovación Nacional que sigue a su secretario general y ex carabinero, Mario Desbordes.

Advertisement

 

A la UDI de los Coloma, fascista y seguidora de Augusto Pinochet, le place mostrarse como el niño rebelde, dispuesto a romper con cualquier alianza partidaria votan en contra de la paridad de sexo (hace tiempo que los curas no influyen en ellas) La beata que no ha tenido amores con sacristán no sabe lo que es canela y chocolate con pan

 

El senador Juan Antonio Coloma – al menos no es hipócrita – declaró que votará a favor de la mantención de la Constitución de 1980, y así lo hará la UDI en pleno, cuando se les pase el miedo.

Advertisement

 

La derecha siempre ha temido a los mismos fantasmas, así figuren con distintos nombres, y en el fondo, lo único que les importa es seguir manteniendo sus privilegios y revolcarse en sus miasmas.

 

Rafael Luis Gumucio Rivas (El Viejo)

Advertisement

 

20/12/2019                

 

 

Advertisement
Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

  1. Estos beatos, sr. Dr., qué se puede hacer con ellos ? Ud debe decirlo porque
    es muy sabio y conoce casi todo. Ud. Sr. Dr., Dr., tiene en sus manos, sus mismas manos, la posible solución. Por favor desarrolle una tesis completa y documentada para aprender política actual.
    Se espera con ansias desmedidas su clara lección escolar, de esa Escuela Superior, se entiende. Sr.
    Todos han quedado embobados con su clarísima pero intrincada magistarl lección. Gracias y que sean muchas
    Se espera con pasión su próxima …. bueno, esta cosa algo divertida, es lógico…

  2. Los y las UDI, Coloma entre ellos, nacieron y viven en la Edad Media, pasan viendo al Diablo en todo y en TODOS y TODAS. Parece que nacieron viejos como el personaje de la película “Benjamín Button”. Como beatos les prenden velas al ex-cura Karadima, al ex-obispo Cox, al cardenal Medina, al ex-nuncio Sodano (amigo de Pinochet), al cardenal Errázuriz; todos ellos acusados de pederastas, misóginos y homosexuales, pero HIPÓCRITAS.
    Pero además no quieren reconocer a los pueblos originarios de Chile, no permitiendo el cambio en la constitución de pinochet y ahora dejándolos afuera de la Asamblea Constituyente que hará la PRIMERA CONSTITUCIÓN DEMOCRÁTICA CHILENA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software