Mundo

La Alta Comisionada para los Derechos Humanos pide una investigación independiente del envenenamiento de Alexei Navalny

Alexei Navalny es un abogado y político ruso, considerado el principal opositor de Vladímir Putin tras el asesinato de Borís Nemtsov en 2015.​ El político ha salido del estado de coma en un hospital de Berlín, sin embargo hacen faltas investigaciones exhaustivas, exhortadas hoy por la Alta Comisionada de las Naciones Unidas por los Derechos Humanos.

“Es muy perturbador el número de casos de envenenamiento y otras modalidades de asesinato selectivo de ciudadanos o ex ciudadanos rusos, tanto en Rusia como en otros países, ocurridos en las dos últimas décadas”, declaró Michelle Bachelet, Alta Comisionada de las Naciones Unidas por los Derechos Humanos. “Y la incapacidad en muchos casos de llevar a los responsables ante los tribunales y hacer justicia a las víctimas y sus familiares resulta muy lamentable y difícil de explicar o justificar”.

Los especialistas alemanes afirmaron que tienen “pruebas inequívocas” de que Navalny fue envenenado con el agente neurotóxico Novichok.

La Alta Comisionada señaló que los agentes neurotóxicos y los isótopos radioactivos tales como el Novichok y el Polonio-210 son sustancias muy complejas y proceden de fuentes sumamente difíciles de rastrear. “Estas características plantean muchos interrogantes”, añadió Bachelet. “¿Por qué se usan sustancias como estas? ¿Quién las utiliza? ¿Cómo las consiguen?”

Advertisement

La Alta Comisionada aseguró, además, que antes de que ocurriera el presunto envenenamiento, Navalny había sido acosado, arrestado y agredido de manera reiterada, tanto por las autoridades como por atacantes no identificados.

“Era evidente que Navalny necesitaba la protección del Estado”, agregó Bachelet, “incluso si sus actividades molestaban al gobierno. No basta con negar que fue envenenado y descartar la necesidad de una investigación exhaustiva, independiente, imparcial y transparente de este intento de asesinato. Corresponde a las autoridades rusas investigar quién cometió este delito, un crimen muy grave perpetrado en territorio ruso”.

 

Opositores de Putin asesinados: la lista es larga.

Advertisement

Son políticos, periodistas o defensores de derechos humanos, todos opositores de Putin.

  • Vladímir Golovliov. Asesinado mientras paseaba a su perro en Moscú en agosto del 2002. No hubo sospechosos.
  • Valentín Tsvetkov. Asesinado en octubre del 2002, con un certero disparo en la muy transitada calle Novi Arbat. El organizador del asesinato, Martin Babakejián, que había pagado 100.000 dólares para cumplir su objetivo, se escondió en España hasta su detención en Marbella en el 2006. Dos años después, un tribunal de Moscú le sentenció a 19 años de cárcel.
  • Serguéi Yushenkov. Asesinado en abril de 2003 al lado del edificio en el que vivía en Moscú. Un año después, cuatro personas fueron condenadas a prisión, líder de una facción rival.
  • Yuri Shchekochijin. Murió en julio del 2003, según sus compañeros envenenados con talio. La investigación finalizó en el 2009, sin resultado.
  • Paul Klébnikov, fue el undécimo periodista muerto durante la era Putin, según el Comité para la Protección de los Periodistas. En el año 2006 los fiscales acusaron de organizar el asesinato a Jozh-Ajmed Nujáyev, uno de los líderes de la mafia chechena sobre quien Klébnikov había escrito. La investigación se reabrió en el 2009, pero hasta ahora no ha dado resultado.
  • Andréi Kozlov. Asesinado en septiembre del 2006. Dirigía el órgano regulador contra el lavado de dinero, que revisaba las licencias bancarias. En el 2008 un antiguo banquero, Alexéi Frenkel, fue sentenciado a 19 años de cárcel por organizar el asesinato después de que su banco, VIP-Bank, perdiera la licencia.
  • Anna Politkóvskaya. Asesinada el 7 de octubre del 2006, coincidiendo con el cumpleaños del presidente ruso. Los acusados, Lom-Ali Gaitukáyev y Rustam Majmúdov, fueron condenados en junio del 2014 a cadena perpetua. No se sabe quién pagó el asesinato.
  • Natalia Estemírova. Defensora de los derechos humanos. En julio del 2009 fue secuestrada en Grozni, capital de Chechenia. Los investigadores creen que el organizador fue un rebelde checheno posiblemente muerto un año después.
  • Borís Nemtsov. Un sicario le disparó en 2015 por la espalda cuando paseaba no lejos de la plaza Roja de Moscú.

 

Elena Rusca, en Ginebra

 

Advertisement
Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

  1. Ya van muchos casos ,como en GranBretaña , cuyas “pruebas inequívocas” nunca se han mostrado , sólo enunciado , dejando la duda del “montaje secreto por razones de Estado” , como por ejemplo , la “operación Huracán” durante la presidencia en Chile de la Sra. Bachelet , que ahora rasga vestiduras contra Rusias , pero no contra los crímenes de afroamericanos por policías blancos felicitados por el KKK Trump ni se refiere a las matanzas de líderes sociales en el narco estado Colombiano.
    Un poco de equilibrio en la ONU DDHH le haría bien al mundo , pero ,serea la Sra. bachelet capaz de ser ecuánime?Lo dudo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *