Política Portada

El fantasma de la Abuela se les apareció en La Moneda

Las vueltas de chaqueta, saltos mortales y otras acrobacias de la vida política de un agónico gobierno han ocupado la agenda pública esta semana. Desde la presentación ante el Tribunal Constitucional de un recurso contra el proyecto originado como moción parlamentaria por un grupo de diputadas y diputados liderados por Pamela Jiles a la aparición de un conejo en el sombrero de un torpe mago insomne, la política, la vieja política ha quedado al descubierto. En pocas horas el gobierno, representado en este caso por un impredecible, y también impresentable Ignacio Briones, dio un giro de 180 grados, de sur a norte, en su política económica. En pocas horas el hombre de la macroeconomía, del neoliberalismo en su más pura esencia, el “técnico” como le llama la prensa afín, se sube al caballo de la política. Y en este circo el único payaso, uno muy malo y trágico, se llama Sebastián Piñera.

Qué pasó. Un poco de especulación sobre la base de hechos, opiniones y afirmaciones no está mal. En La Moneda han visto un fantasma, que es el de la abuela. Y los ha aterrorizado. Cuando leyeron en la encuesta Cadem, tan amiga del gobierno, que Pamela Jiles es la figura política con el mayor apoyo ciudadano, con un 65%, y ya ha alcanzado a Joaquín Lavín como presidenciable, un sudor frío ha bajado por la espalda de analistas de derecha, políticos de derecha, empresarios, todos de derecha. En fin, el partido del orden, también de derecha, está apanicado.

El gobierno le robó la idea

El Senado no pudo ser más trasparente esta semana. La negociación en la cocina de los senadores fue a puertas abiertas y el plato servido llevó los irritantes condimentos del recetario del gobierno. El proyecto de Pamela Jiles fue rechazado ayer por todo Chile Vamos y la abstención de todos, o casi todos, de la exconcertación. Ese fue el almuerzo. Por la tarde, la cena, compuesta por el plato de fondo dispuesto por el gobierno, tuvo el apoyo de un ordenado Chile Vamos y el apoyo y la abstención de la exconcertación. Unos pocos rechazaron, pero el plato ya estaba servido.

Advertisement

El proyecto del gobierno, junto con el de Pamela Jiles, siguen en pie y en estos días deberán tramitarlos la Cámara de Diputadas y Diputados. Ya es un hecho que las personas podrán contar con un rescate financiero de sus propios ahorros para fin de año, pero esto no hubiera ocurrido sin la iniciativa de la diputada Jiles. El gobierno le robó la idea.

Por qué el gobierno cambió en pocas horas no solo su discurso sino la esencia de la política que había mantenido desde el estallido social. Un diputado de Renovación Nacional lo dijo: para frenar a Pamela Jiles.

Andrés Celis en el programa “Hola Chile” de La Red al ser consultado sobre la real intención del Gobierno para llevar el proyecto de un segundo retiro del 10% al Tribunal Constitucional respondió: “Yo creo que esto partió como una forma de quitarle el piso a la diputada a Jiles”, dijo Celis, advirtiendo que la estrategia contaría incluso con el apoyo de la oposición.

Esto, explicó, “porque todos estaban ya viendo que Pamela Jiles estaba muy potenciada, esto se venía conversando a nivel de senadores y diputados hace más de un mes (….) entonces obviamente en la oposición, Nueva Mayoría y en algunos del Frente Amplio hay preocupación por el fenómeno”.

Advertisement

 

 

Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

  1. Me parece que la democratización del proceso de nueva constitución y apertura a los independientes NO VA con el actual parlamento de las dos derechas, la dura de Piñera&mutilantes y la “sálvese quien pueda” concertacionista y nueva mayoría a las cuales ya se sumaron , incluso , algunos “hijos” de la concerta , conocidos como FA….le suena ?El nefasto DC , Walker , no va a poner en tabla las propuestas y las/los diputados seguirán lejos del pueblo aunque traten , algunes , de acercarse.Del Senado , ni hablar ,es como el espejo del TC y acolcha la caída del gobierno para no caer ellos también.La chispa que pareció alumbrar algunos rincones de la vetusta e inmóvil política contingente , solo fueron “petardos desvahídos” con poca bulla. Y si no me creen , pues , muéstrenme que estoy equivocado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *