Política Portada

La carta de tres expresidentes del PS a la actual dirigencia del partido: Es vital la unidad de la izquierda y un entendimiento con el PC

A través de una carta pública, Jorge Arrate, Germán Correa y Gonzalo Martner, los tres expresidentes del Partido Socialista, hacen una fuerte crítica a las últimas dirigencias del del PS, y en especial a la actual, en cuanto se han identificado con el modelo neoliberal al establecer alianzas con el centro político. La carta hace un enérgico llamado a dar un giro en estas políticas hoy irrelevantes y a contrapelo con el curso de la historia y las demandas actuales del pueblo chileno y recuperar sus raíces de izquierda.

Algunos párrafos relevantes

 

El Partido Socialista atraviesa hoy por uno de sus momentos más difíciles. Repudiado,junto al resto de los partidos por el pueblo movilizado, acusado de haberse comprometido con el modelo neoliberal y con una alianza centrista que lo desperfila y aparta de su trayectoria histórica, ha perdido a cientos y miles de valiosos y valiosas militantes. Se ha transformado en una organización clientelar donde predominan los intereses personales de la oligarquía dirigente, habiendo renunciado por su práctica política al proyecto histórico de terminar con el capitalismo salvaje y construir una nueva sociedad que deje atrás la explotación y los abusos y en la que prevalezcan los principios socialistas de la libertad basada en la solidaridad y la justicia social y en la democracia política y también económica.

 

Advertisement

Y hoy su dirigencia se va alejando definitivamente de las convicciones anticapitalistas y revolucionarias que le dieron origen y lo arrastran ala definitiva irrelevancia política. Su dirigencia, ciegamente, insiste en mantener su alianza con las fuerzas centristas, que en su momento fue necesaria por el contexto histórico determinado por la dictadura y la permanencia de muchas de sus reglas del juego.Pero esa etapa ha sido superada por la historia.El pueblo de Chile está marcando nuevos rumbos, muchos más cercanos a nuestros sueños históricos, y es con ellos que los socialistas deben identificarse.

 

Hoy, cuando la movilización social ha abierto paso a la posibilidad cierta de cambiar esa camisa de fuerza constitucional y de abrir paso a un nuevo proyecto democrático popular para Chile, es vital la unidad de la izquierda. Eso significa procurar un amplio entendimiento con todas sus expresiones orgánicas actuales, incluyendo desde luego al Partido Comunista.

 

Advertisement

Pero esta es una afirmación difícil de entender para los dirigentes del PS herederos de la “Constitución de Lagos”, aquella que según el ex presidente unía a todos los chilenos,haciendo caso omiso a que en su esencia continuaba siendo la misma trampa maligna neoliberal ideada por Guzmán,o para losque calificaban el reclamo de una Asamblea Constituyente como una alucinación causada por una droga.

 

CARTA COMPLETA

VF Carta Arrate Correa Martner (1) (1)

 

Advertisement

Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

  1. 1) Arrate fue el primer renovado en los 1980s, e incluso cuando comienza en los 1960s sus artículos en Arauco son de línea reformista en el seno del PS. En 1997, ministro de Educación, adalid de privatizaciones y demás cuestiones similares
    2) Martner fue parte de Concertación por al menos dos décadas (confiar en su figura sería eliminar la bandera fundamnetal de que el movimiento de masas critica los 30 anhos)

  2. Felipe Portales says:

    ¡Bienvenidos a la lucha contra las dos derechas que pretenden perpetuar el modelo chileno, al preservar el antidemocrático quórum de los dos tercios en la “Convención Constitucional” (NO CONSTITUYENTE)! Sería sí muy positivo que Jorge Arrate, que fue ministro secretario general de Gobierno a finales de la gestión de Frei Ruiz Tagle (y dado el esquema jerárquico-dictatorial de la Concertación -incluso a nivel de gabinete ministerial- no se lo puede culpar de ellos) ayude a esclarecer al país los pormenores de dos de los más graves escándalos de los gobiernos concertacionistas: el de la defensa internacional de Pinochet; y el de la corrupta denegación de la indemnización de los bienes de “Clarín” a quien el Consejo de Defensa del Estado (en 1975) y los tribunales (en 1995) habían definido como el legítimo dueño del bien confiscado por la dictadura: Víctor Pey.

  3. Para cambiar el partido, hay que enfrentar a las mafias y a los mafiosos incrustados en el…Tomar el camino donde lo dejo Salvador Allende. La génesis, la que le dieron sus fundadores.
    La génesis del partido fundado por Allende, cambiar el sistema, para crear una sociedad de igualdad de condiciones para todos, y no para servir de peldaños a personajes inescrupulosos que usan la política y los partidos para su promoción social y la de su grupo de amigos, lo que los transforma en clubes de amigos, en mafias.
    Los partidos políticos que sirven al sistema de los empresarios de las transnacionales son capitalistas.
    El partido socialista nació para construir una sociedad socialista, para defender a los trabajadores, y no para administrar el capitalismo, ni estar al servicio del capital y de la oligarquía, lo cual es absurdo, e inaceptable, y va en contra de la génesis del partido, y su lucha histórica, por democracia, justicia, libertad, fraternidad e igualdad.
    “…La libertad sin el socialismo es el privilegio, la injusticia; y el socialismo sin la libertad es la esclavitud y la brutalidad.”
    Lo que persigue un auténtico socialista, es que nadie sea tan rico como para poner a otro de rodillas, ni que nadie sea tan pobre como para tener que arrodillarse ante otro. Un sistema al servicio del hombre y no el hombre al servicio del sistema.
    Por un mundo donde seamos socialmente iguales, humanamente diferentes y totalmente libres.
    “Vamos al socialismo por rechazo voluntario del sistema capitalista y dependiente cuyo saldo es una sociedad crudamente desigualitaria, estratificada en clases antagónicas, deformada por la injusticia social y degradada por el deterioro de las bases mismas de la solidaridad humana”. Salvador Allende…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software