La civilización capitalista es gobernada por la cúpula de megamultimillonarios occidentales. ¿Cuál es su decisión política para sus negocios en el futuro? ¿Están unidos o divididos?

El 1% ganó sumas enormes con su método globalista, ¿quieren continuarlo?, ¿pueden?

Es un tema fundamental que casi no aparece en los medios, incluidos los de izquierda: nacionalismo o globalización.

Lo que hace más fuerte un giro al nacionalismo es que su principal impulsor es Donald Trump gobernando a Estados Unidos.

Donald Trump insistió ante la Asamblea General de la ONU en que «el mundo libre» debe proteger su estructura nacional y no tratar de reemplazarla: «el futuro no pertenece a los globalistas, el futuro pertenece a los patriotas», aseguró. DW

En las Naciones Unidas Trump reforzó su mantra Estados Unidos primero. Priorizó la autodeterminación de las naciones individuales sobre las alianzas y la globalización. YouTube

Francia toma una medida que implica cambio en la economía única.

Soberanía sanitaria: París anunció este jueves que buscará que el analgésico paracetamol sea íntegramente fabricado en Francia para disminuir la dependencia de otros países en caso de emergencia, como durante la epidemia de Covid-19. RFI

 

En el ámbito comercial las firmas nacionales dependerán más de la voluntad de los gobiernos y los bancos centrales, con el firme propósito de regresar las cadenas de abasto a casa en nombre de la autosuficiencia económica

 

Alfredo Jalife-Rahme  ha escrito sobre el globalismo. (*)

The Economist, portavoz globalista de la dupla Rothschild/Soros, se despide de “la mayor Era de la globalización (https://econ.st/2WFBNDT)” y se preocupa sobre lo que tomará su lugar: el retorno de los soberanistas/nacionalistas. Admite que antes de la pandemia la globalización se encontraba en serios problemas y que recibió tres severos golpes de los que difícilmente se repondrá: la crisis financiera de 2008, la guerra comercial de EEUU contra China y el Covid-19, que hirieron el sistema abierto del comercio. A su juicio, queda expuesta la subyacente anarquía de la gobernanza global.

En el ámbito comercial las firmas nacionales dependerán más de la voluntad de los gobiernos y los bancos centrales, con el firme propósito de regresar las cadenas de abasto a casa en nombre de la autosuficiencia económica, como ha anunciado el premier indio, Narendra Modi, cuando Japón subsidia a las firmas que repatrian sus industrias. En la Unión Europea se sopesa la autonomía estratégica que pretende crear un fondo para comprar participaciones en las empresas insolventes.

Respecto a los capitales The Economist confiesa su sufrimiento cuando las inversiones de largo plazo se han hundido y, en forma ominosa, EEUU acaba de instruir a su principal fondo de pensiones federal cesar la compra de acciones chinas, mientras que los países que constituyen el 59 por ciento del PIB global han apretado sus reglamentos para las inversiones foráneas y sus gobiernos intentan pagar sus nuevas deudas mediante impuestos a las firmas y a los inversionistas. Concluye The Economist que en el mundo rico (sic) la vida será más cara y menos libre.

Los globalistas son fuertes, controlan una red mundial de negocios y gobiernos, que tiene defensores.

Explica Jalife-Rahme. Todavía los globalistas poseen una poderosa maquinaria totalitaria de propaganda con la que ha cogobernado y desinformado desde el colapso de la URSS en 1991, sin una disuasiva contraparte informativa de corte no globalizador.

Dos ex primer ministros del Partido Laborista que  fueron conspicuos adictos de la globalización financierista, Gordon Brown y  Tony Blair han externado su reclamo por un Gobierno mundial. Gordon Brown «urgió a los líderes mundiales de crear en forma temporaria un gobierno global para lidiar con las crisis gemelas médica y económica causadas por la pandemia de COVID-19», según Larry Elliot, editor de economía del rotativo The Guardian, vinculado a George Soros. Tony Blair divide al mundo entre globalizadores y no globalizadores. En 2016 fundó su Institute for Global Change y confiesa que su think tank globalista se encuentra «incrustado en los gobiernos de todo el mundo», incluso asesorando al Gobierno chino sobre la pandemia de COVID-19.

Jalife anota que en la oposición a Trump y su reelección aparecen destacados globalistas.

Farhad Manjoo en The New York Times —rotativo cercano a Soros y a los Clinton— expresa con alegría que «BLM está ganando» lo cual es totalmente cierto en los Estados y ciudades gobernadas por los Demócratas en un país totalmente desgarrado entre sus globalistas y sus nacionalistas supremacistas blancos, anglosajones y protestantes.

Advertisement

Rudolf Giuliani, abogado de Trump, señaló al megaespeculador George Soros de estar detrás de los disturbios de Antifa y Black Life Matters en EEUU.

El grupo Black Lives Matter recibe más de la tercera parte de su financiamiento de parte de George Soros.

Nancy Pelosi globalista impulsó su fallido impeachment, contra Trump.

Bill Gates de Microsoft y Jeff Bezos de Amazon son enemigos acérrimos de Trump. Jamie Dimon mandamás del banco globalista JP Morgan apoya a BLM.

Piers Corbyn hermano Jeremy Corbyn —un político más auténtico y menos financierista que Brown y Blair— señaló a Bill Gates y al mismo Soros de haber provocado la pandemia para aplicar su agenda globalista.

A pocos meses de la elección se han levantado contra Trump ataques desde su sector político y el estado.

El jefe del Pentágono contradice a Trump y se opone al despliegue del Ejército para frenar las protestas en EEUU. El Mundo. Se dice que el presidente intentó despedirlo.

El secretario de Defensa, Mark Esper, contradijo el lunes al presidente Donald Trump al afirmar que Estados Unidos no atacaría sitios culturales iraníes (como había amenazado Trump). CNN

Otro alto mando militar acentúa la brecha con Trump por la respuesta a las protestas. El general Mark Milley, presidente del Estado Mayor Conjunto,  dice que «fue un error» posar con el presidente en Lafayette Square. elPeriódico

Derrota de Trump: El Supremo de EEUU dice que la ley protege a los trabajadores gay. Marca

Corte Suprema de EE.UU. bloquea que Trump cancele el programa migratorio DACA de Obama. RT. La mayoría se logró con el voto de jueces conservadores nombrados por Trump.

Republicanos cuestionan su salud: “Algo está mal con Donald Trump”. En un vídeo de 45 segundos divulgado por Proyecto Lincoln un grupo formado por estrategas republicanos que ve la reelección del presidente como un riesgo para el futuro de Estados Unidos, se ve varias tomas de Trump bajando por la rampa de West Point e intentando levantar un vaso agua, mientras una voz en off, en tono conmocionado, dice al espectador: “Algo está mal con Donald Trump”. “La oficina más poderosa del mundo necesita más que un presidente débil, no apto y tembloroso. Trump no tiene la fuerza para liderar, ni el coraje para admitirlo”, remata la voz. Hispantv

El exasesor de Seguridad Nacional de EE.UU. John Bolton Bolton asegura que Trump “no es apto” para ser presidente. DW

Estados Unidos conserva la opción de cortar por completo las relaciones con China, dijo el presidente Trump después de que el representante comercial de EEUU, Robert Lighthizer, dijera un día antes que podría no ser posible desacoplar las economías de los países. «No fue culpa del embajador Lighthizer (ayer en el Comité) en el sentido de que tal vez no fui claro. Sputnik

Hay múltiples y serias razones para rechazar a una persona como Donald Trump. Aparecen en los medios. Su antiglobalismo no se menciona como motivo de oposición económico política.

Es un hecho que hay un enfrentamiento de globalistas y nacionalistas. Según el silencio de los medios y analistas sería pasivo, académico.

Un no intervenir de los dueños de las transnacionales sería algo nuevo en su historia de manipulación ideológica, injerencia política, golpes de estado, guerras.

El colapso de esta civilización hace vital la autosustentabilidad de los pueblos.

Referencias

(*)

https://mundo.sputniknews.com/firmas/202006121091735913-george-soros-niega-que-financia-los-disturbios-en-eeuu-y-las-evidencias-lo-desmienten/

http://www.alfredojalife.com/2020/06/11/the-economist-se-despide-de-la-globalizacion/

Advertisement
Síguenos:
error1
Tweet 20