Debate Portada Sin categoría

No a cualquier costo

Una de las razones que impulsó la hermosa violencia del pueblo embroncado, fue el haber vivido durante decenios dirigidos por mentirosos que han hecho del engaño y la manipulación una cultura en la que se desenvuelven con la facilidad de los que saben.

Mal oficio es mentir, pero abrigado, dijo Quevedo, y el mundo siguió su curso. La dictadura dejó una vara muy alta en términos del uso de la mentira como argumento cotidiano.

Pero crio discípulos que no le han ido en zaga.

Más bien la cultura dominante está fundada en mentiras atroces que han tenido la virtud de reproducirla cada día que pasa.

Advertisement

Algunos aún recordarán que las justificaciones para justificar el golpe de estado de 1973 no fueron sino grandes mentiras elaboradas con precisión científica: el acaparamiento, las listas negras, la degollina a militares, la fortuna de Salvador Allende, los miles de guerrilleros cubanos, entre otros tantos delirios, fueron las razones públicas para desatar la locura que vendría. El Libro Blanco que denunciaba el Plan Zeta terminó siendo una sarta de mentiras que buscaba justificar la masacre y fue encargado por la Armada de Chile al escritor Gonzalo Vial Correa para vergüenza de sus descendientes.

¿Alguien se acuerda de la aparición de la virgen en Villa Alemana? ¿La súbita mejora del tirano? Y más cerca ¿los innumerables montajes de las policías, los robos de los generales y almirantes, el financiamiento de los políticos por parte de los poderosos?  El etcétera sería casi infinito.

Todas esas operaciones fueron/siguen siendo defendidas con mentiras del porte del palacio de La Moneda

Después de la retirada de los militares la pseudo democracia restringida y bastante parecida a la dictadura, hizo lo suyo desplegando y perfeccionando la cultura del mentir. Sin prensa libre, borrada de un plumazo por la Concertación, la cosa fue fácil.

Advertisement

Verdad, justicia y reparación han exigido por decenios lo familiares de las víctimas de la dictadura. Sobre todo, verdad. Por lo menos, verdad.

El oficio de la verdad como arma contundente en contra de la cultura neoliberal ha sido blandida con tesón e insistencia por los sectores que se han opuesto y luchado en contra del orden.

Por eso lo del convencional Rojas es tan dañino. Es quizás el mejor favor que se le ha hecho a la ultraderecha que jamás estuvo convencida de la Convención Constituyente y que ha desplegado operaciones de descrédito para dañar su gestión.

Rojas les entrega un pase gol que la derecha agradecerá por siempre.

Advertisement

Ahora vendrá una avalancha de mentirosos con la intención de blanquearse por la vía de darle a otro mentiroso que jugó con la fe de las personas no solo para hacerse convencional, sino para ganar dinero a costa de una enfermedad que nunca fue.

Aquí no cabe la tolerancia comprensiva por tratarse de un compañero, un ser humano como cualquiera afecto a errores y falencias, ni cabe el apañe de tono comprensivo argumentando que todos somos débiles y la muy discutible argumentación bíblica de que tire la primera piedra quien esté libre de pecado.

¿Pecado de mentirle a quienes esperan creer en algo, en alguien? ¿Pecado de ganar dinero por la vía de simular una enfermedad grave? ¿Pecado de reírse de la gente crédula? ¿Pecado de darle argumentos a la derecha mentirosa y criminal?

Hay muchos millones de personas que podrían lanzar no solo la primera piedra.

Advertisement

El argumento ramplón y desubicado que intenta empatar de la manera más absurda de que la derecha también lo hace y lo ha hecho, resulta una afrenta a la gente decente.

¿Habría que esperar decencia en una casta fundada sobre el despojo, la muerte, el robo y la mentira?

Resulta patético que muchos, algunos de buena fe, intenten elevar a Rojas a condición de víctima, de pobrecito portador de SIDA que hizo lo que creyó correcto, que solo cometió un error como lo hace cualquier humano, que cedió a la tentación de aligerar el legítimo camino constitucional, que hizo su performance cancerígena en buena, y que en contra del enemigo todo vale. Peor aún, ellos, el enemigo, la perversa derecha, los fachos más recalcitrantes, lo hacen a diario.

Falta no más que se diga que Manuel Rodríguez también engañaba a los realistas. Aunque, claro está, no se sabe si le pedía plata a los criollos argumentando alguna enfermedad terminal

Advertisement

Pero la política es algo demasiado serio como para que sujetos que no son capaces de medir el efecto de sus actos se expongan, por la razón que sea: política, económica, psiquiátrica, y debiliten una causa intachable.

¿Es necesario elaborar una mentira de esa envergadura para denunciar un orden moralmente reprochable?

Hace poco, como si no resultare suficiente, la LdP aparece falsificando miles de firmas para inscribir una candidatura presidencial salida de una misteriosa manga. ¿Será que la mentira impune produce acostumbramiento y tiende a instalarse como cultura cuando da réditos?

La sinvergüenzura de Rojas es propia de la inmoralidad de la derecha a la que se quiere reemplazar como rectora de una manera de ser en que la represión, la explotación y la mentira son categorías inseparables de su modo de actuar.

Advertisement

Rojas pone en riesgo un avance que ha costado muertes, mutilaciones, torturas, prisión y sufrimiento imposibles de mensurar.

La mentira es solo bien vista para los escritores. Debe ser el único caso en el que mentir no resulta una afrenta. Rojas debe irse a criar gallinas. A cualquier costo no es amor por la causa.

 

Por Ricardo Candia Cares

Advertisement

 

Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Escritor y periodista

Related Posts

  1. Cuando se cree ser “original” y versado en el lenguaje,
    primero hay que auto observarse y pensar las palabras
    para estar bien seguro. Por desgracia no es el caso y así
    resulta muy cómico leer palabras y frases muy peyorativas
    pero con poca gracia, por decirlo suave…
    Candia / cándido son palabras parecidas..! O no,,?

  2. Renato+Alvarado+Vidal says:

    El daño causado es tremendo y muy desmoralizante; creo que aún no aquilatamos el alcance que tendrá, ya que ha privado al movimiento popular de algunos de sus valores fundamentales, la honestidad, la credibilidad y la autoridad moral. Esto me recuerda ese cuentecillo de Ambrose Bierce acerca del hombre que ansiaba llegar a la tierra de la gloria política.

  3. La situacion del convencionalista Rojas Vaden , extrañamente ocurre cuando los exalcaldes de la derecha y ultraderecha , han sido sorprendido en robo y mal uso de dineros municipales , de una gravedad inmenso, no les llama la atencion que esta situacion estalle y mas aun en un diario como la TERCERA, pareciera que todo esta muy bien armado …. Ya sabemos la infiltracion que ha tenido la lista del Pueblo , hoy PUEBLO CONSTITUYENTES , que sin duda los partidarios de estos , seguiran apoyandolos dia a dia , y veremos una vez que tengan candidatos a diputados , ya que los Senadores terminara , no poude seguir gastondo dinero de los constribuyente , al igual que hoy dia , con los Delegados Presidencial , ¿ hasta cuando se sigue Derrochando Dinero de los Chilenos.
    Asi , que analicemos , y veamos donde esta el problema….

  4. Por ahí la llaman la “viveza criolla” , esa gesta casi patriótica para conseguir “algo” de manera fácil y no importa como : el cóndor Rojas , el Pelao Rojas ,
    el candidato ME-O , los milicos de arriba y los de abajo…….todos desacreditan la “raza” y transforman la historia política del país en un vodevil poco gracioso y de una agresividad rayana en el disparate ; pero no veo que nadie sufra demasiado con estas “aniñadas” como la de Pinochet al levantarse de su silla de ruedas de vuelta de Inglaterra : es un viejo pillo , buen actor,un sinvergënza….y dicha la palabra , se cierra el capítulo.Este nuevo Rojas debe ser atendido por la justicia por el daño que ha provocado y será recordado toda vez que otro rojas emule su acción con “otra salida de madre” pero el actual podrá criar gallinas sin que lo molesten en demasía.

  5. Qué fácil es unirse al coro del rasero medio. La orden del día es: ¡Disparen contra el Pelao!.
    Infinidad de declaraciones que, al parecer, confluyen en un descomunal exorcismo.
    Por cierto, el Pelao Vaden, se mandó tremendo numerito, y con toda razón merece el reproche social que se le ha venido encima. Pero de ahí a , repetir y repetir, majaderamente, ramplones discursos que se repiten ya varios días como un cuento de nunca acabar, en mi opinión, creo que ya se pasan de la raya.
    Quizás don Ricardo, ante el temor de no perderse la oportunidad de quedarse fuera del discurso del rebaño, ahora pueda dormir tranquilo. Quizás, después de todo, su latoso discurso preñado de moralina, sirva para incentivar a la jauría, para exigir que se lleve al Pelado a una Plaza Pública para ser colgado en un poste en presencia de la muchedumbre y así completar y satisfacer el desatado morbo social que el caso ha desatado.
    No defiendo a Vaden ¿quién pòdría defender tamaño desaguisado?
    Si me permito hacer un reparo. Todos condenan el hecho en sí y sus nefastas consecuencias, pero nadie parece preocuparse del profundo drama conflictual humano que está en la raíz del inicio de todo este entramado.
    Don Ricardo Candia nos advierte que nada vale para defenderlo con eso de que el que esté libre de pecado que lance la primera piedra. Voy a hacerle caso, lo que no quita mérito que le haga recordar que todo aquel que que cae se le debe dar una segunda oportunidad para volverse a levantar. Y, por cierto, recordarle, también a maesse Nietzsche, en eso de “Humano; demasiado humano” , o si lo prefiere, esa verdad m´s grande que el porte de un buque que alguna dijo: “LA NATURALEZA HUMANA ES ALGO IMPREDECIBLE”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software