Mundo

Desarme

Advertisement

Dos días después de que un adolescente de 15 años asesinó a cuatro de sus compañeros e hirió a otros siete en una preparatoria en Michigan, con una pistola semiautomática que recién le habían comprado sus padres de regalo, el diputado federal republicano Thomas Massie difundió un mensaje: una foto de él y sus seis familiares frente a un árbol navideño, todos armados con rifles de alto poder, sonriendo, y con el mensaje Feliz Navidad y la posdata: Santa: por favor, envíanos municiones (https://twitter.com/RepThomasMassie/ status/1467197523127422979/photo/1).

Un dia antes, la oficina del sheriff de El Paso envió su propia tarjeta navideña con una imagen de Santaclós en la oficina del sheriff solicitando su permiso para portar un arma de fuego oculta. El mensaje informaba que esa oficina ya había otorgado 49 mil 750 permisos para portar armas ocultas. (https://twitter.com/EPCSheriff/status/ 1466845021995421698/photo/1). Esto, en la misma ciudad que en agosto había marcado el aniversario de uno de los tiroteos masivos más grandes en la historia reciente por un joven que viajo ahí con el propósito explícito de matar a invasores mexicanos.

¿El propósito es atormentar a familias cuyos hijos han sido asesinados, o a comunidades como la mía, cuyos habitantes han sido masacrados?, preguntó la diputada federal Veronica Escobar, de El Paso, en referencia a la foto difundida por el diputado Massie.

El número total de muertos por violencia de armas de fuego en Estados Unidos en el año en curso es ya de 41 mil 574 (incluyendo más de 22 mil suicidios). La cifra de tiroteos masivos –aquellos en donde hay más de cuatro víctimas (muertos o heridos)– ahora incluido el de Michigan, la semana pasada, suman hasta la fecha 654. (https://www.gunviolencearchive.org). La cantidad de incidentes con armas en escuelas en Estados Unidos en lo que va del 2021 es de 144, con 26 muertes y 86 heridos. En promedio, cada día más de 100 personas mueren y 200 son heridas por balas. (https://everytownresearch.org).

Advertisement

En Estados Unidos circulan más de 400 millones de armas de fuego en manos privadas, suficiente para armar a cada habitante de este país. Se calcula que cerca de 40 por ciento de los hogares estadunidenses tienen armas.

Advertisement

Una vez más queda en el aire la pregunta: ¿cómo es posible que estos eventos espantosos se hayan normalizado hasta el punto donde los políticos –o varios de ellos– y amplios sectores de esta sociedad no se sienten obligados a hacer lo necesario para evitar que se repitan incesantemente estas escenas? Pero si no sucedió con Columbine en 1999 (desafortunadamente sigue más que vigente el famoso documental de Michael Moore sobre el tema, aunque fue estrenado hace casi 20 años (https://michaelmoore.com/movies/bowling-for-columbine/) y no sucedió nada después la tragedia espantosa de la primaria Sandy Hook en Connecticut en 2012, cuando perecieron 20 niños, como cientos más de estos eventos cada año, ¿qué se puede esperar ahora, mas que la próxima tragedia en cualquier momento y en cualquier parte del país?

Cada día tenemos miedo de que vayamos a recibir un disparo. Cada día que vamos a la escuela. Cada día que nos subimos a un autobús o un tren. Cada día que vamos al parque. Cada día que estamos vivos. Tenemos miedo de recibir un disparo, reiteran los activistas jóvenes de March for Our Lives que fue organizado por víctimas de tiroteos en escuelas (https://marchforourlives.com).

Estados Unidos es el mayor fabricante y vendedor de armas de fuego en el mundo, y es a la vez, el número uno en violencia de armas de fuego entre los países desarrollados; la tasa de muerte por armas es 25 veces más alta que otros países desarrollados. También es el país que más emplea su fuerza militar contra otros países. Todos saben a estas alturas (y hablando de mensajes navideños, incluido Jesucristo) que la violencia propaga más violencia.

Advertisement

Por lo tanto, es obvio que urge desarmar a Estados Unidos por su propio bien, y por el de todos a su alrededor.

The Beatles. Happiness is a warm gun. https://www.youtube.com/watch?v=vdvnOH060Qg

Advertisement

Steve Earle. The Devil’s Right Hand. https://open.spotify.com/track/3Cu0o5CEIvLBBFIbFIBviE?si=2f4031b010d541ff

 

Advertisement

Por David Brooks

Fuente: La Jornada

Advertisement

Advertisement
Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

La Jornada

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software