Opinión política

Ya tenemos nueva presidenta en la CC

Esperamos buena parte de la noche y de la madrugada, pero al fin salió humo blanco. La nueva presidente de la Convención Constitucional es la señora  Maria Elisa Quinteros. Después de ocho votaciones se logró elegirla. Muchos constituyentes valiosos quedaron en el  camino.

Chile se había hecho  famoso en el mundo cuando pudo elegir sin mayores dificultades a doña Elisa Loncon como presidenta: una indígena mapuche que es también doctora y catedrática internacional. Bravo, todos nos sentimos orgullosos, todos aplaudimos y el mundo entero aplaudió. Fue algo valiosísimo que volvió a colocar a Chile como un importante símbolo internacional

Pero ahora estábamos quedando pésimo. Hubo una total dispersión de la izquierda, para variar.  Pero no sólo dispersión, sino otra cosa que es una vergüenza absoluta: se vio a los socialistas pactando con la derecha. Con razón la gente ya no cree en los partidos

Ahora vamos a lo que importa: en la tarde del 5 de enero, para no meterse en el día de los Reyes Magos, porque nos podían traer a un regalo envenenado, como suele ocurrir en  estos tiempos,  se ha elegido a la señora  María Elisa Quinteros.

Advertisement

Ella es constituyente por el Distrito 17, que comprende las comunas de  Constitución, Curepto, Curicó, Empedrado, Hualañé, Licantén, Maule, Molina, Pelarco, Pencahue, Rauco, Río Claro, Romeral, Sagrada Familia, San Clemente, San Rafael, Talca, Teno y Vichuquén  

Doña María Elisa nació en Talca; qué bueno, acordémonos de aquello de “Talca, Paris y Londres”, por algo será.

Tiene apenas 39 años, estudió Odontología en la Universidad de Talca.

Trabajó en el Departamento de Salud de Hualañé en donde fue también presidenta de la Asociación de Funcionarios.

Advertisement

En la Convención forma parte del grupo independiente  “Asamblea Popular por la dignidad”. El programa que presenta la nueva presidente  es un programa común de los convencionales de  este grupo y expresa que tiene tres pilares:

✓VIDA DIGNA
✓ ESTADO Y DERECHOS HUMANOS (DD.HH.)
✓ ORGANIZACIONES SOCIALES Y PODER POPULAR.  

La Vida  Digna la ven así:

“Concordamos en que, para llegar a una vida digna, es
necesario tener cubiertas nuestras necesidades materiales tales como vivienda, pensión,
alimentación, salud, y otros, entendiéndonos como seres humanos integrales. También consideramos importante atender a un ámbito no menor, que son las necesidades espirituales, entendiéndose como aquella parte inmaterial, que se traduce en la conexión profunda entre mente, cuerpo, espíritu y naturaleza, que históricamente ha sido vulnerada y silenciada”. 

Advertisement

Esta  parte debe ser muy buena, pero yo, como soy una persona sencilla y bastante práctica, no la entiendo mucho y más bien la encuentro medio cursilona. Pero bueno,  habrá  que creer en esto.

Respecto de los derechos humanos  expresa lo siguiente, entre otras cosas:

“Como portadores de un legado de luchas y conquistas sociales, guardamos un profundo compromiso con los ideales que buscan respeto a los derechos fundamentales de los pueblos, equidad de oportunidades y condiciones dignas de vida.
Creemos que un Estado Social de Derechos, en su actuar, debe considerar la dignidad de la persona humana, un principio irrenunciable, lo cual debiese primar también en todas susinstituciones. Esto, lo llevaría a la práctica por medio de la integración social, la democratización de la riqueza que los y las trabajadoras producen, asegurando un piso deprestaciones y derechos sociales, económicos y culturales”,

Esto está bien, la Declaración  Universal  de Derechos humanos lo dice mejor, en fin, no importa.

Advertisement

Claro que en derechos humanos no basta con decir que se les respeta, sino que hay que aplicarlos. Si a Piñera le preguntan si cree en los Derechos  Humanos,  va a contestar que  por supuesto que sí, pero eso no impide que mande a sus pacos a dispararle a los ojos a la gente y dejarla ciega.

Pero hay algo que me parece fundamental y que no aparece en parte alguna de este programa: ¿Cómo se van a financiar todas estas cosas? ¿Cómo pretenden financiar la educación pública gratuita,  la salud, el trabajo, la dignidad, por fin?  Porque los programas  de los constituyentes no son para hacer poesía mala, son para decir lo que proponen poner en la  nueva Constitución. Y los ciudadanos queremos  saber si en la Constitución van a establecer la re-nacionalización del cobre, del litio, del oro, de la gran minería que está en manos extranjeras ¿Sí o no?

Y no sólo hay algo que falta, hay algo con lo cual no concuerdo en absoluto:

Dice el Programa de doña María Elisa:

Advertisement

“Sentimos la necesidad histórica de construir comunidad. Volver a mirarnos y darnos la mano.
Relacionarnos desde el cariño y el amor sacando nuestro lado más humano, alejando las lógicas individualistas, competitivas y violentas de nuestros espacios”.

Pues yo no estoy dispuesta a darles la mano a los criminales y torturadores de la dictadura, tampoco a Piñera y a su gente ni a Kast y a los suyos.  Vamos, siempre he creído en la frase “Ni perdón ni olvido”, sigo creyendo en ella y espero que la nueva presidenta de la Convención también.  Quiero suponer que esta declaración de amor universal  que aparece en su programa,  sólo sea  una cursilería más. Ojo, que no le estoy diciendo cursi a nuestra novel presidenta, porque ya sé que el programa lo hicieron otros.

Por Margarita Labarca Goddard

Advertisement

Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software