Debate Opinión política

Convención Constitucional al banquillo

Advertisement

Es injusto hablar de la Convención Constitucional y referirse a ella, como si fuese un antojo popular. Por el contrario, es el anhelo de un país hastiado de la Constitución clasista de 1980. Impuesta por las bayonetas, y la continua dominación de Chile por la oligarquía. Ahora, debe surgir una nueva constitución a través de la voluntad popular y convertirse en un viejo anhelo. En una necesidad añorada desde hace largo tiempo. Ni siquiera la Constitución de 1925, satisfacía las necesidades del pueblo. Referirse a la nueva Carta Magna, y hablar de un capricho, constituye una grosera afrenta. Como la mayoría de los componentes de la Convención Constitucional, trabaja en forma inteligente y afanosa, empeñada en redactar una constitución democrática e innovadora en su esencia, enloquece a una oligarquía apátrida. Acostumbrada a gobernar en su propio beneficio, se opondrá a su gestación y buscará hasta el final, abortarla.

Desde su inicio, juró hacerla añicos o en la peor de las situaciones, lograr una nueva constitución, calcada a la de Guzmán-Pinochet. Retocada, como si fuese a maquillar un cadáver. Lo cual, les permita mandar desde dentro o fuera del gobierno. Como lo realizaron durante la dictadura entre 1973 y 1990, y lo siguen urdiendo hasta ahora, disfrazados de sacristanes. La Constitución de 1980, engendro inhumano, cuyo objetivo es servir a los intereses de un grupúsculo, es defendida hasta el delirio. Esa derecha aferrada a privilegios, logrados mediante la especulación y el permanente abuso, no cejará. La inflación que padecemos la favorece, pues se trata de un proceso de dominación. Se puede pensar que la delincuencia, la violencia y el narcotráfico, la ayudan en su proceso de opresión.

Las empresas de seguro, viven días de gloria. La oligarquía, dueña de los bienes de producción, controla el desarrollo del país, el cual depende de sus intereses. Jamás se debe olvidar que los golpes de estado, organizados por ella, la vuelven a enriquecer. Seguidilla de beneficios, que se construyen gracias a la miseria del pueblo, de la sujeción al orden burgués y que no admite alternativas. Jamás la oligarquía, papá de la derecha, ha dejado de beneficiarse en tiempos de bonanza o crisis económicas. Cuando roba, la acción se califica de astucia; si roba el pueblo, es delito.

Advertisement

Empeñado este contubernio derechista-oligarca-fascista, en boicotear la Convención Constitucional, organizó varias fórmulas destinadas a desprestigiarla. Como es usual, dirigida por mujeres extranjeras y criollas. Distinguidas damas provenientes de familias inmigrantes, ahora encopetadas, cultas, que jamás han conocido la miseria. Desde España invitaron a doña Cayetana Álvarez de Toledo y Peralta-Ramos, ​XV marquesa de Casa Fuerte. ¿La llevaron los organizadores de esta farándula, a conocer las poblaciones de las periferias de la ciudad de Santiago? Ella, cuanto sabe de Chile lo lee en El Mercurio y en las crónicas de Cristian Warnken. Suficiente, para conocer la realidad de nuestro país.

Advertisement

Otra de las componentes empingorotadas de este grupo es doña Marcela Cubillos, sin títulos nobiliarios o comprados en el Mercado Persa. Mientras ejerció como ministra de educación en el gobierno de Sebastián Piñera, se esmeró en obstaculizar la libertad de expresión y afanosa, buscó diversos mecanismos para silenciarla. A causa de tantas torpezas, Chile bajó en estos días, 28 lugares en Clasificación Mundial de Libertad de Prensa.  Ahora, doña Marcela, olvidada de aquella turbia época, le salió la voz y propone acortar el período presidencial de Gabriel Boric.

Advertisement

Secundada por otra dama pomposa, doña Teresa Marinovic, también sin títulos nobiliarios, se unen a doña Cayetana. Cuando se enteró doña Cayetana que Teresa y Marcela provienen del medio pelo arribista, nietas de patipelados, frunció el ceño. Este trío, inmortalizado en la obra de teatro, “Las preciosas ridículas” de Molière, cacareará hasta septiembre. Hay farándula para rato compatriotas y se agradece, a quienes participan en ella.

Advertisement

Por  Walter Garib

 

Advertisement

 

Advertisement

 

Advertisement
Advertisement

Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Escritor

Related Posts

  1. Gino Vallega says:

    Seguro que el intermediario para la invitación de Cayetana de las grandes Alcurnias, desde la España Franquista, ha sido el «padre de la patria deshonesta», Allacránd, deshonesto marido de la deshonesta Cubillos. La sra. Marinovic es la encargada de llevar la cola del traje de la novia…….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software