En un lugar de Chiloé, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo, necesité un flete que consistía en cargar dos veces un camión. Encuentro a un joven que parecía dispuesto, pero yo no sabía cuánto pagarle y le pregunto cuánto cobraba por el trabajo….

 

-Lo que sea su voluntad no más jefe, me dice.

-Pero no puedo ponerle precio a tu trabajo. Tú tienes que decirme.

 

Nos quedamos en ese pantano un rato, hasta que se me ocurre decirle: pero yo veo que siempre cargas camiones ahí en la distribuidora de gas ¿cuánto te pagan por ello? como para tener una idea…

 

-Me pagan $200 jefe…

-Ah, vale, te pagan $200 por balón de gas.

-No jefe, por el camión completo.

 

Sin demostrar mi asombro ante semejante abuso, le pregunto su nombre.

 

-Todos me dicen Macaco, así es que dígame Macaco no más.

-Está bien Macaco, entonces cerremos el trato; un buen trato para ti: te pago el 100% más, es decir, te pago el doble y no se hable más.

Advertisement

-Ya jefe – me dice con notable alegría en sus ojos. ¿Dónde vamos a hacer la pega?

 

Por supuesto que lo del 100% era una broma de mal gusto. Debo haberle pagado más que lo que ganaba en un año  cargando y descargando camiones con balones de gas.

 

Eso que le dije en broma a Macaco, la UDI y los representantes del salvajismo neoliberal chileno, lo dicen con seriedad y convicción. No solo lo dicen, sino que lo hacen.

 

La UDI quiere convencernos ahora que privatizar  CODELCO es lo mejor para Chile, porque así las pérdidas serán de la empresa privada ¡pero ojo! no faltan LOS MACACO.

 

Por Marcos Uribe

 

Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20