Opinión política

La UDI y los Macaco

En un lugar de Chiloé, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo, necesité un flete que consistía en cargar dos veces un camión. Encuentro a un joven que parecía dispuesto, pero yo no sabía cuánto pagarle y le pregunto cuánto cobraba por el trabajo….

 

-Lo que sea su voluntad no más jefe, me dice.

-Pero no puedo ponerle precio a tu trabajo. Tú tienes que decirme.

Advertisement

 

Nos quedamos en ese pantano un rato, hasta que se me ocurre decirle: pero yo veo que siempre cargas camiones ahí en la distribuidora de gas ¿cuánto te pagan por ello? como para tener una idea…

 

-Me pagan $200 jefe…

Advertisement

-Ah, vale, te pagan $200 por balón de gas.

-No jefe, por el camión completo.

 

Sin demostrar mi asombro ante semejante abuso, le pregunto su nombre.

Advertisement

 

-Todos me dicen Macaco, así es que dígame Macaco no más.

-Está bien Macaco, entonces cerremos el trato; un buen trato para ti: te pago el 100% más, es decir, te pago el doble y no se hable más.

-Ya jefe – me dice con notable alegría en sus ojos. ¿Dónde vamos a hacer la pega?

Advertisement

 

Por supuesto que lo del 100% era una broma de mal gusto. Debo haberle pagado más que lo que ganaba en un año  cargando y descargando camiones con balones de gas.

 

Eso que le dije en broma a Macaco, la UDI y los representantes del salvajismo neoliberal chileno, lo dicen con seriedad y convicción. No solo lo dicen, sino que lo hacen.

Advertisement

 

La UDI quiere convencernos ahora que privatizar  CODELCO es lo mejor para Chile, porque así las pérdidas serán de la empresa privada ¡pero ojo! no faltan LOS MACACO.

 

Por Marcos Uribe

Advertisement

 

Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

  1. Se ha llegado a un estado social y politico en nuestro Chilito en que los trabajadores son como el Macaco de esta historia, ya que este Macaco se enfrenta solo en contra del poderoso y todavía no vencido sistema neoliberal. Cuando los trabajadores eran poderosos con sus sindicatos, los trabajadores tenían designado el precio del trabajo que hacían, y cuando la situación económica empeoraba, debido a factores que son comunes en el capitalismo, los sindicatos, a través de sus pliegos de peticiones podían ponerse a la par de las inflaciones y en algunos casos, como en la minería, tener aumentos superiores a las inflaciones. ¿Pero ahora…? los trabajadores solamente tienen el poder de hablar con sus patrones, eso es todo. Todo el poder de los sindicatos se perdió con la dictadura y se prolongó esta perdida con los gobiernos de la seuda izquierda por 30 años, ni que hablar de los gobiernos patronales. Asi que la historia del Macaco, no es una historia aislada, es, lamentablemente, la historia de la mayoría de los trabajadores de nuestro chilito, por supuesto a excepción de los proletarios con títulos, la clase media, que se sienten afines y que han llegado a un mellizado con sus patrones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *