Opinión política Portada

Deseos de Navidad: ¡Piñera ándate!

“Nosotros queríamos que la gente deje de ser pobre, la izquierda que la gente se mantenga pobre para poder dirigirla, manipularla, usarla.”

(Víctor Pérez. Ex senador de la UDI. Ex Ministro del Interior. Amigo de Paul Schaffer)

Finalmente ser presidente no es una carrera universitaria, no se obtiene diploma, ni licenciatura ni tampoco doctorado. Piñera es, tal como lo define Obama en sus memorias “Un excéntrico presidente millonario”.

Hasta hoy, la derecha chilena es conducida por el más precario presidente desde 1990. Durante años se ha dedicado a vender humo. Insistentemente insiste con un discurso aprendido de memoria, donde nada de lo escrito queda a firme, él mismo se encarga de borrarlo con el codo.

Advertisement

Cuando se escuchó que llegarían “tiempos mejores para Chile”, la memoria viaja cual él; estando al borde de la tragedia sostenía que el 27% de aprobación de la anterior presidenta, la obligaba moralmente a dejar el cargo. Las cifras que abrazan al excéntrico presidente son hoy de un 5.1%.

Cuáles fueron los compromisos de Piñera:

Recuperar la unidad y confianza para volver a generar progreso social y económico.

Pocas veces la clase trabajadora se había encontrado en tan precarias condiciones de vida. Con un salario mínimo paupérrimo no hay ni progreso ni tampoco se sale de la pobreza. El 50% de los trabajadores gana menos de $401.000 y el salario de las mujeres es 28% menor.

Advertisement

Fortalece la clase media.

La clase media es sencillamente un buen slogan de campaña que íiñera utilizó hasta el agotamiento. La pandemia dejó la foto del país real con autoridades sin respuestas y mintiendo. Nada de los tiempos mejores estaba presente.

Estar junto a la familia chilena para enfrentar con éxito los desafíos del ciclo vital.

Piñera abandonó a las familias y las dejó al descampado, les entregó un cartelito de sálvense solos y como puedan. Favoreció a los empresarios, eso sí. Recurrió al Tribunal constitucional para el segundo 10% pero no se opuso cuando Ponce Lerou recurrió a dicho tribunal manifestando que una multa de 60 millones de dólares era inconstitucional y se la rebajaron a 3 millones. Se deja constancia que la actual presidenta del TC fue en el primer periodo del gobierno de Piñera, su jefa de gabinete

Advertisement

Volver a crecer, crear empleos y mejorar los sueldos.

Todo un fracaso esta promesa.

La insistente realidad está en las puertas y mira las ventanas de La Moneda. La precariedad en el trabajo aumentó de manera sostenida. En noviembre de 2019, la línea de la pobreza por ingresos en el país para un grupo familiar de cuatro personas era de $445.042.

Con esos recursos no se sale de la pobreza, se siguen manteniendo por años, viviendo en la misma casa, en la misma población que se tomaron los abuelos para el sueño de tener un hogar propio.

Advertisement

Los empresarios que vociferan que ellos son los que dan trabajo con buenos salarios no es verdad; el 50% de sus trabajadores gana menos de $ 510.000 y es evidente que con estos ingresos familiares el endeudamiento es una maldita solución para el que solicita el crédito,  pero notable negocio para los banqueros. Los morosos en Chile llegarían a 2.49 millones de personas.

El listado de errores, mentiras, falsa información, discursos planos se encuentran en abundancia. Molesta que ante sucesos criminales simplemente se tape con una explicación sacada de entre los millones que se han escuchado también en gobiernos anteriores.

Y llegó la hora que en el primer gobierno de Piñera hizo andar el reloj de la ley de pesca. Cayó el telón de las buenas prácticas. Se confirmó lo que durante años sostuvieron los pescadores artesanales y la inmensa mayoría de chilenos. Fue una ley a medida de las siete familias que controlan los recursos marinos y que pagaron a diputados y senadores para que se la redacten como ellos la necesitaban. Eso no solamente muestra el cohecho, preocupa por el tipo de democracia que financian los grupos económicos

La senadora de la UDI Jacqueline VR, Orpis, ex senador UDI,  la ex diputada UDI Marta Esasi y otros cuya lista ocuparía mucho espacio quedaron al desnudo. De nada le valió decir a la entrada de los tribunales que eran inocentes y que estaban en ese lugar para aportar antecedentes a la investigación. Veremos caer también a Longueira.

Advertisement

En el ámbito de los derechos humanos, la conducta de este mediocre gobierno es criminal. Piñera y su ministro del interior dejaron sueltos a toda una jauría que se dedicó a mutilar a una generación que con toda la razón del mundo salió a pedir cambios profundos en un Chile desigual para comenzar a instalar estructuras más justas y dignas.

Desde los años de la dictadura que fueron donde Piñera inicia su carrera de millonario/ladrón, no se habían visto actos de represión de aquella magnitud. Mientras en la Plaza de la Dignidad comenzaba aquel día 18-0, Piñera comía pizza en un restaurant en el barrio elegante y que huele a perfume caro.

Piñera se ufana que es la derecha la que genera riqueza, así lo dijeron también los dueños de Penta cuando iban entrando a la cárcel por corruptos. Chile es un país extraño cuando condena a algunos ladrones y delincuentes asistir a la universidad.

No hay duda que Piñera cometió un grave error al desconocer el ACUERDO DE ESCAZU, por considerarlo un peligro para la independencia de Chile y pone en peligro la soberanía. China en la actualidad controla el 66% de la energía en Chile y nadie los cuestiona. Tarea pendiente para la próxima Constitución cuando haya que redactar las relaciones internacionales.

Advertisement

El futuro candidato presidencial de RN Mario Desbordes dice que se estuvo muy cerca de quemar el Congreso y La Moneda, y que justo hubiera sido que así hubiera pasado. Jacqueline VR manifestó que los violentistas casi lograron hacer caer al gobierno.  ¡Qué inmensa alegría hubiera sido para los millones de chilenos frustrados de las promesas de la derecha y también de las promesas incumplidas de la centroizquierda!

Patético Desbordes cuando manifiesta que NO hay corrupción en Carabineros; entonces hay que preguntarse dónde están los 29.000 millones que faltan.

Por estos casos y los incontables otros es que la izquierda debe tomar su rol de conductor sabiendo que hay suficiente agua hacia el molino para no sólo cuestionar el modelo, sino para hacer descarrilar el tren de la derecha.

Hay algo que la derecha sabe y que le molesta. NUNCA han llevado a más de un millón de mujeres a manifestarse, sólo les alcanza a una estación de metro en el barrio alto. Es por eso que tenemos la razón. Pero también no ha sido la pandemia la que mantiene a Piñera vivo, también ha contado con el apoyo de el PDC.

Advertisement

 

Por Pablo Varas

 

 

Advertisement

 

 

 

 

Advertisement

 

Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Escritor

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad
Danzai Software