Mundo

Derriban en Canadá estatuas de la Reina Victoria e Isabel II

Manifestantes derribaron estatuas de las reinas Victoria e Isabel II en esta ciudad, a medida que aumenta la ira por el descubrimiento de los restos de cientos de niños en fosas sin identificar en antiguas escuelas de integración, internados adonde menores indígenas arrebatados de sus familias eran obligados a asistir para separarlos de sus culturas originales.

Una multitud coreaba sin orgullo por el genocidio (No pride in genocide) antes de derribar las estatuas de las monarcas.

La acción tuvo lugar el jueves en el Día de Canadá, cuando tradicionalmente hay celebraciones en todo el país.

Muchas ciudades canadienses evitaron las celebraciones y no realizaron actos este año debido al escándalo. El primer ministro, Justin Trudeau, indicó que este día debería ser un momento de reflexión.

Advertisement

Casi mil tumbas sin identificar fueron halladas en antiguos internados en Columbia Británica y Saskatchewan, que eran dirigidas en su mayoría por la Iglesia católica y financiadas por el gobierno.

Durante 165 años y hasta tiempos recientes (1996), las escuelas separaban a la fuerza a los niños indígenas de sus familias, sometiéndolos a desnutrición y abuso físico y sexual, en lo que la Comisión de la Verdad y Reconciliación calificó de genocidio cultural en 2015.

En Winnipeg, una multitud aplaudió cuando la estatua de la reina Victoria cayó frente a la legislatura provincial de Manitoba.

Los manifestantes, muchos de los cuales vestían ropa naranja, también patearon la derribada estatua y bailaron a su alrededor. El pedestal y la estatua fueron pintados con marcas de manos en color rojo.

Advertisement

Una efigie cercana de la reina Isabel también fue derribada. Ella es la actual jefa de Estado de Canadá, mientras Victoria reinó de 1837 a 1901, cuando el país era parte del Imperio Británico.

Otras protestas se llevaron a cabo el jueves en Toronto, el centro financiero de Canadá, mientras una marcha con el lema #CancelCanadaDay (#Cancela el Día de Canadá) en la capital, Ottawa, atrajo a miles de personas en apoyo a las víctimas y sobrevivientes del sistema escolar de integración de indígenas.

Hubo vigilias y reuniones en otras partes del país. Muchos de los participantes vistieron ropa naranja, que se convirtió en el símbolo del movimiento.

Trudeau condenó los incendios y vandalizaciones de iglesias ocurridos a raíz del hallazgo de las fosas comunes en los terrenos de los colegios.

Advertisement

Trudeau, quien es católico, sostuvo que entiende la furia que muchas personas sienten hacia la Iglesia y el gobierno federal. Éste ofreció una disculpa por las escuelas y Trudeau exhortó al papa Francisco a expresar también una disculpa formal.

Es real y completamente comprensible dada la historia vergonzosa que todos sabemos, más ahora, señaló el mandatario en una conferencia de prensa.

Pero pienso que incendiar iglesias realmente priva a las personas (…) de lugares donde pueden lamentar las muertes y reflexionar y buscar apoyo, aseveró.

 

Advertisement

Fuente: Agencias

Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

  1. Gino Vallega says:

    La religión(y sus sostenedores) hoy es la misma que ayer esclavizó y mató a esos niños nativos.Sus símbolos recuerdan su maldad.

  2. Juan Cordova says:

    Asi como se hizo en Chile al comienzo de la Revuelta Popular de Octubre 2019.
    No son 30 pesos ni 30 años, son 529 años de un colonianismo perverso, ambicioso y odioso; que fue dirigido por la Iglesia Catolica, la que mantenía las razones de Colonizar, esclavizando a aquel que se sometía, y asesinando al que no; y, si se encontraba un atisvo de civilizacion, este se destruia.
    Y sucedió con todas las Colonias, no hay un solo país europeo que no se enriqueció explotando a sus Colonias, y los peores fueron Portugal, España, Francia, Alemania, Belgica, Holanda, Italia. Otros países europeos trataron de apoderarse de territorios aledaños como Suecia, Finlandia, Turquia algunos como Turquia aun usufructúan de sus invasiones.
    Y lo mas terrible es que ha quedado una “clase social” que se cree dueña de nuestros países, y son los descendientes, por no decir los yanaconas, y aun, yses que se maman sus propias mentiras e historias románticas como efectuadas por ellos, y eso les ha podrido el cerebro.
    Y hoy por hoy, se lamentan y se horrorizan que las estatuas rueden. El problema es que esta casta social no va a cambiar nunca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software