Cultura Nacional

La literatura costumbrista sigue viva

Comenzó su recorrido Tenía veinte años cuando pasé por esos lados, último libro de Pablo Varas que bajo el sello de la editorial Bonnefort intenta colocar en el centro de las pasiones de las letras historias de amor y desamor, traiciones y deudas que deben necesariamente ser saldadas con el filo del cuchillo.

En esta oportunidad nos presenta siete cuentos de carácter costumbrista. Historias sencillas, tiernas y otras teñidas de sangre que tiene sobradas razones para dejar manchada la tierra en alguna ramada en el sur de Chile.

Pablo Varas viene escribiendo desde ya bastantes años.

Inicia sus primeros escritos bajo forma de poesía mientras se encuentra en la Cárcel Pública de Santiago por largos años vestido de preso político. En esos años miles de otros se acompañaron convirtiendo las mazmorras de la dictadura en sólidos frentes de lucha en la defensa de los Derechos Humanos y eso es poesía y cuentos duros.

Advertisement

La imperiosa necesidad de impedir que la impunidad se instale para hacer su sucio trabajo, hacen que escriba lo que él denominó Cuentos Documentales, que son historias de compañeros ejecutados y detenidos desaparecidos, algo así como un día contado que dejó marcado a tantos.

El año 2004 con su cuento Blancas Abandonan, gana el premio Rodolfo Walch de Cuentos Documentales que fuera una iniciativa de la Sociedad de Escritores de Argentina, el Centro de Documentalistas y el Círculo de Periodistas de Buenos Aires.

El año 2003 logra el segundo lugar en el XXIII muestra de Cuentos Cortos de Madrid con: Fue culpa de ella.

Antologado en diferentes proyectos literarios, sus obras comienzan presentarse en  Chile, Suecia, Italia, Venezuela y México.

Advertisement

Bajo el sello de la editorial Quimantú presenta: Eran las cinco de la tarde y otros relatos, cuyo lanzamiento sucediera en el local de la SECH en Santiago y en la ciudad de Valparaíso.

El año 2011 participa en la Feria de libro de Ginebra invitado por la Asociación de Editores, donde expone sobre literatura y memoria. El mismo tema lo lleva a Suecia donde difunde la necesidad de integrar a la narrativa con todo lo sucedido bajo el imperio de la dictadura para frenar el negacionismo que lentamente se instala con la anuencia de los victimarios y sus nefastos cómplices pasivos.

Pablo Varas sostiene que escribir es mirar la vida sin complejos y sin temor a la equivocación, guardando en la memoria cada detalle para que la noche nunca tenga razón.

La pensión de la señora Laurita, editada en el 2018 también por editorial Bonnefort fue su primera novela. Ambientada en el barrio Estación Central está completa de personajes que pasan todos los días por la calle, boxeadores olvidados, mujeres de risa fuerte,  sin que nadie se fije en ellos, donde cada uno de aquellos lleva en sus bolsillos y carteras sueños, en otros casos pájaros ciegos  y cartas marcadas.

Advertisement

Por R. Balbontín.

Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software