Opinión política Política

A cuidarse de la jauría 

Advertisement

La derecha fascista, la rabiosa y los amarillos, decidieron unificarse. Si seguían distanciados por intrigas y ansias de poder, podían sucumbir. Todo a causa de la elección de Gabriel Boric, como presidente de Chile y el avance de los acuerdos de la Convención Constitucional. Eternos tramposos, dedicados a especular y que se apropian de las riquezas de Chile, viven horas de amargura. Es sabido, que siempre han incorporado a los amarillos en sus fullerías, secta de beatos, dirigida por tránsfugas. Examine usted sus nombres y no precisará de otros elementos de juicio. Alguien comentó, y no yo, que los amarillos son empleados de la oligarquía. Observe donde trabajan y se evitará investigar. Hay categorías entre ellos, por ejemplo, amarillos contumaces, advenedizos, deslavados, y amarillos que sólo reciben propinas.

A veces los sinvergüenzas, es decir la derecha fascista y golpista, actúan a cara descubierta, aun cuando, les seduce enmascarase. En marzo, las emprendieron en contra de Izkia Siches, la Ministra del Interior. La odian, pues ella los acusó de infelices. A mi juicio, y lo dije en su oportunidad en este medio, Siches fue generosa en su apreciación. Apenas si rozó la delicada epidermis de esta caterva golpista. En nuestra cultura provinciana, se mira al sinvergüenza como un sujeto lanzado con las mujeres, pedigüeño y en su esencia, farrero y amigo de la holganza.

A la hora de actuar, todo planificado. La derecha fascista sabe dónde golpear y urgida esconde las manos, por no decir las garras. Dañar por dañar y sin ofrecer soluciones. Amiga de los fuegos artificiales y de realizar bingos, para resolver los problemas. Mientras gobierna, se esmera en crear fórmulas destinadas a saquear las arcas fiscales. Desde la aparición del primer conquistador por estas tierras, ha sabido beneficiarse de las riquezas del país. Durante las dictaduras, civiles y militares, donde se destaca la de Augusto Pinochet, por su crueldad y rapiña, supo enriquecerse y terminó por apoderarse de todo. ¿De quién es el agua, el litoral, la minería, la banca, la Bolsa de Comercio, las empresas que se dedican a la especulación? Semejante latrocinio, lo conoce hasta una criatura recién nacida.

Advertisement

En el actual gobierno, quienes ejercen cargo, deben asesorarse mejor. Escuchar las voces sabias, que siempre entregan consejos adecuados. Evitar las colisiones surgidas a diario y saber cómo enfrentarse a una encerrona. Quizá en las oficinas de la Moneda, aunque parezca una falacia pensarlo, la administración anterior las sembró de micrófonos. Los aparatos pueden hallarse debajo del piso, detrás de un cuadro al óleo, metidos en las patas de los escritorios o en el pedestal de una escultura. Jamás olvidar, que esta derecha fascista sacrifica a su prole, movida por el deseo de obtener granjerías. Propicia las bodas de conveniencia de sus vástagos, con el propósito de conseguir vínculos sociales y económicos, aunque el amor no encaje. Lo que sí debe encajar es la idolatría a la riqueza, al desenfrenado lujo y al prestigio social, aunque esté manchado.

Advertisement
Advertisement

Al actual gobierno, pese a los iniciales tropiezos debido a cierta ingenuidad política, lo respalda el pueblo. Si se equivocó, le asiste el derecho a enmendarse y a continuar trabajando. Esta derecha acorralada por los resultados de la Convención Constitucional y un gobierno en rodaje, se empeñará en desbarrancar a ambos. Dispuesta a todo, no duerme dominada por la turbiedad de sus acciones, que bien pueden precipitar un parto forzado. El asalto a la residencia de la Ministra de Defensa, Maya Fernández, ha sorprendido al país. ¿A tanto ha llegado la osadía? Por sus características, debe pensarse que lo realizó un comando, cuya misión es amedrentar. En paralelo, el ataque al carabinero escolta de la guardia del presidente Boric, constituye otra advertencia de quienes desean sembrar la incertidumbre y enseguida, el terror. Y muy bien sabemos, cuál es el objetivo final.

Advertisement

 

Advertisement

Por Walter Garib

 

Advertisement

 

Advertisement

 

Advertisement
Advertisement

Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Escritor

Related Posts

  1. Gloria Clavero Aranda says:

    Gracias Walter Garib, por poner clarito lo que hace de las derechas y los amarillos, los personajes más cabrones que hayan existido en este país. Toda esta gentuza está muy aterrada, porque tienen miedo del presidente Boric y su equipo, porque nunca se habian tenido que enfrentar a gente «honesta». Esta jauría estaba acostumbrada a las peleas viscerales(viene de visceras…), por el Poder Político, que sirve a la Casta. Esta despreciable chusma de intelectualoides y politiqueros baratos, tienen miedo a perder sus prebendas, a que se les vea el plumero, porque saben muy bien que tienen techo de vidrio, que se les ve la cara dura, aunque se la tapen con sus mascaras de «salvadores de la patria»…

  2. Gino Vallega says:

    Después de las públicas arengas militares y los asaltos conocidos, me pregunto si hay alguna organización popular, social, gubernamental, propicia para enfrentar a las milicias paramilitares derecha/concertación? En el pasado los «Bic» y ahora los teclados no son suficientes como armas contra el paramilitarismo de las comunas rechazo; entonces?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software