La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, sumó este lunes su voz a la ola de llamamientos internacionales y nacionales al Gobierno de Israel para que no prosiga con sus planes de anexar ilegalmente una franja de los territorios palestinos ocupados, diciendo que tendría un impacto desastroso en los derechos humanos de los palestinos y en toda la región.

 

“La anexión es ilegal. Punto «, se expresó Michelle Bachelet. “Cualquier anexión. Si es el 30 por ciento de Cisjordania, o el 5 por ciento. Insto a Israel a escuchar a sus propios ex altos funcionarios y generales, así como a la multitud de voces en todo el mundo, advirtiéndole que no continúe por este peligroso camino».

Casi seguramente, las restricciones al derecho a la libertad de circulación aumentarán sustancialmente a medida que los centros de población palestinos se conviertan en enclaves. Importantes extensiones de tierras privadas podrían ser expropiadas ilegalmente, e incluso cuando esto no ocurra, muchos palestinos pueden no ser capaces de acceder y cultivar sus propias tierras. Los palestinos que viven dentro de la zona anexa experimentarían mayores dificultades para acceder a servicios esenciales como educación y salud, y el acceso humanitario también podría verse obstaculizado.

«Las consecuencias precisas de la anexión no se pueden predecir», siguió La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. “Pero es probable que sean desastrosos para los palestinos, para Israel mismo y para la región en general. El Secretario General de las Naciones Unidas ha pedido al Gobierno israelí que abandone sus planes de anexión, y yo respaldo esa llamada al cien por cien».

Si la anexión pasara, los palestinos se verían sometidos a una presión aún mayor para salir de la zona anexa, y comunidades enteras que actualmente no son reconocidas por el régimen de planificación de Israel correrían un alto riesgo de transferencia forzosa. Los palestinos fuera de la zona anexa corren el riesgo de ver interrumpido su acceso a los recursos naturales, su oportunidad de crecimiento natural eliminado, e incluso su capacidad de irse y regresar a su propio país está severamente restringida.

«Como muchos otros han notado, cualquier intento de anexar cualquier parte del territorio palestino ocupado no solo dañará seriamente los esfuerzos para lograr una paz duradera en la región, sino que probablemente afianzará, perpetuará y aumentará aún más las graves violaciones de los derechos humanos que han caracterizado el conflicto durante décadas”, dijo Michelle Bachelet.

Los asentamientos, que ya constituyen una clara violación del derecho internacional, casi con seguridad se expandirán, aumentando la fricción existente entre las dos comunidades.

«Esta es una mezcla altamente combustible», dijo Bachelet. «Estoy profundamente preocupada de que incluso la forma más minimalista de anexión conduzca a una mayor violencia y pérdida de vidas, a medida que se levantan muros, se despliegan las fuerzas de seguridad y las dos poblaciones se acercan más. El sistema legal existente de dos niveles en el mismo territorio se integrará, con impactos devastadores en la vida de los palestinos que tienen poco o ningún acceso a recursos legales”, agregó.

De toda forma, el Alto Comisionado advirtió que la anexión ilegal «no cambiará las obligaciones de Israel como potencia ocupante hacia la población ocupada en virtud del derecho internacional humanitario o de derechos humanos. En cambio, perjudicará gravemente la posibilidad de una solución de dos estados, socavará las posibilidades de una renovación de las negociaciones y perpetuará las graves violaciones existentes de los derechos humanos y el derecho internacional humanitario que presenciamos hoy”.

 

“La UE debe intervenir para garantizar la rendición de cuentas a medida que se avecina la anexión”.

Unos días antes del llamado de Michelle Bachelet Michael Lynk, Relator Especial sobre la situación de los derechos humanos en el territorio palestino ocupado desde 1967, instó a la Unión Europea a utilizar su «peso económico, experiencia diplomática y ayuda, comercio e inversión» para evitar los inminentes planes israelíes de anexar partes de Cisjordania y el Valle del Jordán.

“La anexión conducirá a un marcado empeoramiento de la situación de los derechos humanos en el territorio palestino ocupado y la vida cotidiana de millones de palestinos», declaró Michael Lynk.

«La anexión planificada después del 1 de julio es una continuación de la extensión ilegal de la soberanía de Israel sobre tierras palestinas y árabes en las últimas décadas, excepto que ahora está sucediendo ya que la comunidad internacional está más alerta que nunca ante las graves violaciones del derecho internacional», dijo el Relator Especial. “Lo que quedaría de Cisjordania sería un Bantustan comido por las polillas, que sería el final, no el comienzo, de un verdadero estado palestino. Esta sería una forma moderna de apartheid, una anomalía política en el siglo XXI».

El experto independiente dijo que la comunidad internacional, y particularmente la Unión Europea, deben tomar medidas concertadas para contrarrestar la propuesta y garantizar la rendición de cuentas por tales violaciones graves del derecho internacional.

«Hemos llegado a un punto en el que las resoluciones sin resolución ya no pueden contribuir a alcanzar la paz y la seguridad humanas y justas y duraderas que merecen los palestinos e israelíes», dijo Michael Lynk. «Este es un momento de verdad para la Unión Europea y la integridad de su política exterior».

Advertisement

Según el Relator Especial, la Unión Europea no solo debe insistir en que Israel se adhiera estrictamente al derecho internacional, sino también detallar las consecuencias políticas, diplomáticas y económicas que implementará si Israel desafía la opinión mundial.

«En caso de que Israel proceda con cualquier forma de anexión después del 1 de julio, incluso si es ‘anexión-lite’, que consiste en varios bloques de asentamientos en lugar del anunciado 30 por ciento de Cisjordania, la Unión Europea debe liderar al mundo en la imposición de responsabilidad y medidas», dijo Lynk. “Cualquier cantidad de anexión es contraria a la Carta de las Naciones Unidas y es un acto fundamentalmente ilegal.

«A veces los críticos de la política exterior de la Unión Europea hacia Israel y Palestina han dicho que sufre parálisis e inacción», dijo el Relator Especial. «Nada podría demostrar mejor que este argumento está fuera de lugar que la Unión Europea respalde sus críticas a la ocupación de Israel y la inminente anexión con un menú decisivo de contramedidas».

 

Relator Especial sobre la situación de los derechos humanos en el territorio palestino ocupado desde 1967

El Sr. Michael Lynk fue designado por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en 2016 como Relator Especial sobre la situación de los derechos humanos en el territorio palestino ocupado desde 1967.

El mandato fue establecido originalmente en 1993 por la entonces Comisión de Derechos Humanos de la ONU.

Su tarea consiste en evaluar la situación de los derechos humanos en el territorio palestino ocupado, informar públicamente al respecto y colaborar con los gobiernos, la sociedad civil y otras entidades para fomentar la cooperación internacional. El Relator Especial realiza visitas o misiones periódicas al territorio palestino ocupado e informa anualmente al Consejo de Derechos Humanos.

Los Relatores Especiales son parte de lo que se conoce como los Procedimientos Especiales del Consejo de Derechos Humanos.

Procedimientos especiales, el mayor grupo de expertos independientes en el sistema de derechos humanos de la ONU, es el nombre general de los mecanismos independientes de investigación y monitoreo del Consejo que abordan situaciones específicas de países o cuestiones temáticas en todas partes del mundo.

Los expertos en procedimientos especiales trabajan de forma voluntaria; no son personal de la ONU y no reciben un salario por su trabajo. Son independientes de cualquier gobierno u organización y sirven a título individual.

 

¿En Chile?

En Chile, la Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales en Defensa de la Humanidad (REDH), acaba de publicar una declaración pública para instar el gobierno chileno a no ser cómplice de esta anexión ilegal.

La declaración pública:

“La Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Socialesen Defensa de la Humanidad (REDH) Capítulo Chile, se suma a la condena generalizada de la comunidad internacional al plan de anexión de territorios de Cisjordania anunciado por el Gobierno de Israel, y que se implementaría a partir de este 1 de Julio del presente año.

El mencionado plan expansionista, promovido por la Administración Trump, vulnera gravemente el derecho de autodeterminación del pueblo palestino, trasgrede abiertamente el Derecho Internacional y desconoce las resoluciones emanadas de Naciones Unidas sobre la materia.

Los intentos expansionistas del Gobierno israelí de colonizar definitivamente los territorios ocupados, constituyen una afrenta al justo anhelo del pueblo palestino de recuperar sus territorios usurpados por Israel en 1967 y una grave amenaza a la Paz en la región.

La REDH Capítulo Chile demanda del Gobierno chileno no hacerse parte de este verdadero crimen de agresión contra el pueblo palestino, auspiciado por el gobierno norteamericano, y lo interpela a rechazarlo abiertamente en los foros internacionales.

Asimismo, este abierto y descarado desconocimiento a ley internacional, obligan a repensar las atribuciones y competencias de los órganos que integran Naciones Unidas, especialmente del Consejo de Seguridad, a objeto de establecer mecanismos eficaces que permitan que los objetivos de garantizar la Paz y la Seguridad Internacional, se cumplan efectivamente.

Por último, conscientes de la fuerte vocación por la Paz y de respeto del Derecho Internacional de la inmensa mayoría de los chilenos y chilenas, hacemos un llamado al mundo social organizado, a pronunciarse activamente, exigiendo del Gobierno chileno una condena pública a esta nueva agresión norteamericana-israelí contra el pueblo palestino.

 

Elena Rusca, en Ginebra

 

Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20