El Colegio de Profesores no acatará un retorno a clases forzado, sin que el Ministerio de Educación haya incluido la participación de la comunidad escolar. Así se lo planteó el gremio del profesorado al subsecretario de la cartera, Jorge Poblete, en reunión sostenida el viernes recién pasado. “Insistimos en que se debe crear una mesa de trabajo donde estén profesores/as, sostenedores, asistentes de la educación, apoderados,  estudiantes y trabajar en conjunto con  los expertos epidemiólogos del Ministerio de Salud”, señaló el presidente del  gremio, Mario Aguilar.

Aguilar recalcó que si las comunidades escolares no sienten seguridad de un retorno a clases, eso debe ser respetado porque no se puede imponer la vuelta a clases. Para nosotros la salud es lo primero y no hay otra consideración anterior a eso. Los colegios no pueden volver solamente porque haya presión de los grupos empresariales o económicos.

Advertisement

Ante la persistente idea de la autoridad de educación de “apurar” el retorno de los escolares a las aulas, Aguilar manifestó su preocupación por la deficiente infraestructura que presentan – en especial- los establecimientos de educación que atienden a niños/as provenientes de los sectores más vulnerables.

Según, Aguilar, los colegios no tienen las condiciones sanitarias como para que -en medio de una pandemia- se les pueda asegurar la salud, tanto a los niños como a los docentes y a todo el personal  que trabaja en las escuelas.

 

Por Galy Chávez

 

 

Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20