Crónicas de un país anormal Nacional Portada

España aprueba la eutanasia y proyecto avanza también en Chile

La muerte digna supone un proceso de diferentes modalidades: en primer lugar, la negativa por parte del paciente y, en su nombre, de la familia, a recibir medicamentos y otros métodos invasivos para combatir una enfermedad, (el caso, por ejemplo, de los Papas Juan XXIII y Juan Pablo I, se negaron a recibir remedios previos a la muerte, recetados previamente, a fin de aliviarles la agonía), y el negarse a tratamientos, incluso invasivos, que prolonguen la vida y/o que alivien el sufrimiento de la agonía; en segundo lugar se considera el suicidio asistido, que conlleva la colaboración de un médico para ayudar a morir al paciente; en tercer lugar, la intervención médica para provocar la muerte de un paciente terminal.

La iglesia católica se ha opuesto insistentemente a cualquier tipo de eutanasia, por considerarlo un homicidio, pues la vida la da Dios y Él sólo puede disponer de ella. Para los partidarios de la eutanasia cada persona es dueña de su vida y no tendría por qué soportar una larga y dolorosa enfermedad, teniendo claro que se trata de una dolencia terminal.

España y Chile son países en donde la iglesia católica aún tiene mucho poder, tanto en lo político, como en lo cultural: en el caso de Francisco Franco, durante su gobierno se impuso una verdadera dictadura teocrática y, al final, terminó dominando el Opus Dei; en Chile, la separación de la Iglesia y el Estado se produjo en 1925, sin embargo, la iglesia católica mantiene parte de poder político gracias al voto de diputados y senadores católicos e integristas que, generalmente, han votado contra el divorcio y el matrimonio igualitario, y hoy, contra la eutanasia.

En España, el Partido Popular, liderado por Pablo Casado, sumado a los fascistas del Partido Vox, (conjunto de ex franquistas que debieran ser declarados fuera de la ley), votaron en contra del proyecto de ley sobre la eutanasia, pero fue aprobado por los demás partidos, por 193 votos contra 138 votos.

Advertisement

El proyecto actual sobre la eutanasia fue presentado por el PSOE, y contó con los votos de Podemos, los Partidos Regionalistas Vascos y Catalanes y, con el apoyo condicionado del Partido Ciudadanos, partidarios también de la aprobación de dicho proyecto de ley sobre eutanasia, pero condicionado a la reglamentación de los métodos paliativos.

El proyecto de ley chileno, presentado por el diputado Vlado Mirosevic, es muy parecido al aprobado en España y el jueves 17 de diciembre, acaba de hacerlo en Chile la Sala de la Cámara de Diputados, por 79 votos a favor contras 54 en contra, (ahora pasará a las Comisiones para ser discutido en particular).

Previo a los proyectos de ley sobre eutanasia, tanto en Chile como en España, la Prensa había destacado algunas situaciones de crueldad inhumana, (el caso de una niña chilena, suplicaba a la Presidenta Michelle Bachelet se le aplicara una inyección que la hiciera dormir para siempre, pues los dolores ya se hacían insoportables, y en España, un hombre fue condenado a la cárcel por haber llevado a la práctica los fervientes deseos de su mujer, que prefería la muerte ante que seguir soportando el dolor).

El argumento de la iglesia católica de que los hombres deben sufrir los dolores de Cristo, en el Monte Calvario, es bastante absurdo: en Chile fue repetido por el fascista Jaime Guzmán Errázuriz quien, siendo partidario de la pena de muerte, sostuvo que era una oportunidad inmejorable para que el pecador se arrepintiera y pudiera salvar su alma. (Este mismo sofisma presidió muchas de las acciones de la DINA, torturando y asesinando a los ciudadanos que sus integrantes llamaban comunistas, “dándoles la oportunidad de seguir el camino de Cristo”).

Advertisement

Según el filósofo Epicuro, hay dos caminos para lograr la felicidad, (no debe ser confundido con el hedonismo), en primer lugar, ´no temer al juicio de los dioses, pues, con razón, no se ocupan de los hombres´; en segundo lugar, ´no temer a la muerte, pues cuando sobrevenga ya no seremos nosotros´.

Para L. Feuerbach Dios – o los dioses – no son más que invenciones de los hombres, a quienes se les atribuye cualidades antropológicas, y mientras más pobre y miserable sea la vida humana, más poderoso y omnisciente consideran a Dios.

Los dos proyectos de ley sobre la eutanasia, (el de España y el de Chile), constituyen un gran avance en la civilización, pues el hombre puede elegir sobre la “buena vida y la buena muerte”.

Rafael Luis Gumucio Rivas (El Viejo)

Advertisement

18/12/2020

 

Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Historiador y Cronista

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *