Opinión política

Se llena de glamour la carrera presidencial 

Al menos siete candidatos a la presidencia de Chile, dicen ser ahora otros, pues dejaron de ser lo que eran. La otredad tiene sus complejidades. Intentemos explicar este acertijo. Como hace algunos años vestían camisas pardas y ahora usan blancas, se sienten otros. En privado, prefieren las negras, mientras rezan el rosario en familia. Desde antiguo, la filosofía se ha preocupado del ser o no ser, y Shakespeare hace en Hamlet, un análisis certero de la conducta del ser humano, enfrentado a la disyuntiva.

Joaquín Lavín, admirador de Augusto Pinochet hasta en sus gestos y discursos, dice ahora, que se arrepiente de haber sido monaguillo del déspota, a quien le llevaba los velones a los entierros y lo glorificaba con antorcha en mano. En esa época, aseguró, que al llegar a la cima del Cerro Chacarillas, sintió haber sido tocado por el espíritu del Creador, es decir de Pinochet, y lo empezó a idolatrar.

Nadie puede objetar el derecho a las personas a amar reliquias. Bueno, que al cabo de los años de fervoroso creyente, de comulgar día a día, después de besar la constitución de 1980, descubrió —oh sorpresa— que se aproximaba a la negación de su pasado. Es decir, al ateísmo político, el cual lleva de la extrema derecha a una izquierda sandunguera, que los estudiosos llaman socialdemocracia. Como no soy estudioso de nada, y asumo mi ignorancia, la llamaría conveniencia. Don Joaquín Lavín, amigo de la ambigüedad, de lanzar frases cargadas de elocuencia, manifestó en estos días: “Yo creo que los gobiernos así tradicionales de derecha e izquierda, están un poco obsoletos”. Bueno. La obsolescencia se halla de moda y en boca de prohombres, adquiere un especial significado.

Otro prohombre de ambigua militancia, Sebastián Sichel, también aspira a ser candidato de la derecha pirula, es decir, refinada. No se debe confundir con la otra pirula, que podría ofenderlo. Doña María José Hoffman, diputada de la UDI le dio la bendición vaticana y el apoyo, al declarar: “Sebastián —no Piñera desde luego— no es hombre de derecha; es independiente que fue de izquierda”. Como los intríngulis están de moda y llevan a la confusión, podría surgir un candidato neo pinochetista, que nunca fue admirador del dictador, y que en realidad es un personaje de novela. A modo de clarificar esta opción presidencial, se deduce que don Sichel es un genuino patipelado, proveniente de las capas ilustradas de ese segmento. Obstinado viajero en el pentagrama de las veleidades políticas, diestro en caminar en zigzag, utiliza ropajes de conveniencia.

Advertisement

Otra candidata, doña Evelyn Matthei alcaldesa de Providencia, también sueña ser presidenta. Se le ve como una opción de clase. Ella muestra la elegancia, o si se quiere, el don de gente, destinado a enriquecer la calidad de las aspirantes. Entre tantas espinas, patipelados, mesías al garete y borregos, destaca la distinción de quien, desde pequeñita, empieza a toca el piano y se codea con Mozart y Schumann. Extraño que haya abandonado la noble actividad que hizo famosa en el mundo, a nuestra compatriota Rosita Renard. Sin embargo, doña Evelyn es la candidata natural, si la derecha quiere llenar de glamour sus aspiraciones presidenciales.

¿Y el resto de los aspirantes de la derecha y la otra derecha, donde milita el medio pelo? Por tratarse del resto, ni siquiera cabría una mención. Se puede acusar al cronista de privilegiar nombres de próceres, en desmedro de ese segmento trepador y advenedizo, obsesionado con cambiarse el apellido. Como viven en los sectores de la clase media en las ciudades y pueblos, mascullan su rencor social. Veranean en Cartagena, El Tabo, y sueñan algún día, hacerlo en Cachagua, Reñaca o Zapallar. Mencionarlos aquí, sería una banalidad. Lo que sí se asegura, que ninguno de sus hijos logró concurrir, hace unos días, a una fiesta clandestina en Cachagua. No los dejaron entrar, porque pese a andar con mascarilla, se les notaba a la legua, la condición de patipelados.

 

Por Walter Garib

Advertisement

 

 

Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Escritor

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad
Danzai Software