Crónicas de un país anormal Política Portada

El suicidio de la derecha chilena

Advertisement

Las derechas latinoamericanas en general han girado hacia posiciones extremas: su líder máximo, Jair Bolsonaro, Presidente en ejercicio de Brasil, está cargando con un récord de muertos, especialmente a causa del Covid-19. El negacionismo de este mandatario, no sólo se centra en las políticas de manejo de la pandemia, sino también las llevadas a cabo frente al calentamiento global. Los modelos de este Presidente ultraderechista, el Chile de Pinochet y “sus Chicagos Boys”, así como las políticas ultra-reaccionarias de Donald Trump, no sólo se derrumban en sus respectivos países, sino que también pierden vigencia en el Continente.

Bolsonaro, ha sorteado los juicios por corrupción, (sus actores fundamentales son sus propios hijos), y hasta ahora, ha logrado evitar el juicio político que el  Congreso brasileño ha intentado en contra de su gobierno.

El “verano de Juan” de la derecha latinoamericana empieza su declive: El Presidente Sebastián Piñera, por ejemplo, no deja ningún heredero, muy por el contrario, Chile elije un camino hacia la izquierda, y el Presidente electo, Gabriel Boric, propinó una paliza a la ultraderecha, liderada por el pinochetista José Antonio Kast. En las próximas elecciones de Colombia podría darse el giro a la izquierda, con su líder Gustavo Petro, luego de un desastroso gobierno del Presidente uribista, Iván Duque. También, en las elecciones en Brasil el triunfo de Lula da Silva está ad portas.

Advertisement

De darse ese cuadro en América Latina, para el año 2022 sólo quedaría el Presidente de derecha moderada en Uruguay,  Luis Lacalle Pou, y del banquero Presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, (hoy acusado por su participación en el caso “Pandora Papers”).

Advertisement
Advertisement

La derecha chilena eligió, justamente, el camino que la lleva al suicidio: después de varios intentos para borrar la pesada mochila de la herencia de Augusto Pinochet, tratando de mostrar una cara democrática, pero con matices más falsos que verdaderos, abandonó al candidato Sebastián Sichel, que representaba la continuidad del gobierno de Sebastián Piñera,  para apoyar la candidatura, en la Segunda vuelta, la de José Antonio Kast quien, a pesar de sus esfuerzos, no logró convencer a los ciudadanos de que se había convertido en un demócrata socialcristiano.

Advertisement

Personajes como Gonzalo de la Carrera y Johannes Kaiser sólo representan la posición más radical del Partido Republicano chileno, y de poco sirvió la expulsión de ambos fanáticos para borrar la mentalidad ultraderechista del candidato Kast que, sin proyecto de futuro, sólo podría ofrecer la instalación militarizada a todo evento.

Advertisement

El ex candidato, Sebastián Sichel y el ex ministro de Hacienda, Ignacio Briones, fueron los únicos dirigentes visibles de la derecha que supieron mantenerse al margen de esta aventura ultraderechista, (al menos, uno de ellos se abstuvo de votar por el candidato militarista). Personajes de la derecha llamada “Social”, los dirigentes del Partido Evópoli, salvo Francisco Undurraga, terminaron dominados por el discurso de Kast, pero solo Mario Desbordes, de Renovación Nacional, quien postulaba a una derecha social,  ha terminado por condenar al candidato de la derecha a la segunda vuelta, Kast.

Los único líderes de la derecha que han llegado al poder han sido Augusto Pinochet y, en el período de la transición a la democracia, Sebastián Piñera que, en su último gobierno, ha terminado por hundir a la derecha, logrando el récord de ser catalogado como el Presidente más catastrófico en la historia de Chile.

Advertisement

Piñera ha sido calificado como el peor presidente de la historia de Chile

La crisis de la derecha en Chile no es nueva: hacia los años  1965, los clásicos Partidos Liberal y Conservador terminan absorbidos por la ultraderecha nacionalista, portaliana y estanquera de los ex ibañistas Jorge Prat y Onofre Jarpa; en la transición, luego de Pinochet, a los nuevos Partidos de derecha sólo les quedaba como posibilidad el uso de la herencia legada por el dictador Pinochet en la Constitución de 1980.  El triunfo de Sebastián Piñera en su primer gobierno parecía anunciar el comienzo del reparto del poder entre la Alianza, (partidos de derecha), y la Concertación, (de centro), sin embargo, las tres candidaturas de la derecha, (las de Laurence Golborne, Pablo Longueira y Evelyn Matthei, demostraron que la derecha carecía de todo proyecto país), y debería conformarse con su papel segundón, dominado por el individualismo de su líder. En el caso de este último período de gobierno de Piñera, a la alianza  Chile Vamos no le quedó otro camino que el de entregarse a la hegemonía de la ultraderecha de Kast, o bien, convertirse en una combinación socialcristiana o bien, socialdemócrata, tal como el líder de la Unión Demócrata Independiente, (UDI), Joaquín Lavín.

Advertisement

La derecha chilena no demuestra, hoy por hoy, capacidad y solidez para llevar a cabo una renovación juvenil de liderazgo.

Advertisement

Rafael  Luis Gumucio Rivas (El Viejo)

28/12/2021

Advertisement
Advertisement

 

Advertisement

Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Historiador y cronista

Related Posts

  1. Felipe+Portales says:

    ¡Cuidado! Acordémosnos de que la derecha chilena se consideró ya «muerta» cuando en las elecciones parlamentarias de 1965 obtuvo 9 (nueve) diputados entre liberales y conservadores; y la centroizquierda (PDC, PR, PS y PC) logró 138 (¡sí, ciento treinta y ocho). Ocho años después…

    • iene toda la razon Felipe Portales. Los comentarista y algunos que excrinen en el clain. . cl no son acuisioso.El Gobierno de Gabriel Boric de mas bien de centro izquierda en su direccion politica pero es preside ntepresidente en que cerca de 2 millones de electores que no votaban pues no se sentian identificado con ex Concertacion y ex Nueva Mayoria ,y Apoyo Dignidad. Boric and Pc entendieron que habia que que derrotar a JA Kast pero movimientosociales indican que seguiran luchando en la callles para que se cumplan las demandas de la mayoria de los ciudadanos y no ase vuelva este nuevo gobierno en una nueva Concertacion pues no sabemos si realizaran reformas estructurale s profunda para desligarse del neoliberalismo osea mantener un sistema capitalista como ha sido por 3 decadas

  2. Landy Aurelio Grandon says:

    No creo para nada el titular de su artículo.
    Mientras existan relaciones de producción capitalistas, grupos plutocráticos, oligárquicos y otros de igual tenor, la derecha va a re-armarse una y otra vez.

  3. Mónica Fernández says:

    Piñera pasará a la posteridad no solo como el presidente más catastrófico de la historia si no que como el continuador de Pinochet en los delitos de lesa humanidad contra el Pueblo chileno, y el delincuente de más alta monta que ha pasado por La Moneda.

  4. solamente un viejito de 81 says:

    En la naturaleza hay ejemplos de que los que viven y medran de otros nunca desapareceran, a menos que desaparezcan los que le proporcionan la existencia a estos organismos. Sr Viejo, ¿ha escuchado o leído acerca de las RÉMORAS? Ahora, en el capitalismo, sr viejo, JAMÁS LAS DERECHAS VAN A DESAPARECER, JAMÁS, YA QUE SON LA ESENCIA DEL CAPITALISMO, ¿estamos, sr viejo? Por supuesto que cierta parte de las derechas tratan de evolucionar, las ultraderechas, pero esta evolución incluso ocurre entre los grupos izquierdistas, pero nunca, nunca, son una evolución exitosa…a menos que… esta evolución está acompañada de la fuerza para hacerla realidad. Ahora, sr viejo, hay varias clases de derecha: una, la que representa a los dueños de los medios de producción, esta derecha no tiene ideología, pero se mantiene por los derechistas que realmente tienen esta ideología, ideología que defiende a muerte el derecho inalienable a la propiedad, punto, y cuando están en el poder, enactan leyes que protegen con las penas del infierno a los que las rompen. Ahora, esta ideología no está solamente entre los grupos visibles de derecha, pero existen incluso entre los grupos políticos de izquierda, grupos que en su doctrina ideología solamente promueven, si llegan al poder, enactar leyes que hagan un poquito más palatable el capitalismo, pero, de ninguna manera tienen en sus programas el abandono definitivo del capitalismo, y esto es, lamentablemente para mi ideología y mi gusto, lo que representa el nuevo presidente electo de Chile, el excelentísimo sr Boric.
    Sr viejo, después de 17 años de dictadura y titantos años de una democracia capitalista, es muy improbable que el nuevo chileno quiera abandonar esta sociedad de consumo, lo que quiere, en mi opinión, son solamente parchesitos que hagan la vida más llevadera para la mayoría, como por ejemplo, educación de calidad para todos y pagada con los impuestos de todos los chilenos, un sistema de salud igualitario para todos los chilenos, pagado de la misma forma que el anterior, el derecho total al agua, «derecho», es decir, el agua no es una mercancía guiada por las leyes económicas de la oferta y la demanda, un sistema de previsión totalmente pagada, como los anteriores, por los impuestos, como lo tienen la mayoría de los países democraticos del mundo ( si los milticos y pacos echaron abajo a un gobierno de izquierda, es decir, los milicos y pacos querían el CAPITALISMO, ¿por qué chuchas escogieron la previsión del estado? pobres ignorantes y hipócirtas de mierda), y finalmente, dejar de usar la plata de los impuestos pagados por todos los chilenos para financiar a las empresas privadas, como por ejemplo, las carreteras.
    Sr viejo, usted y todos los demás educados comentaristas debieran apoyar sus comentarios usando como base la historia, para que no cometan el error del TRIUNFALISMO, que lleva solamente a la frustración y el desengaño. Ramon, solamente un viejito de 81 años.

    • solamente un viejito de 81 says:

      Fe de erratas: Cuando escribí acerca del derecho inalienable a la propiedad, se me quedó en el tintero agregar una palabra, y esta era «privada», es decir, a la «propiedad privada».

  5. solamente un viejito de 81 says:

    Fe de erratas: Cuando escribí acerca del derecho inalienable a la propiedad, se me quedó en el tintero agregar una palabra, y esta era «privada», es decir, a la «propiedad privada».

  6. El casi 45 % de casi 9 millones no es mala llegada , si se piensa que es 45% PINOCHETISTA.Los que tienen la sartén por el mango, no parecen tan preocupados: tienen el 50% del parlamento y pueden parar el nuevo gobierno y la CC si se ponen inflexibles y lo son; todo esto, a costa de revuelta
    contínua y a «río revuelto….».

  7. Cucho Zorricueta says:

    Hola a todos y en especial a Rafael Luis Gumucio. «El suicidio de la derecha», llamativo titular para pasar del optimismo a la tranquilidad política, pero de donde sacaste que la derecha ha muerto o está a punto de morir ? La URSS después de casi 70 años de revolución socialista desapareció, e inmediatamente resurgieron los grupos zaristas-capitalistas de ultraderecha en el corazón de Moscú, sólo estaban «congelados». Brasil 1967-68 es derrocado por los milicos JOAO Gullart y la derecha se tomó el poder, luego vinieron gobiernos de centro y centro izquierda ( Lula), hoy la derecha está en el poder con Bolsonaro. (qué pasó ? ). El dinero nunca duerme , es más la derecha ya debe estar solicitando una reunión del alto nivel con LUCIFER y los espirítus de sus malvados acólitos ( Jaime Guzmán ,Pinocho y la vieja Lucía ) para intrigar, incidiar y crear la mayor cantidad de problemas al gobierno del Presidente Boric. Pero las ansias de JUSTICIA LIBERTAD y un mejor país para ( incluidos nuestros hermandos mapuches nunca se congelan ( quedó demostrado el 18-10-1919 ).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software