Política Portada

Por el Apruebo a la Nueva Constitución: Unidad para Recuperar la Soberanía Popular

Advertisement

Los abajo firmantes reafirmamos el compromiso con el Apruebo a la Nueva Constitución, basado en el borrador elaborado por la Convención Constitucional electa por más de 7 millones de ciudadanos el 2021, y que durante un año en medio de un cerco mediático y de calumnias digitados por el gran capital, elaboró la Nueva Constitución.

Tenemos la certeza que en nada contribuye a la unidad y al triunfo del Apruebo, ponerle apellidos o establecer condiciones. Las cúpulas de los partidos del oficialismo cometen un error al pretender llegar a acuerdo solapado con la derecha, UDI y Renovación Nacional, a espaldas del pueblo soberano.

Estamos seguros que las supuestas «mejoras» para darle garantías y certezas a la casta política y empresarial, no representan tampoco ni a las y los adherentes de Apruebo Dignidad, o a sus bases militantes, así lo constatamos en la campaña actual.

Advertisement

Ellos, la casta política y empresarial, son los mismos sectores que durante 30 años no hicieron los cambios que hoy prometen reformar. Pretenden mantener las AFP maquillando el sistema de capitalización individual, como un sistema mixto, a pesar de su completo fracaso para dar pensiones suficientes.

Advertisement

En el acuerdo “Unidos y Unidas para Aprobar  «se señala que «seguirá existiendo un componente de capitalización individual, en los mismos términos que en la actualidad», o sea con su patrocinio continua la estafa piramidal de las AFP, bajo auspicio de los siempre coludidos, el gran capital.

Advertisement

 

Advertisement

Ellos, la casta política y empresarial, no tienen legitimidad para sustituir al poder constituyente que insurge abiertamente desde octubre de 2019.

La conducta y lógica cupular ya fueron derrotados, con Piñera y Lagos a la cabeza, no fueron 30 pesos fueron 30 años, quedó claro, tanto para los de arriba como para nosotros, los de abajo. Es elocuente la opinión de la ciudadanía cuando votó el 80% en acuerdo con que la nueva Constitución la hiciera una convención especialmente electa por la ciudadanía para escribir la Constitución, y no el Congreso.

Advertisement

Es la ciudadanía la que debe aprobar la Nueva Constitución, y después, como se hace siempre, con las nuevas reglas vamos a discutir lo que tengamos que discutir.

Advertisement

La única Constitución que tiene mecanismos de supra mayorías para no modificarla sin el apoyo reaccionario, incluso si constituían la minoría en el Congreso, es la de Pinochet.

Advertisement

Es cierto que quedaron fuera de la Nueva Constitución muchas aspiraciones como la recuperación del cobre, oro, litio, y las llamadas tierras raras.

Sin embargo, quedaron incorporados derechos sociales, laborales, de la naturaleza y el reconocimiento del carácter plurinacional de los pueblos que habitan Chile. Que estén los Derechos a la salud, vivienda, educación, previsión, recreación y cultura no significa que estén garantizados, para ello es necesario que se legislen las leyes correspondientes y se cuente con los recursos para financiar esos derechos; Nos queda un ancho y largo camino deliberando con las mayorías, es el camino de la unidad que multiplica esperanza y certeza.

Advertisement
Advertisement

Aprobar la Nueva Constitución no es el punto de llegada, sino el punto de partida para realizar en la práctica esos derechos, que alcanzaremos en mejores condiciones cuando dejemos atrás la constitución del 80, que es una lápida para impedir cambios.

Estamos ante un inexorable cambio de época, la rebelión popular reiniciada en octubre de 2019 sepultó la larga noche que comenzó con el golpe de Estado de 1973, nada volverá ser como antes, ni para Ellos, ni para NOSOTROS.

No aceptamos que la casta privilegiada desconozca la Soberanía Popular expresada en las calles y las urnas, que fuerte y claro señaló que no es el congreso quienes deben redactar la Nueva Constitución, así de simple.

Advertisement
Advertisement

En defensa y ejercicio de la Soberanía Popular: NO compartimos el Acuerdo “Unidos y Unidas para Aprobar.” promovido por cúpulas partidarias, que pretenden modificaciones antes de la aprobación por la ciudadanía este 4 Septiembre.

Advertisement

Pongamos por delante lo que en verdad debe unirnos, que es, recuperar la soberanía para los Pueblos, la deliberación y los derechos, movilizándonos por el Apruebo para la Nueva Constitución. Por un nuevo Chile fraterno, justo, libre y soberano este 4 de Septiembre ¡APROBAMOS! Todas Las Plazas Son Dignidad.

 

Advertisement

Socialistas Allendistas

MDP

Advertisement
Advertisement

Werken Rojo

Advertisement

Socialismo Revolucionario

Advertisement

Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

  1. APRUEBO , APRUEBO Y APRUEBO
    CONTRA TODOS LOS PARTIDOS
    Y DE AQUI NO ME MUEVO
    PORQUE NO ESTOY CON BANDIDOS
    QUE QUIEREN,UNA VEZ MÁS
    ROBARSE LA VOLUNTAD POPULAR!
    Vamos 80% , con valentía y fuerza, la Nueva Constitución es infinitamente mejor que la milicolagosamarillos!

    • Serafín Rodríguez says:

      Además qué soberaía popular van a recuperar estos si la propuesta de nueva Constitución entrega las riquezas naturales no renovables como el cobre yel litio al pillaje privado nacionl e internacionl tal como reconocen! Hay que ser muy de las chacras para creer que los derechos sociales van a ser implementados con bolitas de dulce.

    • Serafín Rodríguez says:

      PATÉTICO, CA: «1. adj. Que conmueve profundamente o causa un gran dolor o tristeza. 2. adj. Penoso, lamentable o ridículo.» (RAE)

  2. Felipe Portales says:

    Así es. Y tampoco hay NINGUNA explicación de por qué la mayoría de los convencionales hizo aquella gravísima rendición; y de cómo piensa de modo alternativo financiar el ejercicio de aquellos derechos. Aunque como saben y TAMBIÉN LO OCULTAN, que ni siquiera tendrán los votos en el Senado en los próximos cuatro años para aprobar una legislación que aplique dichos derechos, no tienen ni siquiera necesidad de pensarlo. Si no van a tener los votos para aplicar dichas disposiciones, para que devanarse los sesos en pensar como financiarlas…

  3. Patricio Serendero says:

    Todo depende de como se lee un documento como esta declaración. Nuestros negativistas de siempre, se mofan de este texto que es un llamado a luchar.No es más que eso. Para ellos, mientras no se diga en una declaración lo que ellos quieren que aparezca, entonces no sirve. Un poco de modestia no vendría mal a los companeros que se molestan porque lo que se publica no incluye sus ideas.
    Es esta actitud donde la crítica supera el espíritu unitario la que nos tiene donde estamos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software