Latinoamérica

ONU: Estados Unidos debe permitir que Venezuela importe partes de microscopios vitales para diagnosticar enfermedades

Advertisement

Alena Douhan, Relatora Especial sobre el impacto negativo de las medidas coercitivas unilaterales pidió a Estados Unidos que permita el envío a Venezuela de piezas de repuesto para microscopios electrónicos vitales para detectar enfermedades y realizar investigaciones médicas cruciales, diciendo que las sanciones que ahora los bloquean violan los derechos del pueblo venezolano a la salud y la vida.

Al presentar su informe durante la sesión número 51 del Consejo de Derechos Humanos que está sesionando en el palacio de las Naciones Unidas de Ginebra, Suiza, Alena Douhan, Relatora Especial sobre el impacto negativo de las medidas coercitivas unilaterales, observó que el mundo enfrenta una expansión dramática en el uso de sanciones unilaterales, primarias y secundarias.

“Hoy”, dijo Douhan, “el mundo enfrenta una proliferación de sanciones secundarias como medio para aplicar sanciones unilaterales contra estados o sectores económicos clave. Las sanciones secundarias se aplican extraterritorialmente a estados, entidades o individuos por su supuesta cooperación o asociación con las partes sancionadas o por ayudarlos a eludir las sanciones”.

Advertisement

Esta situación conduce al temor creciente a las sanciones, al desarrollo de políticas de riesgo cero y al cumplimiento excesivo en todos los sectores y por parte de todos los actores: Estados, bancos, empresas, ciencia, cultura, deporte e incluso la sociedad civil, incluida organizaciones humanitarias no gubernamentales. “Este “cumplimiento excesivo” se ha convertido en una práctica generalizada a nivel mundial y debe reconocerse como un nuevo peligro importante para el derecho internacional y los derechos humanos”, insistió la Relator Especial.

Advertisement

Por eso que no hesitó, la Relatora Especial, a denunciar la situación del embargo que Estados Unidos está imponiendo a Venezuela, y que causa una grave crisis en todo lo que los venezolanos deberían importar y no pueden hacerlo.

Advertisement

Muchos de los bienes bloqueados están directamente relacionados con los temas de salud: medicamentos, y microscopios.

Advertisement

Los microscopios electrónicos se utilizan de forma rutinaria en el diagnóstico médico, pero han pasado casi cuatro años desde que dos instituciones venezolanas ordenaron repuestos para los suyos. De 14 microscopios electrónicos en Venezuela fabricados por una unidad de la empresa estadounidense Thermo Fisher Scientific, solo tres todavía funcionan, y la empresa no ha podido obtener el permiso de Estados Unidos para exportar las piezas necesarias.

“Además de la obligación legal de cumplir con las leyes de derechos humanos, Estados Unidos también tiene la obligación moral con el pueblo venezolano de no privarlo de sus derechos humanos básicos”, dijo Alena Douhan, relatora especial sobre el impacto negativo de las medidas coercitivas unilaterales en el disfrute de los derechos humanos, instando a las autoridades estadounidenses a que levanten las sanciones, que son legalmente dudosas según el derecho internacional, o que otorguen rápidamente las licencias de exportación correspondientes.

Advertisement

“Los microscopios electrónicos son la única forma de detectar muchas enfermedades, por lo que son esenciales para un tratamiento adecuado”, dijo Douhan. “El gobierno de los Estados Unidos tiene la obligación, en virtud del derecho internacional de los derechos humanos, de no dañar la capacidad de los médicos venezolanos para diagnosticar enfermedades correctamente. Sin diagnósticos y tratamientos precisos, las personas pueden morir”.

Advertisement

Los microscopios electrónicos también se utilizan en investigaciones que avanzan en el conocimiento médico, y la investigación realizada en Venezuela sobre virus como el SARS-CoV-2, que causa el COVID-19, ha sido vital para el mundo entero.

Advertisement

«El derecho internacional protege el derecho de las personas en todas partes a beneficiarse del progreso científico, pero esto no puede suceder cuando los científicos no pueden continuar con sus investigaciones», dijo el experto, y señaló que los microscopios están cubiertos por el Acuerdo de Florencia, un tratado internacional que compromete países participantes, incluidos los EE. UU., para facilitar el comercio de productos científicos.

Los microscopios electrónicos también se utilizan en laboratorios criminalísticos para examinar pruebas y, por lo tanto, desempeñan un papel en la garantía de la justicia a través de los derechos al debido proceso garantizados por la Convención Internacional sobre Derechos Civiles y Políticos. “Estados Unidos ha impuesto sanciones a algunos jueces venezolanos para mostrar su disgusto por la forma en que opera el sistema de justicia venezolano, pero no debería usar sus otras sanciones contra Venezuela para socavar la capacidad estructural del sistema para brindar justicia”, dijo Douhan.

Advertisement
Advertisement

El derecho a disfrutar del más alto nivel posible de salud física y mental, así como el derecho a realizar investigaciones científicas y beneficiarse de sus resultados, están consagrados en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y forman parte del derecho internacional consuetudinario. . Estos derechos, junto con el derecho a la vida, también están consagrados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

 

Los Relatores Especiales

Advertisement
Advertisement

Los Relatores Especiales, Expertos Independientes y Grupos de Trabajo forman parte de lo que se conoce como los Procedimientos Especiales del Consejo de Derechos Humanos. Procedimientos Especiales, el organismo más grande de expertos independientes en el sistema de derechos humanos de la ONU, es el nombre general de los mecanismos independientes de investigación y monitoreo del Consejo que abordan situaciones específicas de países o problemas temáticos en todas partes del mundo.

Advertisement

Los expertos de Procedimientos Especiales trabajan de forma voluntaria; no son personal de la ONU y no reciben un salario por su trabajo. Son independientes de cualquier gobierno u organización y sirven a título personal.

 

Advertisement

Elena Rusca, Ginebra, 20.09.2022

Advertisement
Advertisement

Advertisement
Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software