Opinión Política

La izquierda zombi y el último refugio

Advertisement

“Debemos dejar las ideologías de lado y avanzar en un gran acuerdo por las pensiones de nuestro país”. Si la afirmación hubiese venido desde la UDI nadie se habría extrañado.

Pero fue dicha por la Ministra del Trabajo Jeanette Jara, militante del Partido Comunista.

Alguien está equivocado, algo no cuadra. Algo huele mal en la izquierda, ese mosaico de trozos náufragos de eso que hace años fue una fuerza enorme, organizada, decidida y heroica que acorraló al tirano hasta hacerlo salir, por lo menos del gobierno.

Advertisement

No fue con un lápiz y un papel, fue por el heroísmo cotidiano de miles de seres humanos que se dieron en cuerpo y alma para retomar el camino democrático.

Advertisement
Advertisement

En ese periodo de la historia murieron muchos. Otros tantos debieron soportar la tortura y la cárcel.

Advertisement

Y, digámoslo, pero no para esto.

Advertisement

Desde hace más de treinta años que no se sabe de la izquierda como la referencia popular que fue desde los inicios del siglo veinte. A la izquierda se le asociaba las luchas populares y a las propuestas de avances que beneficiaban a los más carenciados. Históricas luchas fueron impulsadas por esa izquierda que vivía y se reproducía entre los pobres, los trabajadores y artistas.

Ofrecía un horizonte, un sueño, una utopía, un causa por la que jugarse.

Advertisement

Pero algo pasó.

Advertisement

Una de las mayores falencias de la izquierda es esa incapacidad para predecir la manera en que el capitalismo afrontará su nueva crisis, la que en este siglo será mucho más aguda por el cambio climático -producido por el mismo capitalismo-, la escasez de materias primas, el aumento de la población global y la cada vez más aguda crisis económica, aumentada en varios factores por la guerra Ruso-Ucraniana.

Advertisement

No ofrece una opción que se cruce a ese destino inmutable: un sueño, una utopía, una causa, aún cuando se está fraguando en el mundo un orden diferente.

Y así como se ve, los poderosos echan mano a esa misma izquierda zombi para que le arreglen el naipe por la vía de aplacar los desórdenes sociales con programas populistas que no afectan en nada al orden.

Advertisement
Advertisement

Al contrario, lo fortalecen.

Y en esa trampa ha caído la izquierda que se ha mudado con camas y petacas al sistema y peor aún, ha aprendido rápido sus mañas y su lenguaje, despojando el suyo propio de lo que le dio por decenios una impronta popular y asentada en el mundo de los trabajadores.

Vea no más lo dicho por la camarada ministra del trabajo.

Advertisement
Advertisement

A la izquierda se pe perdió el manual que decía qué hacer ante esta versión de un capitalismo extremo que parece invencible.

Advertisement

Perdió el olfato que le permitía predecir hechos trascendentales como puede ser un reventón que casi desfonda la institucionalidad.

La izquierda tampoco lo vio venir. Pero en este caso fue por su completa ausencia en el horno en el que se cocinaba ese estallido que solo dejó muertos, torturados, daños y mucha decepción.

Advertisement

Y era de esperar: sin conducción, sin objeticos, sin política ni dirigentes, eso que llenó de tanta esperanza, al final no fue sino un fuego fatuo.

Llegados a este punto vale preguntarse qué hace el PC en un gobierno que terminará rendido al temor que le produce la derecha y determinado en su actuar por esta. Ya se vio un adelanto en el viaje del presidente Boric al territorio mapuche, en el que, de paso, acusó a los mapuche de cobardes y actuar como los nazis.

Advertisement
Advertisement

Tal parece que los manuales de Marx y Lenin no sirve en esta pasada o son leídos buscando recetas y no principios.

Advertisement

Si embargo, aún hay una izquierda muda que espera, aunque por demasiado tiempo, su oportunidad. Es el pueblo allendista, el que nunca ha abjurado del gobierno de la Unidad Popular, el que puso el lomo y su inteligencia en la lucha contra la dictadura. Ese que no buscó el rédito ni la recompensa. Y pagó duro precio por su honesta conciencia.

Ese es el último refugio.

 

Advertisement
Advertisement

Por Ricardo Candia Cares

Advertisement

 

 

Advertisement

Advertisement
Advertisement

Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Escritor y periodista

Related Posts

  1. Serafín Rodríguez says:

    La problema es que no es «izquierda»! Al PC le falta el segundo nombre! PCN, Partido Comunista Neoliberal! Lo mismo pasa con el PS y otros grupúsculos apiñados bajo el FA.

  2. Felipe Portales says:

    Al aceptar -con mayor o menor entusiasmo- el FA y el PC el maquiavélico acuerdo de las dos derechas del 15 de noviembre de 2019, de neutralizar la revuelta social con un remedo de Asamblea Constituyente impedida de aprobar democráticamente (por mayoría) una nueva Constitución, ya se vió claro que la izquierda chilena (o lo que se suponía que era) plegó sus banderas.

  3. Felipe Portales says:

    Al aceptar -con mayor o menor entusiasmo- el FA y el PC el maquiavélico acuerdo de las dos derechas del 15 de noviembre de 2019, de neutralizar la revuelta social con un remedo de Asamblea Constituyente impedida de aprobar democráticamente (por mayoría) una nueva Constitución, ya se vio claro que la izquierda chilena (o lo que se suponía que era) plegó sus banderas. Todas las subordinaciones posteriores han sido consecuentes con aquella.

  4. A veces me pierdo un poco…o mucho; arreglar las pensiones en Chile, me parece que ha sido un pedido octubrista y más y si para ello se requiere un «acuerdo transversal», bienvenido, si el resultado es positivo. Si el acuerdo es el cambio de nombre a las estructuras actuales (cambiar todo para que nada cambie), entonces, no sirve y hay q pelear por otro. No hay fórmulas escritas para aplicar por ahora y se está discutiendo un cambio de sistema ó un asentamiento del mismo?

  5. Felipe Portales says:

    De acuerdo a Manuel Riesco y José Gabriel Palma -entre otros economistas progresistas- el proyecto de «nueva previsión» constituye un nuevo gran engaño de nuestra «centro-izquierda». Si se aprobase continuaría básicamente el mismo sistema actual favoreciendo a los mismos grandes grupos económicos. Todo con otros nombres, por cierto.

  6. Quiero hacer una aclaración! Cuando se iniciaron las protesta,a partir de marzo del 83,y de ahí para adelante,no se vio ni se escuchaba a los comunachos ni a los socioslistos…! Aparecierion cuando el dictador y el sistema Tambaleaban, acabaron con MDP y se alearon a la derecha golpista,con DC y todo,para sacar al dictador del gobierno y siguiera todo igual!?! Por supuesto que dandoles el gusto a los dueños; la gran burguesia chilena y al imperialismo……

  7. Fue el pueblo trabajador,pobre por la explotación y la tiranía,que empezaron a salir a la calle desde las primeras protestas y si ustedes se acuerdan,qué cuando estabamos en las protestas y grandes fogatas,nadie preguntaba: A que partido perteneces?!
    Al igual que en la gran manifestación y protesta de octubre del 2019,no se vieron banderas de ningúna organización de la clase política. Y despues, ésta clase política , se adueño he hizo propia las mobilizaciones!?!? Lo mismo ocurrio afinales de los ochenta. O NO!

  8. Renato Alvarado Vidal says:

    >Quiero hacer una aclaración! Cuando se iniciaron las protesta,a partir de marzo del 83,y de ahí para adelante,no se vio ni se escuchaba a los comunachos ni a los socioslistos…! Aparecierion cuando el dictador y el sistema Tambaleaban…

    Discrepo de esta afirmación. El Partido Comunista planteó la Política de Rebelión Popular en 1982; lo tengo muy claro ya que esta fue la razón por la que, junto a varios amigos, ingresamos entonces al Partido. De ahí en adelante, durante toda la década de los 80s, la actividad combativa del PC fue central en la movilización popular y el FPMR fue su mayor expresión.
    Que después el Partido haya cambiado su carta de navegación – razón por la que dejé de militar – es otra historia, y no considero correcto ignorar o descalificar la honesta lucha en que muchos de mis camaradas dieron su vida.

  9. Discrepo de usted com. Renato. La dictadura duro 17 años. 17 años de terrorismo del estado capitalista. Miles de muertos,detenidos desaparecidos,presos politicos,etc.etc. Desde que empezo la protesta y las movilizaciones, la dictadura empezo a reprimir al pueblo! En forma paralela a la persecución y exterminio de los partidos que formaron la UP, a miristas e independientes. El «PS»y el «PC» trabajaban en la clandestinidad y reorganización…..Vuelvo a insistir,la protesta popular,cacerolazos y fogatas,a partir del 83,no fueron iniciadas por el «PC» ni el «PS. Eso no quiere decir,que entre los que manifestabamos, no hubieran militantes y simpatizantes de ésa organizaciones,pero lo hacian en forma independientes y como victimas de la dictadura y del modelo económico….Y ese documento que usted menciona de la Rebelión popular del 82, que era conocida soló por la militancia (y no todos),aparecio despues que empezaron las protesta.Yo tuve ése documento en mis manos,y les aseguro,que no tuvo nada que ver con el inicio de las protestas! Y la gente que participaba,lo haciamos por conciencia de clases…. En cuanto al FPMR,Jugo un papel importante,tiempo despues,y muy al margen de la clase popular… Éso de que el «PC» formará el Frente y quisiera importar la lucha armada desde afuera,y no que surguiera del pueblo mismo ,fue un gran error…La historia así lo ha demostrado. Y más encima despues el «glorioso»PC» le volvio las espalda al Frente. Total ya habían conseguido lo que querían ?!?! Yo me pregunto,porqué los gloriosos partidos de la UP,entre éllos los comunachos,no iniciaron la lucha armada en defensa del Gobierno Popular y siguiendo el ejemplo de Allende y mucha y muchos compañeros,que así lo hicieron(en los cordones,poblaciones, y que perdieron la vida a lo largo de todo Chile)???. Y arrancaron al exilio….!? Y años despues volvieron como heroes,y vean las consecuencias,estamos peor que antes,y lo peor,en «democracia»!?!
    Las vias de lucha;armada,pacificas, no existen. No es cuestión de voluntarismo….Toda vez que los dueños del Poder la clase capitalistas y el Imparialismo son los que ponen las condiciones de lucha y de como se debe combatirles…. El circo democrático que éllos tienen,lo respetan cuando les sirve para mantener al populacho tranquilo y demesticado(poder ideologico). Si nó. Recuerden el once de septiembre del 1973.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software

Roxana Pey: "La reposición de Clarín es fundamental para la democracia chilena"

Jorge Arrate: "Estamos pidiendo la restitución del Clarín sobre la base de un tribunal inobjetable, que es el CIADI"

En representación de más de 1200 firmas, el excandidato presidencial y exministro Jorge Arrate entregó el 23 de noviembre una carta al presidente Boric por el pago de la indemnización para la restitución del Clarín.