Latinoamérica Portada

Lula se compromete a «reconstruir» un Brasil destrozado por la gestión de la ultraderecha

Advertisement

Lula da Silva fue investido este domingo por tercera vez presidente de Brasil, en una ceremonia en el Congreso de Brasilia marcada por la ausencia de su predecesor, el ultraderechista Jair Bolsonaro.

Lula da Silva se comprometió este domingo a «reconstruir el país junto al pueblo brasileño», tras el mandato de su archirrival, el ultraderechista Jair Bolsonaro, informa la agencia AFP.

«El diagnóstico que recibimos del gobierno de transición es desastroso. Vaciaron los recursos de salud, desmontaron la educación, la cultura, la ciencia y la tecnología, destruyeron la protección del medio ambiente», dijo Lula en su primer discurso tras su investidura en el Congreso de Brasilia.

Advertisement

Exactamente 20 años después de acceder al poder por primera vez, Luiz Inácio Lula da Silva, de 77 años, fue proclamado presidente junto a su vice, Geraldo Alckmin, al pronunciar su «compromiso constitucional».

Advertisement
Advertisement

De acuerdo al mandatario, si regresó a la Presidencia brasileña fue «gracias a la conciencia política de la sociedad brasileña y al frente democrático que formamos».

Advertisement

«La democracia fue la gran vencedora, superando la mayor movilización de recursos públicos y privados jamás vista, las más violentas amenazas a la libertad de los pueblos y la más abyecta campaña de mentira y odio. A pesar de todo, prevaleció la decisión de las urnas”.

Advertisement

La ceremonia se inició con un minuto de silencio en recuerdo del exastro brasileño Pelé y de Benedicto XVI, ambos fallecidos esta semana.

 

Advertisement

Decenas de jefes de Estado y de gobierno acompañaron al presidente Lula este domingo en su toma de posesión del mando. En la imagen, junto a Gabriel Boric.

Al Congreso, Lula llegó con el tradicional Rolls Royce negro descapotable junto a la primera dama «Janja», ante los vítores de sus seguidores, algunos de ellos con lágrimas en los ojos, constató la AFP.

Advertisement

Lula recordó que ninguna nación puede sobrevivir en condiciones de miseria y por ello prometió rescatar del hambre a 33 millones de personas y de la pobreza a unos 100 millones en total.

Advertisement

Aunque calificó de «destrucción» la labor ejecutada por el Gobierno de Jair Bolsonaro, dijo que no lo anima un espíritu de venganza, aunque sí utilizará la justicia para hacer que se esclarezcan todos los delitos cometidos en estos últimos años.

«Hay que reconstruir la democracia en nuestro país», expresó Lula. En ese mismo sentido, explicó algunas ideas básicas de lo que será su programa de Gobierno en materia económica, el cual busca la reactivación del país y el impulso del empleo. Prometió acabar con «la vergonzosa fila del desempleo».

Advertisement
Advertisement

El mandatario dijo que «Brasil debe estar en la primera línea de la economía global». Prometió, por otra parte, alcanzar la «Deforestación cero», en la Amazonía.

Lula explicó las razones de la creación o rescate de los ministerios que formarán parte de su Gabinete: derechos humanos, mujeres, Justicia, pueblos indígenas y Medioambiente, entre otros.

Contrariamente a la tradición, su predecesor estuvo ausente. Bolsonaro viajó el viernes a Estados Unidos, dos días antes de finalizar su periodo de gobierno.

Advertisement
Advertisement

Por primera vez desde 1985, un mandatario saliente no pasará la banda presidencial, acto que tendrá lugar más tarde en el Palacio de Planalto.

Advertisement

Al izquierdista lo arroparon una veintena de jefes de Estado, el mayor número para una toma de posesión en Brasil.

 

Advertisement

Fuente: Agencia Afp y Telesur

Advertisement
Advertisement

Advertisement
Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software