Chile al Día Sin categoría

Biblioteca Nacional inaugura exposición sobre Editorial Quimantú

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 17 segundos

La exposición “Quimantú: la revolución de los libros” ha sido inaugurada este viernes 22 en la Biblioteca Nacional a cargo de la investigadora María Isabel Molina.

La exposición consta de dos partes. Una de ellas dedicada a la editorial Quimantú y a sus principales publicaciones en la Sala Premio Nobel.

La segunda, que se exhibe en la Galería de Cristal, es la la muestra “La felicidad de Chile comienza por los niños”, centrada en el rol de la gráfica en la visibilización de nuevas imágenes de la infancia chilena entre 1970 y 1973, además de su papel en la difusión de políticas públicas que buscaban mejorar su situación.

Se espera que al público visitante, le recuerde algunos de los interesantes trabajos de la Editorial Quimantú y también a profundizar en la historia de una iniciativa que enriqueció la vida cultural del país.

La importancia de esta empresa editorial y su impacto en la cultural del país llevó a la Biblioteca Nacional a realizar la exposición llamada «Quimantú: 50 años de la revolución de los libros», realizada por la editora e investigadora, María Isabel Molina.

En el sitio Memoria Chilena de la Biblioteca Nacional, se explica que «el nombre del proyecto editorial surgió gracias a «Luz María Hurtado quien (…) encontró en un libro del padre Félix José de Augusta (1860-1935) las voces Kim y antú, que juntas significaban ‘sol del saber'» en mapudungun (Molina, p. 33), tras ser consideradas distintas denominaciones para la editora, como «Gran Editorial del Estado», «Camilo Henríquez» o «Editorial Estatal».

La exhibición se centra en el trabajo de afichistas chilenos como Vicente y Antonio Larrea, Luis Albornoz, Waldo González y Mario Quiroz además, de publicaciones infantiles de Quimantú como La Firme y Cabrochico, fotografías de Armindo Cardoso, y publicidades y registros musicales de la época, piezas todas ellas pertenecientes a las colecciones de la Biblioteca Nacional.

En la inauguración Soledad Abarca de la Fuente, directora de la Biblioteca Nacional de Chile, expresó que “el 12 de febrero de 1971 se firmó el convenio por el cual el Estado compró la editorial Zig – Zag, la que se encontraba sumida en conflictos laborales y deudas.

La información fue dada a conocer al día siguiente en la prensa y el presidente Salvador Allende explicó la importancia de este hito cultural.

«La firma del convenio que hace al Estado chileno, a través de la Corporación de Fomento de la Producción, dueño de una parte sustancial de los activos de la empresa Zig – Zag y de algunas marcas de revistas, abre un nuevo capítulo en la evolución de la industria editorial chilena.

En efecto, esta importante adquisición de equipos y locales será la base para la Editorial del Estado».

Ese fue el punto de partida de lo que sería una de las empresas culturales más importantes y significativas de nuestra historia, la Editorial Quimantú”.

Desde 1971 a 1973 la editorial se transformó en un puente cultural para los sectores de menores recursos de Chile. Su producción a bajo costo transformó a obras desconocidas en productos a los que trabajadores, niños, niñas y estudiantes de cualquier lugar podían acceder; con tirajes que alcanzaban entre 20.000 y 50.000 ejemplares e incluso más.

Entre sus publicaciones destacan colecciones de libros como Nosotros los chilenos, Quimantú para todos, Cuadernos de Educación Popular, Camino Abierto, Clásicos del Pensamiento Social, y Cuncuna, entre otras. Además, publicó revistas como la infantil Cabrochico (1971-1972); la revista juvenil Onda (1971-1973); Paloma (1972-1973), orientada a público femenino; La Quinta Rueda (1972-1973), revista cultural; Ahora (1971) y Mayoría (1971-1973), revistas informativas de contenido ideológico; La firme (1971-1973); o la revista de deportes Estadio (1941-1982).

“Luego del Golpe de Estado de 1973, la editorial fue cerrada e intervenida por los efectivos militares, sus libros destruidos y, en ese contexto, el rol de la Biblioteca Nacional como depositario y luego de resguardo de la colección completa de las publicaciones de la Editorial Quimantú, ha sido fundamental para preservar la memoria chilena de un periodo tan especial de nuestra historia», concluyó Soledad Abarca.

La muestra puede ser visitada de lunes a viernes entre las 09:15 y las 18:00 horas desde el 22 de diciembre de 2023 hasta el 31 de mayo de 2024. Entrada liberada.

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20



Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *