Mundo

Es hora de que Marruecos haga la paz con la República Saharaui y todos sus vecinos

En las últimas tres décadas, con el fuerte apoyo de Francia, Marruecos ha tratado de forzar el acuerdo de paz de 1991 con el Frente Polisario para organizar el referéndum de autodeterminación.

Si Hassan II concluyó después de 16 años de devastadoras guerras y enfrentamientos diplomáticos que Marruecos no pudo lograr una victoria militar y diplomática en la guerra, su sucesor Mohamed VI y su equipo tomaron el camino contrario.

El acuerdo de paz, firmado por las partes y ratificado por unanimidad por el Consejo de Seguridad, afirma en los párrafos 4, 5 y 6 que el referéndum de autodeterminación es una solución «consensuada», «práctica» y «realista» que garantiza la «aceptación del pueblo saharaui» al tiempo que «acepta a la comunidad internacional».

La reanudación de la guerra desde el 13 de noviembre, como resultado natural de la violación por parte de Marruecos del acuerdo entre las dos partes y las continuas violaciones del Estado de ocupación, pone al Consejo de Seguridad ante sus responsabilidades como garante, junto con la Unión Africana, para aplicar dicho acuerdo.

Advertisement

La República Saharaui considera que no es correcto ni justo castigar al pueblo saharaui, impedirles disfrutar de la libertad y sus derechos inalienables y tomar asiento entre pueblos y naciones, después de 30 años de cooperación efectiva y positiva con las Naciones Unidas en el marco de sus responsabilidades y esfuerzos para la descolonización del Sáhara Occidental, su último bastión en África.

Treinta años de espera para que la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental (Minurso) llevara a cabo su misión de organizar el referéndum fue la prueba suficiente otorgada por el Estado saharaui y sus instituciones con todo éxito para demostrar su alta capacidad para garantizar la seguridad y la estabilidad a lo largo de su territorio nacional y en el marco de la acción conjunta con los países vecinos.

Ante la obstrucción marroquí a la celebración del referéndum, cuya verdadera razón reside en la convicción de que es imposible ganar, en consecuencia el Consejo de Seguridad no puede eludir sus responsabilidades y concluir que el conflicto ha venido a someterse sin dilación a la legitimidad internacional, por lo tanto debe despejar el camino para que el estado saharaui asuma su posición natural entre países a nivel de Naciones Unidas como en la Unión Africana.

Es hora de que el Reino de Marruecos haga la paz con la República Saharaui y todos sus vecinos y vaya más allá de la política de ocupación, expansión, agresión y chantaje.

Advertisement

El Reino de Marruecos debe dejar de exportar sus crisis internas haciendo enemigos imaginarios para ganar tiempo como parte de intentos fallidos de legislar la ocupación, porque el precio de esto sólo conducirá a más pobreza, ignorancia, regresión y privación en Marruecos.

El silencio sobre la continua expansión, agresión y complicidad de Marruecos con la voluntad de Rabat de cambiar las fronteras internacionales reconocidas, es la causa de la guerra e inestabilidad en el noroeste de África y el único obstáculo para la integración económica, la cooperación y el desarrollo.

El fortalecimiento de la soberanía de la República Saharaui estableciendo su lugar natural a nivel de las Naciones Unidas, 30 años después de su presencia efectiva y responsable como miembro fundador de la Unión Africana, se está imponiendo en respuesta a la posición de la ocupación marroquí de rechazar el referéndum de autodeterminación, siendo una condición necesaria para garantizar una paz justa y definitiva que proporcione todas las condiciones de estabilidad, integración y seguridad en la región.

La seguridad regional está en un juicio permanente por el uso del arma del tráfico de drogas por parte del Reino de Marruecos, así como el empobrecimiento y la exclusión de los jóvenes, su impulso a la inmigración clandestina o su participación en grupos terroristas, según confirman todos los informes internacionales.

Advertisement

9 de abril de 2021

Fuente:  Comunicado oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores de la RASD.

Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software