Los Fujimori y los Uribe por más de dos décadas han estado a la cabeza del neoliberalismo latinoamericano sumándose a Chile, en su implementado modelo del neoliberalismo salvaje. Desde 1990, la familia Fujimori se dio el lujo de destruir la entonces débil democracia de Perú con el viejo “cuento del tío”, de cuando el voto popular esculpía el nuevo liberalismo impuesto por Estados Unidos: so pena de que vendrían “los demonios del Castro-comunismo” que terminarían por destruir el país.

El miedo es el factor más poderoso que tiene la política para engañar a los incautos, quienes siguen creyendo que la democracia representativa no es otra cosa que el sistema político, que garantiza el reinado sin contrapeso de la Banca: en las elecciones los ciudadanos se compran, (si no están dispuestos a venderse, se les amenaza con golpes de Estado, guerras civiles o bien, dictaduras militares).

En Colombia, la mezcla de militares, paramilitares y gamonales, a punta de crímenes horrendos, masacres, detenciones, torturas y desapariciones han logrado, bajo la cabeza de los Uribe, los Duques, los clanes paramilitares y los potentados, han logrado convertir a este país en una finca de criminales, encargados del exterminio de opositores.

Desde el “Bogotazo” del 9 de abril de 1948, pasando por el Acuerdo Constitucional, (1990), el método para seguir manteniendo a Colombia como un cementerio y una colonia servil de Estados Unidos, no ha sido más que la persecución y muerte de ciudadanos por el solo delito de pensar distinto y negarse a aceptar el reinado del asesino, paramilitar y narcotraficante, Álvaro Uribe Vélez, (antioqueño, aliado del narcotraficante Pablo Escobar, con facha de sacristán), quien supo, desde que se desempeñaba como jefe de la Aeronáutica Civil, adueñarse de los cielos colombianos en beneficio del “patrón de padrones”, Pablo Escobar.

Advertisement

La clave del dominio de la democracia bancaria se encuentra en la capacidad de destruir las instituciones que se suponen pilar de la democracia. Uribe, el sacristán degenerado e inmoral, usó muy bien los famosos “falsos positivos” y el miedo al Castro-comunismo para mantenerse en “el poder” hasta hoy, pues nunca se le ocurrió pensar que los jóvenes de “su fundo” algún día gritarían ¡despierta Colombia! El joven de hoy sabe que el neoliberalismo, junto con la pandemia actual del Covid-19, terminará por desaparecer un día no muy lejano. (Los historiadores saben bien que las pestes han tenido como consecuencia cambios radicales, destruyendo los antiguos paradigmas y haciendo aparecer una nueva modernidad: así ocurrió luego de la peste Bubónica, (1750); en el siglo XX, (1918), la Española y, consecuentemente, podemos afirmar que la guerras, las revoluciones y las pestes constituyen los motores de la historia.

En el caso de Perú, los Fujimori  con  diez años de dictadura en que contaban con un Congreso de mayoría absoluta a su favor, y tres segundos lugares en las elecciones presidenciales, (incluido el de este año), y algunas largas estadías en la cárcel, en que la candidata Keiko Fujimori acusada de asociación ilícita, lavado de dinero, y otros delitos, esta vez bajo el lema “el dinero lo compra todo”, no puede soportar el haber perdido la elección frente a un desconocido profesor primario, que representa las provincias aplastadas por la orgullosa Lima virreinal.

A la candidata a la presidencia de la república, Keiko Fujimori, hasta ahora de nada le ha valido la compra de los diarios peruanos de los Miró Quezada, así como el monopolizar a los mercenarios periodistas, a fin de revertir el resultado, que, hasta ahora, le es favorable al candidato Pedro Castillo.

Los asesinos y corruptos Alberto Fujimori y Álvaro Uribe Vélez Uribe recurren al  recurso de difundir el miedo en los ciudadanos, a fin de que su voto no vaya a expulsarlos del poder, sólo que la gente, hoy, ya no cree en los representantes, y sólo es soberana bajo el poder de su propia libertad y voluntad.

Advertisement

Rafael Luis Gumucio Rivas (El Viejo)

18/06/2021

 

Advertisement

Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Historiador y cronista

Related Posts

  1. Neoliberales o lo que “boto la ola “, Los 5 ultimos Presidentes del Peru , estan siendo buscados , juzgados , presos , suicidado uno por corrupto o reo y condenado a 25 años de carcel , como el padre de Keiko Fujimori , por ladron y asesino . La misma Keiko debe ahora ingresar a la carcel mientras es juzgada , tiene meritos como para acompañar a su padre. En el Peru hay otro lote de mafiosos metidos a politicos y con los que el Profesor Pedro Castillo , intentara hacer lo que se pueda . Peru , otro pais que debe salir de la noche neoliberal .

  2. Gino Vallega says:

    Otro glorioso neoliberal ,ladrón ,asesino y a punto de irse a la cárcel , no está en sudamérica ,si no , en medio oriente y su nombre es NETANYAHU.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software