Política Portada

Primarias Apruebo Dignidad: un debate y esperanzas de cambios

El debate de anoche, que muy poco tuvo de discusión en la clásica clave política, y sí de espacio de expresión de los programas de las candidaturas y de la solvencia de los postulantes a las primarias de Apruebo Dignidad, logró su objetivo: interesar a la audiencia. Logró un rating promedio de 14 puntos puntos y un peak de 16 junto con liderar en las redes sociales como trending topic. En la misma escena, 24 horas antes Chile Vamos había logrado solo un once por ciento de la audiencia.

 

Daniel Jadue y Gabriel Boric llegaron al plató de CNN Chile con ciertas diferencias. El alcalde comunista de Recoleta como líder en las encuestas; Boric, como el  diputado del Frente Amplio cuya firma del Acuerdo Nacional del 15 de noviembre del 2019 provocó un quiebre de grandes proporciones en la coalición. La izquierda ni las organizaciones no olvidan ese episodio, que en el debate circuló como un error ya asumido y superado. En los hechos, y así se dijo anoche varias veces más como comentario que afirmación, el proceso constituyente abierto en aquel momento ha llegado a este otro: una convención constituyente llena de expectativas para las aspiraciones del pueblo y candidaturas de izquierda con un portentoso futuro. Jadue y Boric, pese a las diferencias, que son más de forma que de contenidos, defendieron programas articulados sobre las grandes demandas del pueblo movilizado.

Desde la refundación de la policía, la defensa de los derechos humanos, las relaciones internacionales, economía y trabajo, salud, educación, pueblos originarios, fondos de pensiones, por supuesto, pandemia y vivienda ambos candidatos demostraron solidez y solvencia.

Advertisement

El sistema de AFP está acabado. Y lo reiteraron ambos candidatos. El asunto son los fondos individuales, que en los dos programas seguirán en las cuentas personales. Ya lo había dicho Jadue y fue subrayado durante el debate. Boric: los fondos  “son de las personas, no tocaremos un solo peso de esa plata”. Jadue,  “ las AFP no juegan ningún rol en el futuro de Chile, y también que son las personas las dueñas de sus fondos”.

El otro error que carga Boric es su voto a favor a la llamada ley antibarricadas durante el verano del 2020. Ante ello, en un mea culpa, explicó que habían presentado en la Cámara una propuesta para derogarla: “Se ha utilizado de una manera punitiva y con un populismo punitivista”.

El debate fue tema esperado en las redes sociales anoche. En los espacios de la izquierda y también de la Concertación Boric sin duda ganó puntos. Demostró no sólo una solidez temática sino una gran capacidad de articulación discursiva para llevar las demandas sociales al terreno político. Elogios generó en las redes sus últimas palabras dedicadas al pueblo de Chile. El 18 de julio será el verdadero debate. A Jadue le ha salido un competidor.

 

Advertisement

PROGRAMA BORIC

 

´PROGRAMA JADUE

Advertisement

 

 

 

Advertisement

Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

  1. Gino Vallega says:

    El pensar que la ley anti barricadas no iba a ser usada de maner “punitiva” y que el acuerdo de PAZ no era para salvarse y salvar a Piñera y la derecha , demuestra que Boric tarda meses en entender los tetes en que se mete….habrá madurado ? Mientras tanto , ensució la campaña de Karina Oliva y se quedó tan campante.No es agua para mi molino.

  2. Juan Carlos Gómez Leyton says:

    Un mal denominado debate político, sea este clásico o no, lo que se trata de debatir no solo ideas sino también procedimientos de cómo se realizarán determinadas decisiones políticas para dar solución a los diversos problemas que desean enfrentar y, sobre todo, solucionar. El “no debate” tampoco fue útil para que la ciudadanía pudiera calibrar, sopesar, considerar y evaluar cuales son las competencias, habilidades y capacidades técnicas e intelectuales de cada uno de los postulantes para la resolución de conflictos, toma de decisiones, etcétera. Aunque la batería de preguntas planteadas por lxs periodistas no fueron tampoco las mejores ni las más oportunas ni las inteligentes. Típicas y comunes. Para las cuales ya los candidatos tienen respuestas pre establecidas y ensayadas. De ninguna manera sus repuestas fueron “iluminaciones” de un próximo futuro. Deficientes. ambos. Tanto o más como los cuatro candidatos de la derecha que se presentaron en el debate del día lunes. Ninguno tiene la altura ni están preparados ni tienen las capacidades, habilidades ni las competencias para enfrentar los desafíos de un tiempo histórico muy exigente: que requiere una visión compleja de la profunda crisis societal que no es solo de la sociedad chilena sino de la condición civilizatoria en que nos desenvolvemos. Esta problemática no estuvo presente en ninguno de los debates. Solo escuchamos frases comunes, slogans variados para dejar contento a determinadas audiencias. Pero, nada profundo, todo muy superficial y liviano. A ambos les falta madurez política y, sobre todo, experiencia de vida, un acumulado que se logra tras un tiempo relativamente largo. Formación y preparación en muchas dimensiones. Son tocos y básicos. El éxito de uno en el gobierno de una “comuna” no es proyectable para enfrentar, conducir y dirigir a una sociedad compleja, multifacetica y, sobre todo, con actores dotados con “poderes” que no se encuentran en lo comunal. Tampoco, el ejercicio del cargo de diputado, otorga o entrega o forma al “estadista” que se supone que debe ser un presidente. El momento actual exige la presencia de un hombre o mujer que este por sobre la media de lxs políticos que han actuado en la sociedad neoliberal. Una sociedad que tiene la cualidad de ser escasamente exigente. Por eso desde hace algunas décadas predomina la “mediocridad” en ella. Pues, la política al no ser considerada como una actividad necesaria para la sociedad, la misma ciudadanía al abandonarla, la dejo en manos de los mediocres, de los traficantes de la palabra. Los cuales la volvieron una “actividad estéril”, infecunda, vacua, donde se reproducían lxs mismos de siempre. Todos los candidatos que se presentaron ante las pantallas de CNN son la expresión de esa política. Todos, con matices más o menos, anunciaron lo mismo. La continuidad de lo existente con nuevos ropajes. Pero, sin tocar las estructuras del poder real. Supuestamente dos hombres de izquierda, son incapaces de señalar que la única forma de dar solución a la desigualdad y a la pobreza es cambiando de raíz la estructura de la distribución de la riqueza en el país. Donde un porcentaje no superior al 10% de la población acumula y se apropia del 80% o más de la riqueza que produce el 90% restante. Lo cual es vergonzoso que ninguno de los dos candidatos fuera capaz de decirle a lxs chilenos que esa estructura no seguiría existiendo en el país. Cabe señalar que durante 21 años, en cuatro campañas electores (1952, 1958, 1964 y 1970) el compañero presidente Salvador Allende, lo transmitió una y otra vez al pueblo que si llegaba a la presidencia terminaría con esa estructura de injusticia histórica. Y, cómo lo estaba haciendo durante su gobierno entre 1970-1973, lo asesinaron política y humanamente. Esa es una tarea inconclusa que cualquier “políticx” que se diga heredero de su acción política debiera emprender. Ninguno de los candidatos de la izquierda actual: es heredero de él. Luego de 50 años, la izquierda no tiene proyecto de izquierda.

    • Patricio Serendero says:

      De acuerdo con los parámetros exigidos por este comentarista a los candidatos, tendríamos que tener alguien con la sabiduría de Einstein, la ideología de Marx, las habilidades de algún Premio Nobel en Matemáticas y en Economía. Curioso que alguien de la izquierda proponga un superhombre o supermujer como salvador. La Historia la escriben los pueblos, y será este en su conjunto que levante o no un nuevo Chile. Hay que precisamente desmistificar el cargo de Presidente. Lo que se requiere es alguien que además de honesto(a) tenga capacidad de decisión y sobretodo la voluntad política de concretizar los cambios profundos que la sociedad exige. Los conocimientos científicos y técnicos los aportan quienes tienen esas habilidades y calificaciones. De sus propuestas la dirección política escoge los caminos a seguir.

  3. Felipe Portales says:

    Y Boric todavía no se da cuenta -o no quiere darse cuenta- que además de quebrar su partido y el FA; suscribió un acuerdo que deja impedida a la “Convención Constitucional” de aprobar una efectiva nueva Constitución por mayoría. ¡NADA MENOS!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software