Opinión política

Los dos funerales de Allende y los dos Chile de siempre

Hace algunos días se publicó un trabajo del que es autor Jorge Donoso P. en el que relata los dos funerales del extinto Presidente Salvador Allende.  Uno de los principales méritos de esta publicación es que es un relato en primera persona hecho por quien tuvo un rol central en el segundo funeral.

En las palabra finales de su obra el autor revela que se siente orgulloso  por haber participado en una empresa que le hizo justicia a un ex Presidente, quien más allá del juicio que se pueda tener respecto  de su trayectoria y de su gobierno, merecía además de la consideración humana,  la de sepultarlo y despedirlo como  correspondía a su condición de presidente de la república. Por cierto que es un motivo de orgullo el haber sido parte de un propósito tan noble como lo señala el autor.

Desde mi perspectiva lo interesante de este  relato del proceso que hizo posible realizar esta ceremonia, es que  muestra como Chile cobija en su interior dos almas que a veces conviven  de manera silenciosa, ´pero en otras, como es este episodio de la historia lo hace de manera explícita. Esto lo muestra lo que media entre ambas momentos, el de la muerte del ex presidente y el del traslado de sus restos paras situarlo en lugar que le corresponde.

En el primer momento se nos muestra el Chile dominado por la violencia y el odio entre chilenos, el segundo nos muestra el Chile que se reúne y se encuentra en torno a los valores de la paz y la fraternidad. El primer funeral  fue un acto de violencia, el segundo un acto de humanización y de reencuentro.

Advertisement

Las manifestaciones de oposición al traslado de los restos del ex Presidente, proveniente de los mismos sectores que apoyaron el cruento golpe de estado que condujo a la desenlace fatal de la vida del ex mandatario, muestra en el relato como esos sectores no deponen su visión cargada de odiosidad y resentimiento  De igual modo, algo que el pasar de los años  no ha hecho desaparecer de nuestros institutos armados y policiales y que revela el episodio donde funcionarios menores atentan contra el espíritu de la ceremonia de traslado. Ello habla de una cultura  generada al interior de esas  instituciones  que los últimos hechos de violencia en nuestro país muestran que no ha sido superada.

La publicación de este episodio de la historia de Chile, aparece en un momento oportuno.-El  país se acerca a difíciles y complejos instantes e instancias de definición. Las próximas elecciones presidenciales y de representantes legislativos y la aprobación de  una nueva Constitución que resulte del trabajo que realiza la Asamblea constituyente.  Estos momentos se superaran con éxito y entregaran al país un futuro promisorio, solo si se instala un clima como el que presidio el segundo funeral del ex mandatario.

Conozco al autor de este texto. Cultivamos una larga amistad surgida del compartir miradas políticas afines en nuestros años juveniles. Con Jorge libramos hermosas batallas en algunas de las cuales triunfamos y en otras fuñimos derrotados. Vivimos la pena y la angustia de tener que tomar decisiones compartiendo responsabilidades en el Tribunal Supremo de la DC. que implicaron expulsión del Partido a Regidores, alcaldes, diputados y militantes destacados, por no respetar la ética de sus compromisos con la organización o con aliados políticos. . Pero la principal derrota  para mí fue la de no lograr tener la fuerza política al interior para detener la marcha del Parido hacia una fuerte oposición al Gobierno de la UP, que significaría al final sumarse, queriendo o no, al golpe de Estado que rompió la institucionalidad  y tradición democrática  del país  Ante ello abandone el Partido en 1971 Jorge se quedó, pero no me extraño verlo suscribiendo el manifiesto de los 13  militantes DC. contra el Golpe en un momento que hacerlo implicaba poner en riesgo la vida misma.

Hoy con profunda alegría constato que Jorge es el de siempre. No sabía de su rol en el episodio que nos narra en el texto que comento  Pero no me extraña que tenga el coraje de contarlo.  Porque creo que estará siempre y nos encontraremos cuando haya que contar o construir una historia que sirva para que Chile avance a ser un país de paz, más justo, más solidario,  igualitario e inclusivo. Esa es la tares de hoy Gracias Jorge por tu testimonio que ayuda en  esta empresa histórica  en la que espero nos seguiremos encontrando.

Advertisement

 

   Jorge Leiva Cabanillas

 

Advertisement

Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Psicólogo Ph.D.

Related Posts

  1. Los ex DC que reconocen el fracaso del partido al apoyar el golpe militar , los hace más humanos , pero si persistieorn en el partido , al infierno con ellos , palabreja “infierno’ que ellos conocen muy bien por su religión, que inventó el concepto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software