Presidenciales 2021

Los camioneros ladran, Sancho, señal de que avanzamos

Gabriel Boric se subió al caballo y eso nos alegra a todos. Está dando muestras de coraje este joven. Bendito sea dios y la virgen santísima, porque entonces vamos a ir a votar con gusto. A diferencia de otras veces, no será por el menos malo sino por el bueno.

Porque cuando los camioneros se enojan, es porque lo está haciendo bien el candidato  o el Presidente.

El jefe de estos dueños de camiones  se llama Sergio Pérez. Habla de competencia desleal, cuando los camioneros son dueños del transporte y cobran lo que les da la gana. El país no puede estar dependiendo de unos  tipos que paralizan todo cuando se les ocurre.  ¿Que los trenes los pagarán todos los chilenos? Claro que sí, los pagará el gobierno con la plata de todos porque los ferrocarriles son de todos y son el transporte más limpio, más barato y más seguro, el  que se usa en todos los países desarrollados.

Defender a los camiones es como decir ¿Para qué queremos el Metro que lo pagan todos los chilenos y no todos lo usamos? Vamos a seguir viajando en las micros privadas, que es lo mejor. O decir: ¿Para qué queremos hospitales públicos que los pagan todos los chilenos? Mejor puros hospitales privados, que los paguen los enfermos, eso es lo justo porque los sanos no tenemos nada que ver en eso.

Advertisement
 Los camioneros son gente de armas tomar,  acordémonos de lo que hicieron en tiempos de Salvador Allende. Era octubre de 1972 y declararon un paro indefinido. Se concentraron todos los camiones en el pueblo El Monte, muy cerca de Santiago, obstruyeron la carretera y no se les podía mover porque les sacaron piezas a sus vehículos. El jefe de estos mafiosos se llamaba Leon Vilarin.
Se trataba de que no hubiera distribución de mercaderías, sobre todo agrícolas, que venían de los campos a Santiago y otras ciudades. O sea, querían  ganarle al pueblo por hambre  y  derribar al gobierno legal. La CIA les pagaba cinco dólares diarios por cada camión detenido, que en esa época era mucho.
Diversos gremios patronales los apoyaron. También El Mercurio y su cadena de diarios. La locomoción particular de pasajeros en Santiago y otras ciudades, se sumó al paro.
¿Pero qué paso? Que el pueblo de Chile se puso en marcha y superó ese paro sedicioso. Cada persona decente que tenía un auto llevaba a otros. En las fábricas se sacaron los camiones que había para transportar mercaderías, y se veía en Santiago  a camiones repletos de obreros que iban a su trabajo para defender a su gobierno y que no se paralizara el país.  Los que no tenían algún medio de locomoción, bicicleta u otro, caminaban. Sí, caminaban y caminaban durante horas hasta llegar a su fábrica. Se organizaron las Juntas de Abastecimientos y Precios -JAP-para distribuir equitativamente las mercaderías que se obtenían. En suma, el pueblo trabajador se movilizó y la derecha fascista no pudo parar al país.
Sólo lo lograron después, pero tuvieron que usar aviones bombarderos y tanques contra blancos civiles y un pueblo desarmado, pero eso ya es harina de otro costal.

Ahora, en el gobierno de Boric, las cosas van a ser distintas. Los camioneros y la derecha no tienen el poder que tenían. El pueblo ha adquirido experiencia y sabe muy bien lo que hay que hacer. El señor Sergio Pérez, transmitiendo ¿desde dónde? Desde La Moneda,  algo risible, no va a lograr nada. Vamos a tener más trenes de pasajeros y de carga y los camioneros verán que los camiones y los trenes son compatibles. Y seremos un país mejor.

Por Margarita Labarca Goddard

Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software